17 nov. 2019

Hacer de la tristeza un octavo arte. Veinte años sin Enrique Urquijo

No he podido evitar, a la hora de escribir unas líneas sugeridas acerca de Enrique Urquijo (más concretamente por la efeméride de los 20 años de su fallecimiento) y a modo de cabecera, rememorar brevemente mi situación emocional y cotidiana en el momento del óbito.

Recién divorciado, aquel 17 de Noviembre de 1999, tomé un bus en la Estación Sur de Madrid que me llevaría a dejarme un ápice de mi economía en joyas de vinilo que a buen seguro me encontraría en la Fira del Disc que, creo recordar, se celebró, en aquella ocasión, en la estación del Nord de Barcelona. Instintivamente y en previsión del largo y agotador viaje, compré el diario El País en el puesto de prensa que había en la estación y sin mirar tan siquiera los titulares, lo metí en la mochila. Me acomodé en mi asiento y, tras comprobar y maldecir el haber olvidado el discman que por aquel entonces me solía acompañar en los viajes, decidí ponerme a devorar el periódico sin llegar a sospechar que me iba a encontrar con una de las noticias luctuosas que, salvo las relativas a desgracias propiamente familiares, mayor impacto me ha causado en mi vida: la muerte de Enrique Urquijo. No creo que existan los adjetivos suficientes para describir como me quedé, tanto, que ni fuí capaz no solo leer los (mínimos) detalles que desgranaba la terrible noticia sino de seguir hojeando, cabe decir, además, que yo no atravesaba el mejor momento de mi existencia. Inmediatamente y mirando fijamente el horizonte que permitía la Nacional II, entoné mentalmente una a una las canciones que interpretó junto a su grupo paralelo Los Problemas en un mítico concierto en la sala Woody que tuve la suerte de disfrutar unos meses antes de su muerte, lo cual no hizo sino agravar mis ánimos, de tal modo que llegué a la estación de Sants como un zombie, la suerte que tuve es que nadie me esperaba, quedando mi estado en el más absoluto anonimato.

Para la mayoría de la gente, prensa amarillista incluída, se había ido un precursor de la movida madrileña, un tipo depresivo y toxicómano que tenía un grupo que se llamaba Los Secretos pero para mí se había ido un cómplice de correrías emocionales, sobre todo las que tienen que ver con la melancolía , un genio inigualable que sabía utilizar como nadie las palabras precisas para plasmar en sus canciones el desamor más tóxico y hacer de la tristeza un octavo arte.

Como metáfora alegórica, la mítica frase de la canción de Gardel " ... veinte años no es nada" está genial pero lo cierto es que dos décadas son tiempo más que suficiente para poner las cosas, aunque sea de forma parcial, en su sitio, a Enrique le llueven los homenajes, se le reconoce su talento y no se recurre, como referencia, a esgrimir ni sus adicciones ni su lado oscuro pero quizá lo más importante, y ya hablo a nivel social, es que, en tiempos de impersonalidad y nihilismo absolutos, se acepta, incluso por las nuevas generaciones, la hipersensibilidad como una opción atractiva a la hora de escuchar música sin tener por ello que esperar a sufrir ningún tipo de bajón anímico y, por supuesto, sin caer en ese espíritu crítico que en este país se utiliza con ligereza.

Como no podía ser de otra forma, al fin y al cabo soy un humanoide con tintes de normalidad, tengo, para terminar, que recurrir al tópico de "nos quedan sus canciones" ... cierto es, desde luego, que "Tu tristeza", "Hoy la vi", "Buena chica", "La calle del olvido", "Pero a tu lado", "Volver a ser un niño" o "Colgado" (por citar las primeras que me vienen a la cabeza pero bien podrían ser una veintena), incluso alguna versión que se atrevió a hacer suya con Los Problemas (devastadoras "El hospital" y "María la portuguesa"), forman parte de la memoria colectiva de la música ligera española y es un privilegio tenerlas siempre a mano pero siempre me quedará, y es algo que me corroe, la desazón de no poder haber disfrutado más tiempo de la evolución personal y musical de Enrique Urquijo, de saber de que manera hubieran encajado su espíritu lánguido y taciturno en estos tiempos en los que, la masa media tiene motivos más que suficientes para la pesadumbre y debería, más que nunca, remover su interior ayudándose de sus (poco convencionales) canciones.



