30 abr. 2013

Los Positivos, sin más... por Camino Sayago

Foto: Ursi Santos
Rescatamos un artículo escrito recientemente por Camino Sayago para la web www.tamtampress.es, en referencia al grupo de rock más importante que se mantiene en pie desde 1986, y con motivo del pasado concierto que ofrecieron en Marzo, en la sala Molly Malone de su ciudad de origen, León. Nuestro reconocimiento desde Nuevaola80 también para ellos:

El grupo de rock pop más longevo en activo de León vuelve a la carga. El próximo 10 de marzo Los Positivos se subirán al escenario del Molly Malone para presentar su nuevo repertorio y la nueva formación, a la que regresa Toñín Capricho después de 25 años. La buena factura de su música y sobre todo la experiencia de sus integrantes, con muchas horas a sus espaldas, garantizan una potente velada. Y lucirán sus nuevas canciones como si fuera ayer.

Desde que se formó en 1986, Los Positivos no han parado de hacer música y de tocar en un sinfín de escenarios con el incombustible Manu Ortega al frente, el único miembro que se ha mantenido desde entonces. Con el paso de los años han ido renovando la formación. Inicialmente estuvo integrada por Manu Ortega, Toño Olivera, Nacho Espadas y Toño Segura, más conocido como Toño Cardiaco, como colaborador. Posteriormente a Nacho Espadas, perteneciente a la primera hornada, le sustituyeron varios guitarristas y finalmente su hermano Nino Espadas, que ya lleva 15 años en el grupo; Jose Antonio Qinteiro, “Quim”, fue el último en incorporarse. El regreso de Toñín Capricho a Los Positivos supone, en palabras del alma mater del grupo Manu, “un soplo de aire fresco y una inyección de entusiasmo y aporte creativo”. Para Toñín la continuidad de Los Positivos es lo que más le ha sorprendido después de 25 años; “para mí ha sido muy emocionante encontrarme de nuevo con el grupo. Lo que me ha vuelto a enganchar ha sido el entusiasmo de mis tres compañeros. Me asombra que después de tantos años tengan las mismas ganas. La presión a la que estamos sometidos día a día te da pie para crear y, desde luego, la edad no es, en nuestro caso, una razón para abandonar la música sino todo lo contrario: todo fluye por si solo”.

Atrás quedan varios singles de vinilo y temas sueltos en recopilaciones, además de cinco CD,s de tres canciones autoeditados. “Desde 1986 hasta ahora hemos editado dos recopilatorios en los que aparecemos, tres discos de vinilo con tres canciones cada uno, y entre ellos el famoso Piel de Ángel que se pinchó a nivel nacional y que trataba sobre una frustración amorosa con una diecisieteañera. Otro hit fue Mojado, que se adentraba en la aventura existencial de los mejicanos que cruzan la frontera a Estados Unidos. Y después hemos autoeditado varios CD,s con tres canciones de los que hemos hecho tiradas muy cortas para vender en los conciertos. Hay otros 4 CD. De modo que se puede hablar de nueve referencias discográficas”, aclara Manu.

En 1995 tras varios cambios en la formación, Los Positivos se convierten en Más Positivos. A esta etapa pertenecen distintas adaptaciones de clásicos del rock como I’m a Man de Spencer Davis Group.

En este 2013 su sonido continúa en la misma línea, música contundente y divertida. “No ha cambiado la idea inicial del grupo, el tipo de música que hacemos es la misma, seguimos haciendo pop rock en español. Lo que ha mejorado son nuestras habilidades como músicos, como compositores y sobre todo como personas, ya que hemos ido creciendo y haciéndonos mayores. Pero el principal objetivo de hacer canciones está claro, divertir y divertirse. Somos semi profesionales, no vivimos de la música. Y esta particularidad es una ventaja porque no tenemos ninguna obligación con nadie a la hora de hacer música o elegir temas, hacemos lo que nos gusta”.

En esta etapa actual los arreglos están más cuidados, las canciones más mimadas, con más detalles, y el repertorio aporta nuevos matices. Se introducen órganos hammond y en algún tema sintetizadores de forma puntual. “Es pop rock al 50%, con la diferencia de que en la época en la que estuvo colaborando en las composiciones Toñin Cardiaco fue más rock, y en la actual con Toñín Capricho es más pop”. Insisten en que la esencia es la misma y lo que único que difiere de aquellos años de efervescencia de los ochenta reside en los métodos de grabación y en la competencia: “Ahora es mucho más fácil, con tu ordenador te puedes hacer tus maquetas y luego acudir a un estudio. Por otro lado hay más competencia, hay muchos más grupos, a lo mejor pasan de 150 en estos momentos. En aquella época jugabas con la novedoso, casi fuimos pioneros y además nos lo hacíamos nosotros mismos”.