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

'La cara infame del poder', tercer adelanto de lo nuevo de Brighton 64

Según nota de prensa de Bcore Discos:

Nuevo avance del álbum que los barceloneses Brighton 64 que lanzarán el próximo 13 de diciembre. 

Siguiendo la senda marcada por 'Juez y parte' y 'El estado de la nación', 'La cara infame del poder' es una muestra intensa y combativa del nuevo repertorio de la banda, una crítica a la manipulación de las palabras, una defensa de la libertad del individuo frente a la “libertad” pregonada por las estructuras de poder. Más música para la resistencia.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

16 nov. 2019

Bargueño incluye a Luz Casal, Mikel Erentxun o Carlos Goñi en su revisión de 'Enrique Urquijo. Adiós tristeza'

Al menos dos generaciones de aficionados a la música en España llevan las canciones de Enrique Urquijo prendidas en el alma. Cosidas a conciencia, con hilo de cobre, pues veinte años después del fallecimiento del inolvidable músico siguen formando parte de sus vidas. Cautivó con una voz torturada, melodías infecciosas y letras de trago amargo, tan exacerbadamente honestas que el oyente reconocía en ellas sus propios momentos de flaqueza. Creador infatigable, lideró dos grupos (Los Secretos, gran institución del pop-rock español, y en sus últimos años, paralelamente, Los Problemas), y abarcó un buen número de estilos musicales, del power pop al country-rock, de las rancheras al folk, por citar solo algunos. Pero no todo fueron luces en su carrera; extremadamente sensible y frágil, transitó el lado oscuro. Su muerte en noviembre de 1999 (con 39 años) lo elevó a mito.

Publicada originalmente en 2005, Enrique Urquijo. Adiós tristeza ha sido unánimemente aclamada con la más ambiciosa biografía escrita en nuestro país sobre un músico de rock. A través de los testimonios de un centenar de entrevistados (músicos como Joaquín Sabina, Quique González o Jackson Browne; sus padres y hermanos, amigos, profesores, novias, ejecutivos discográficos, representantes, médicos), Miguel Ángel Bargueño traza un completísimo retrato de Enrique —y, a la postre, de una época—, convirtiendo su novelesca historia en un vertiginoso relato que no esconde los momentos difíciles pero tampoco los antepone al minucioso análisis de su obra.

Coincidiendo con el vigésimo aniversario de la muerte de Enrique Urquijo, el autor ha revisado y ampliado el libro con nuevas entrevistas a Fito Cabrales (Fito & Fitipaldis), Eva Amaral, Luz Casal, Mikel Erentxun, Carlos Goñi (Revólver), Pau Donés (Jarabe de Palo) y Anni B. Sweet.

[Fuente: planetadelibros.com]

12 nov. 2019

Entrevistamos a Beatriz Alonso Aranzábal: "Quería transmitir la emoción que vivimos muchos jóvenes durante la Transición"

Entrevistamos a Beatriz Alonso Aranzábal, la que fuera teclista de Los Monaguillosh, quien en 2015 dirigió el documental ‘De un tiempo libre a esta parte’, un compendio de entrevistas a diferentes figuras de lo que se conoció como la nueva ola en el ámbito madrileño que después derivó en la consabida movida madrileña. Anécdotas, vivencias, mucha memorabilia y, sobre todo, una recolección impresionante de fotos.

Para empezar, pregunta obligada ¿Qué te movió a realizar ‘De un un tiempo libre a esta parte’?

Beatriz Alonso: Las nuevas tecnologías del siglo XXI facilitaron el reencuentro virtual de mucha gente que vivimos el surgimiento de la Movida. Me preguntaba cómo estarían esas personas, si la música formaría parte aún de sus vidas y cómo recordaban esa adolescencia musical. Por otro lado quería transmitir la emoción que vivimos muchos jóvenes durante la Transición, con sensaciones de libertad que nos movieron a ser creativos, ocurrentes y atrevidos.

En el documental aparece gente que no suele ser asidua de este tipo de metrajes, tales como Marta Cervera (Aviador Dro), Arturo Lanz (Esplendor Geométrico), Clara Morán (Oviformia SCI) o Rep (Alphaville) ¿Por qué estos y no otros?

BA: Precisamente porque no quería que siempre hablaran los mismos. Quería aportar la visión de otras personas que estuvieron en primera línea pero que solían quedar a la sombra en detrimento de los cantantes de los grupos: aparecen bajistas, guitarristas, bateristas, coristas, teclistas… Y por supuesto quería que aparecieran también las mujeres, que formamos parte de todo aquellos a la par y sin complejos. Hombres y mujeres vivimos la movida en igualdad de condiciones.

Después de 4 años, ¿Cómo resumirías el resultado de la cinta (ventas, aceptación, repercusión,…)?

BA: La difusión es lenta porque depende solo de mí , pero es muy satisfactoria porque su visionado siempre sorprende y agrada. El dvd se vende a cuentagotas, pero sigue teniendo demanda. Resulta de especial interés para jóvenes que descubren otra visión de aquella época y para quienes lo vivieron, porque pueden rememorar música y fotografías que han trascendido menos, pero han sido igualmente importantes. Es un documento importante para conocer testimonios de primera mano de quienes vivieron aquella época, con honestidad y huyendo de la pose o vanagloria.

Hablemos de Los Monaguillosh. En el documental se habla de tu incorporación como teclista al grupo, cuando pasas de fan a miembro ¿Cómo fue todo aquello?

BA: Sería muy largo contarlo aquí, y precisamente se lo conté al periodista y escritor Pablo Martinez Vaquero que acaba de publicar un libro imprescindible para conocer de cerca, con el rigor que aportan los propios protagonistas, las principales bandas de afterpunk en España, incluidos los Monaguillosh: NegrOscuro (Milenio, 2019). Brevemente te diré que en el 82 me incorporé al grupo, y que fue en ese año cuando se estableció la formación definitiva que grabó los discos y tuvo varias apariciones en la televisión y la radio.

Los Monaguillosh con considerados, en determinadas ocasiones, como grupo de culto. Temas como ‘Voces en la jungla’ o ‘Prisma de ágatas’ han quedado en la memoria colectiva de gran parte de vuestra generación, ¿Cómo puede ser esto posible con tan sólo un Ep publicado?

BA: Fueron un Ep y un single, y también circulan las canciones que tocamos en directo en programas de televisión como Musical Express, La Edad de Oro, o en Don Domingo de RNE. Estas canciones tenían una alta densidad sonora (a pesar de la precariedad de los estudios de grabación que tuvimos) y eran una apuesta intensa y emocional que conquistaron muchos adeptos.

Después de Monaguillosh, algunos de tus compañeros siguieron vinculados a la música, aunque digamos que tímidamente. En tu caso, ¿Cuáles fueron tu siguientes pasos?

BA: Durante un tiempo estuve componiendo sola, intenté formar un grupo y soñaba con hacer bandas sonoras para el cine. Mi timidez e inseguridad fueron superiores a mis fuerzas y terminé abandonando todo cuando, una vez terminada la carrera de Psicología, empecé a trabajar con un horario laboral de 9 a 6. Ahí se acabó la vida, digamos, bohemia.

Recientemente has sido incluida en la XIV edición de los Premios PopEye de Plasencia que gestiona Juan Pedro González Bonilla. Explícanos los detalles de tu participación en tan importante evento.

BA: La proyección del documental “De un tiempo a esta parte”, del que soy guionista, directora y productora, ha formado parte de las actividades previas a la XIV Gala de entrega de Premios. Tuvo lugar en la librería La Puerta de Tannhauser de Plasencia, un lugar rico en actividades culturales, y al acabar me agradó que muchos jóvenes se acercaran a decirme que les había aportado una visión de la Movida que no conocían.