Nunca han tenido la tentación de cantar en ingles, “mi inglés es muy básico y no me atrevo”, confiesa Manu que añade como curiosidad que si han hecho algunos temas instrumentales. “En casi todas las épocas hemos incorporado un tema instrumental, nos encantan”. Pegados a los mismos patrones, Manu se encarga del bajo y la voz principal, Nino de la guitarra y los coros, Kim de la batería y Toñin de los teclados y, esporádicamente, de algún tema de guitarra. Las letras corren a cargo de Manu, aunque en la nueva andadura Nino aporta su granito de arena.

Ayer y hoy

Kike Cardiaco les dio la oportunidad en 1986 de grabar un LP, bajo el título de Pigs conexión, en el que se recopilaba el trabajo de lo que se hacía en León en aquellos años. Deicidas, Abogado del Diablo, Compañía La Banana y ellos mismos arrancaban con mucho frescor y perdían por primera vez el miedo a los estudios y a los directos que vinieron a continuación; “hemos hecho bolos en pueblos en los que tocabas en escenarios poco apropiados e incluso sin escenario, en la cárcel, en las fiestas de León y en colegios. Solo nos importaba tocar y divertirnos”.

Ahora el pasado es pasado y la situación actual es difícil, no encuentran apoyo institucional, pero no les importa y, en las salas que actúan suelen ir a taquilla, pero lo afrontan con mucha seguridad y mucho entusiasmo. En la cita de Molly Malone, el próximo día 10 de marzo, van a tocar dieciocho temas, “que es lo que nos ha dado tiempo a preparar, porque han sido muy pocos días de ensayo”. Entre ellos hay cuatro temas nuevos que desplegarán a lo largo de, mas o menos, una hora de concierto. Aseguran, tanto Manu como Toñín, que en el repertorio de esta ocasión han intentado realizar una simbiosis de temas recuperados de la primera etapa y los temas inéditos de reciente factura. En ellos vuelcan lo que les motiva e interesa: experiencias y vivencias de la vida cotidiana, así como acontecimientos de la actualidad. Temas antiguos como Distorsión social y En el infierno con letra de Agustín García Calvo, ya aluden a ello. El amor, el sexo y la muerte bordean todas sus canciones, son la savia de la que se nutre todo su repertorio. Entre los temas que van a presentar se encuentran Semillas, Síntomas de vivir, Amor añejo, que aborda el amor y el sexo en la tercera edad y Hoy no me levanto yo, una adaptación de la versión original del cantautor libertario ya fallecido Chicho Sánchez Ferlosio.

Influencias

En una ciudad en la que la mayoría de los grupos se adscriben al rock, la huella de Los Cardiacos ha quedado inevitablemente impresa en su música. Pero sus influencias abarcan un abanico mucho más amplio. Desde los primeros grupos del rock español, como Los Salvajes y Lon Star, a bandas de los 80 y 90 como Los Enemigos, Lagartija Nick o los Del Tonos a los grandes del rock&roll como Link Wnay y otros, como Los Ramones, Flaco Jiménez e incluso otros grupos entroncados con la música electrónica como Devo y Kraftwerck. “Tuvimos una etapa de homenaje a Devo, que denominamos Devo Positivos en la que utilizábamos un sonido diferente. Nos encantan y no desechamos ningún tipo de tendencia dentro del ámbito del rock o del pop”, explica Manu Ortega. Toñín Capricho, por su parte, detalla que “en mi anterior etapa de León antes de irme a Madrid, trabajaba con máquinas y no tuve la oportunidad de hacer electrónica porque nadie en esta ciudad se decantaba por este sonido. Me marche de León en el 89 y en aquel momento solo había bandas de rock. Luego cuando regresé, una década después, ya había algún grupo que programaba bases, como es el caso de Galáctica o Electroboy”.

Proyecto inmediato

Ahora tienen un pequeño proyecto en cartera, quieren editar, con Toño Caminero, guitarrista, cantante y profesor de la Escuela Municipal de Música, un CD single con tres canciones nuevas. La idea es que tenga una tirada pequeña, presentarlo en público y regalarlo con la entrada. Incluye canciones de la primera formación con Toño Cardiaco y temas de la nueva, con Toñín Capricho. Y entre ellas se encuentra la versión de Chicho Sánchez Ferlosio “Hoy no me levanto yo”. Manu Ortega comenta que Amancio Prada también ha hecho un disco recopilatorio de este autor; “incluye la misma canción que nosotros hemos elegido. Nosotros hemos hecho una adaptación en plan rockero, porque era una canción protesta sobre las mil y una excusas para pasarse un día entero en la cama”.

Lo que está claro es que Los Positivos siguen en forma y conservan después de tantos años el nombre original. “Tenemos las mismas ganas que cuando empezamos, estamos a gusto y puede haber una continuidad como grupo. Habíamos pensado en cambiarnos de nombre, sobre todo al haber cambios en la formación. Pero lo hemos descartado. Es música positiva y es difícil cambiar, seria un error dejar el nombre atrás, pocos grupos han durado tantos años”.

[Fuente con enlace original: Camino Sayago, www.tamtampress.es]

No hay comentarios:

Publicar un comentario