Da la impresión, después de ver el documental, que ‘De un tiempo libre a esta parte’ te deja con ganas de más. ¿Habrá segunda parte?

BA: No me lo he planteado, de momento, porque el esfuerzo económico y personal no lo puedo emprender ahora. Estoy centrada en mi primera novela, un thriller psicológico, y en mi segundo libro de microrrelatos, buscando editorial. Me encantaría afrontar un nuevo reto audiovisual, pero tengo que cerrar estos “capítulos” que acabo de mencionar.

Gracias Beatriz por tu tiempo, y mucha suerte.

Gracias por tu apoyo y ayudar a la difusión de “De un tiempo libre a esta parte” (2015).
Web: https://bealaran.wixsite.com/deuntiempolibre
Filmin: https://www.filmin.es/pelicula/de-un-tiempo-libre-a-esta-parte
Trailer: https://youtu.be/tygDzaqED0E
Sobre mí: https://www.cartas-sin-sellos.com/

DVD 'De un tiempo libre a esta parte' a la venta por tan sólo 12 euros, gastos de envío incluidos.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

11 nov. 2019

Rehenes lanzan 'Arañazos bajo la piel'

Ya está en la calle "Arañazos bajo la piel" el segundo largo de los balagarienses Rehenes.

Gestado entre 2017 y 2019 en el estudio "El Zulo" de Almacelles, el disco está compuesto por 11 canciones, una de ellas por primera vez en catalán, firmadas por Antonio Guillen Pedra, voz, guitarra acústica y líder de la banda.

11 temas que tienen el rock como denominador común, pero muy distintos entre ellos, con sus diferentes matices y su carácter particular. La paleta de Antonio se va enriqueciendo y explora nuevos terrenos llegando a lugares por los que todavía no habían pisado.

Un disco para escuchar con calma, disfrutar con las letras y apreciar todas los arreglos y detalles que, además de los Rehenes habituales: Miquel Juárez (bajo y coros), Xavi Monge (teclados), Edu Castillo (guitaras y coros), Txabi Ábrego (guitarras, mandolina y percusiones) y Txer (batería), grabaron Jordi Gaison (armónica en Equilibristas"); Carles Castells, Ignasi Guillén, Jaume Sanchís, Joan Casañas, Sergi Quintana (vientos en "Sé que voy a encontrarte"); Alba Muñoz, Carol Vidal, Marta Rafel, Tui Higgins (coros en "El cielo de marte"), Francisco Javier Reyes Peña (viola en "Eternos y salvajes"), Guillermo Berlanga (pedal steel en "Arañazos bajo al piel") y Tui Higgins (coros y voz solista en "Cielo gris").

El pasado 8 de septiembre lo presentaban en la Festa Major de Balaguer. Allí en un concierto de poco menos de una hora desgranaron casi todo el repertorio del nuevo trabajo y recordaron uno de los temas de su anterior larga duración.

Tracklist:

01. Equilibristas
02. En el desierto
03. Después del incendio
04. Arañazos bajo la piel
05. Sé que voy a encontrarte
06. El cielo de marte
07. Piezas de ajedrez
08. No surt el sol a tot arreu
09. Cielo gris
10. La distancia
11. Eternos y salvajes

[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

10 nov. 2019

'Mi tiempo señorías...' nuevo álbum en directo de Rosendo

Ya gozando, desde hace algún tiempo, de su retiro de los escenarios, el artista de Carabanchel Rosendo Mercado anuncia la edición de un nuevo doble compacto en directo, el correspondiente a su última gira que, además, es título del producto: 'Mi tiempo señorías...'. No faltan temas de su más clásico repertorio como 'Maneras de vivir', 'Agradecido' o 'Loco por incordiar'.

El concierto que aporta en esta ocasión es el celebrado en el WiZink Center de Madrid el 20 de diciembre de 2018. Presentado en doble CD y vinilo, con DVD y libro profusamente ilustrado de casi 300 páginas. Verá la luz el 29 de noviembre.

Tracklist:

CD1
01. Aguanta el tipo
02. Por meter entre mis cosas la nariz
03. Cada día
04. Muela la muela
05. Cosita
06. El ganador
07. No dudaría
08. Cúrame de espantos
09. No son gigantes
10. Mala vida
11. ...Y dale!

CD2
01. Soy
02. Amaina tempestad
03. Vergüenza torera
04. El tren
05. Flojos de pantalón
06. Masculino singular
07. Pan de higo
08. Navegando
09. Agradecido
10. Loco por incordiar
11. Maneras de vivir
12. ...Qué desilusión!

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

'Futuro perfecto' disco de Aviador Dro por su 40 años

Xoel López, Olaya Predayes y Guille Mostaza son los tres invitados en este disco conmemorativo a una de las bandas más logevos del panorama musical español. Y es que El Aviador Dro y Sus Obreros Especializados cumplen 40 añós, cuatro décadas en las que siempre han estado Servando Carballar y Marta Cervera moviendo los hilos de su singular proyecto.

Como nota de prensa o, en este caso, como les gusta a ellos "manifiesto de presentación", Biovac N (Servando Carballar) ha presentado el disco de la siguiente manera:

El tiempo NO existe: Es una entelequia, una sensación, una distorsión humana de la REALIDAD cuántica subyacente.
Algunos creerán que EL AVIADOR DRO empezó hace 40 años. 40 ciclos solares. Otros pensarán que fuimos pioneros haciendo POP electrónico, que inventamos la palabra TECNO-POP, que, inspirados por bandas como KRAFTWERK, DEVO o THE RESIDENTS, comenzamos una andadura defendiendo a través del Punk electrónico la idea de que la Ciencia y la Tecnología podían ser Revolucionarias.
Si rebuscáis podréis creer que en los 80s hablábamos del final de la Unión soviética, de que la Red Mundial de Datos proporcionaría una base de datos musical instantánea universal, de que las fuerzas del pasado permanecerían arrastrando al progreso CON CRÉDITOS, MERCADOS Y DESIGUALDAD.
Nada de esto es cierto.
Lo que se hizo entonces SE HACE AHORA. TODO es un continuo.
NUNCA dejamos, ni dejaremos de hacer aquello y lo que haremos. Estamos allí y acá. Permanecemos. La historia fluye como un rio y nuestro pasado es el FUTURO PERFECTO.
Ahora lanzamos 10 propuestas sónicas basadas en canciones que creéis haber conocido por un efecto redundante de vuestros cerebros. Da igual que se consideren éxitos del pasado, canciones de culto o nuevos temas: Lo importante es que sean relevantes y aporten algo más al sistema.
Han colaborado, colaborarán con nosotros, estimados mutantes invitados como David KANO (Cycle), Luis G Morais (L Kan), Olaya Axolotes, Xoel Lopez o Guille Mostaza. En realidad estaban siempre allí, a nuestro lado. Los recordareis y permanecerán. Podréis repasar títulos como Amor Industrial, Programa en Espiral o Nuclear Si, por supuesto.
Se escribieron en el Big Bang. Estaban en ese pulso inflacionista que llenó el universo de planetas y energía oscura. Y ahora siguen con nosotros. Viajando hacia adelante y siguiendo las leyes de la termodinámica.
Estáis invitados a compartirlo. A desmenuzarlo y lanzarlo a las nubes digitales.
Todo permanece. Disfrutadlo.

'Amor industrial' es el tema elegido como adelanto del disco, en el que figura David Kano de Cycle, como productor musical. La fecha de lanzamiento de 'Futuro perfecto. Diez canciones imprescindibles para la vida sistematizada'', que aparecerá en formato Cd, vinilo y digital, está prevista para el 29 de noviembre de este 2019.

Tracklist:

01. Amor Industrial 4.0
02. Selector de Frecuencias 4.0 (con Xoel Lopez)
03. Programa en Espiral 4.0 (con Olaya Pedrayes)
04. La TV es nutritiva 4.0
05. Baila la Guerra 4.0 (con Guille Mostaza)
06. La Chica de plexiglás 2019
07. Laser 2019
08. Obsesión 2019
09. Hazme tu androide 2019
10. Nuclear si, por supuesto 2019

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Doble disco tributo a Joaquín Sabina y gira conjunta con Serrat

Al igual que con 'Hijos del Mediterráneo', disco tributo a Joan Manuel Serrat, el próximo 13 de diciembre verá la luz 'Ni tan joven ni tan viejo', un doble compacto en homenaje a Joaquín Sabina, un trabajo conjunto entre Sony Music y Warner Music Spain.

En 'Ni tan joven ni tan viejo' participarán un importante elenco de artistas que rendirán el merecido reconocimiento a la ya larga carrera del "Flaco de Úbeda". Entre ellos destacan Coque Malla, Manolo García, Enrique Bunbury, Mikel Erentxun, Alejo Stivel o Los Rodríguez.

Como adelanto ha aparecido el inmortal tema de Sabina, 'Y nos dieron las diez', con presencia de Melendi, Rozalén, Fito Cabrales, Zahara, Coque Malla, Funambulista, Ismael Serrano, Rubén Pozo, Carlos Sadness, Macaco, Lichis, Andrés Suárez, Alejo Stivel, Mara Barros y Travis Birds.

Paralelamente se ha anunciado un concierto en Madrid de Serrat & Sabina en el marco de la gira "No hay dos sin tres", que arrancó en el Movistar Arena de Buenos Aires. Después visitarán Paraguay, Uruguay, México, y Costa Rica hasta ofrecer un total de 17 shows. En la capital de España estarán el próximo 20 de enero en el WiZink Center.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

9 nov. 2019

Se cumplen 20 años de la muerte de Enrique Urquijo

Su música sigue viva, y su recuerdo también. Han pasado 20 años desde que un 17 de noviembre de 1999 se encontró muerto a Enrique Urquijo en un portal del barrio madrileño de Malasaña. Y el dolor de su ausencia sigue escociendo. A su entorno, a sus fans, y a sus compañeros. Así lo ha comprobado Miguel Bargueño, autor del libro 'Enrique Urquijo. Adiós tristeza'.

Bargueño acaba de reeditar, actualizado y ampliado, su libro publicado en 2005. Ahora incluye un repaso de estas dos décadas sin Urquijo y entrevistas con otros músicos que, de un modo u otro, se sienten influidos por él. "Era necesario hacer un epílogo. Han pasado 20 años y quería contar qué ha pasado con la música de Enrique, cómo ha influido, cómo le recuerdan sus compañeros de profesión", cuenta Bargueño.

Contar por ejemplo que en este tiempo de ausencia, Los Secretos, el primer grupo de Urquijo liderado ahora por su hermano Álvaro, han tocado incluso en el Teatro Real. Que se han ido de gira por Latinoamérica, que han sacado cinco discos de estudio, pero que siguen echando de menos a Enrique. No hay concierto en el que no les pidan 'Déjame', esa canción que es ya el lema de toda una generación y que a Enrique, su compositor, no le acababa de gustar.

En este tiempo su figura ha seguido creciendo, tal y como suele pasar con las leyendas. Se han celebrado conciertos homenajes, discos tributos, versiones de sus canciones. "Era muy respetado por sus compañeros de profesión. Lo sigue siendo", dice Bargueño, quien ha entrevistado para ampliar su libro a Luz Casal, Fito Cabrales, Eva Amaral, Carlos Goñi, Mikel Erentxun...

"Todos destacan la sencillez con la que trasmitía lo que sentía, cómo lograba expresar con palabras sencillas sentimientos que el oyente indentificaba como suyos", cuenta Bargueño. Era el don de Enrique. Lograba trasmitir. Y eso no es tan fácil. Sus compañeros también destacan su voz. Una voz singular, reconocible. "Sin ser virtuosa, tenía una forma de cantar que trasmitía", comenta Miguel Ángel Bargueño. "Siempre me llamó la atención su fragilidad al cantar y su tierno semblante", le cuenta Luz Casal al periodista. Una fragilidad que en cierto modo era real. No solo las drogas marcaron su vida, Enrique era una persona sensible, con tendencia a la depresión.

Urquijo fue un icono de la movida madrileña. Y en cierto sentido su superviviente. Siguió siendo quien era, un músico de sentimientos, sin dejarse arrastrar por las modas. Con personalidad sacó 15 discos con Los Secretos y dos con Los Problemas. Hasta que un día se perdió por Madrid. Tardaron dos días en saber dónde estaba. Lo encontraron muerto por sobredosis en el portal número 23 de la calle Espíritu Santo del barrio madrileño de Malasaña. Tenía 39 años.

"Solamente él sabe que pasaron esos dos días que estuvo perdido", comenta Bargueño que en la primera versión del libro cuenta con detalle cómo "el timbrazo del teléfono" sobresaltó a la compañera del cantante Pía Minchot, 23 años entonces. La llamaba Manuel Notario, el representante del artista, "Me han llamado de DRO (la discográfica) Enrique ha muerto", le dijo. "Por más que se tratara de una muerte anunciada todos aquellos que habían sentido aprecio por la obra de Enrique sufrieron un gran impacto", cuenta Bargueño en su libro. Entre ellos Joaquín Sabina quien no ha vuelto a escuchar un disco de Los Secretos y quien, según se cuenta en el libro, no pudo evitar llorar cuando escuchó en una cafetería, tres días después de la muerte de Urquijo, una de sus canciones. "Carajo, me entró una llorera", cuenta Sabina.

El 17 de noviembre un concierto homenaje con Los Secretos y artistas invitados (como Miguel Ríos, Amaral, Alejo Stivel o Mikel Erentxun entre otros) le recordará a lo grande en el Wizink Center de Madrid, un centro con un aforo de unos 17.000 espectadores.

El 16 de noviembre también se le recordará con música, pero en una sala pequeña, de las que le gustaban. En el café concierto el Rincón de Arte Nuevo, donde tantas veces tocó con su segundo grupo Los Problemas. Allí 70 personas compartirán sus canciones con artistas invitados. Y se presentará 'Enrique Urquijo. Adiós tristeza'. El retrato más personal del cantante de Los Secretos, según reza la nota de prensa de la editorial. El libro de testimonio del periodista Miguel Ángel Bargueño, que vuelve a publicar para que sus fans de entonces y ahora, no olviden quién fue el cantante de los sentimientos.

[Fuente: Elisa Albacete para niusdiario.es -Enlace original-]

6 nov. 2019

'El vaivén de las olas', casi 20 años de Javier Ojeda

Altafonte lanza un doble disco recopilatorio firmado por el malagueño Javier Ojeda (Danza Invisible) en el que afronta su etapa musical más "crooner", la comprendida entre 2000 y 2019 en lo que respecta a su creación artística en solitario.

El título del disco es 'El vaivén de las olas. Lo mejor 2000-2019', tal y como se titulaba la canción del segundo single de 'Polo Sur' (Dro Atlantic, 2006) y está plagado de numerosas remezclas (Alejandro Seoane, Joven Isaac, Nacho Serrano, Manolo Toro,...) y algunas colaboraciones (Chucho Valdés, Irene Lombard, Celia Flores, y, por suspuesto, Danza Invisible). El disco está dividido en dos partes, 'Composiciones originales' y 'Versiones'.

Verá la luz el próximo 6 de diciembre.

Tracklist:


CD1. Composiciones originales
01. El vaivén de las olas
02. Idea (con Irene Lombard)
03. Soy cobarde  (con Celia Flores)
04. Frío en mi corazón (con Danza Invisible)
05. Las palabras solo son palabras  (con Susana Alva-Joven Isaac remix 2004)
06. ¿Cuánto, cuánto?  (con Danza Invisible-Alejandro Seoane remix 2006)
07. Pero ahora…  (con Danza Invisible-Alejandro Seoane remix 2004)
08. Sin aliento (directo 2009)
09. Oiga camarero
10. Agua sin sueño (directo 2012)
11. Hambre de ti (Joven Isaac remix 2006)
12. Echa a volar
13. Espuelas (directo 2009)
14. Hora de empezar
15. Sabor de amor (directo 2019)
16. Besos al aire
17. Pegado a tu cuerpo (Nacho Serrano remix 2013)
18. Apasionado

CD2. Versiones
01. Menta y limón (con Danza Invisible)
02. El vino se acabó  
03.  Camino verde (con Chucho Valdés e invitados-remezcla Manolo Toro)
04. No quiero bailar (con Danza Invisible-remezcla Manolo Toro)
05. Amante a la antigua (remezcla Dani Pineda)
06. Bautízame en champán
07. Mientras que el cuerpo aguante (remezcla Dani Pineda)
08. Carnaval toda la vida (remezcla Manolo Toro)
09. Seguir viviendo sin tu amor (remezcla Dani Pineda)
10. Kokomo (remezcla Dani Pineda)
11. De qué manera te olvido (remezcla Manolo Toro)
12. Lágrimas
13. En la soledad
14. Viento pasajero
15. Licor de lilas
16. Mamá
17. Mientras estás ausente
18. Tu cabeza en mi hombro

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

5 nov. 2019

Sony anuncia la edición de nuevo material de Los Rebeldes

Los Rebeldes la gran banda icono del rock español durante 4 décadas, son un retrato de la escena musical española desde el cambio generacional de mitad de los 70 con la llegada del punk y el neorockabilly hasta la actualidad, siendo un ejemplo de longevidad musical. Son 40 años que se cumplen este 2019 del nacimiento del grupo barcelonés liderado por Carlos Segarra, cuatro décadas de rock and roll, pero sobre todo de buenas canciones, tan buenas que ya son auténticos himnos para varias generaciones. Una efeméride así merecía una gran celebración.

El 15 de noviembre, Los Rebeldes estrenan Corazón de Rock and Roll, un proyecto conmemorativo de su 40 aniversario con vocación de bucear en sus archivos más íntimos para encontrar perlas de una carrera extraordinaria. Porque Corazón de Rock and Roll, es un doble CD con una selección de sus mejores clásicos aderezados con unos cuantos inéditos, como "Tequila", "Great balls of fire" y "Ardiente amor", pero también es una caja con 6 de sus álbumes más representativos, a los que se añade un séptimo con Perdidos en el estudio y Noches de acción, dos antologías de demos, versiones alternativas, ensayos y directos.

La caja conmemorativa recupera sus álbumes Rebeldes con causa (1986), Más allá del bien y del mal (1998), En cuerpo y alma (1990), Tiempos de rocanrol (1991), La rosa y la cruz (1993) y Carne para tiburones (1997). O lo que es lo mismo, seis discos del periodo 86-97, sin duda el más fructífero de la banda barcelonesa. A eso se añade Perdidos en el estudio, compuesto por 21 temas rescatados por Jaime Stinus. Ahí aparecen demos de éxitos como "No me gusta trabajar", "Noche de acción" o "Colgados en la carretera". También hay tomas descartadas de "Waiting for Valerie" o "Rock and roll". Y ensayos básicos de "Ardiente amor", "Un español en Nueva York", "Mía" o "Mediterráneo". Se completa del trabajo con Noches de acción, 13 directos grabados entre 1992 y 1995 con lo mejor de la banda barcelonesa: de "Mediterráneo" a "Mescalina", pasando por "La rosa y la cruz", "Eres especial", "Bajo la luz de la luna" o "Vestida de azul", pero también con versiones del clásicos del rock como "Roadhouse blues", "All shook up", "Stand by me" o "Great balls of fire".

Para acompañar tan selecto contenido, la caja incluye un libreto con una buena cantidad de fotografías, las letras de todos los temas, las portadas y un texto escrito por Carlos Segarra para la ocasión:

"Todos nuestros discos son una fotografía personal y musical de como nos sentimos en esos momentos, y, sin quererlo, siendo testigos y actores a la vez de los cambios vivenciales, políticos y musicales de un país que paso de la (casi) nada al (casi) todo, con lo bueno y lo malo que ello acarrea a una nación adolescente", escribe el líder rebelde.

Porque, en efecto, España transitó de la casi nada al casi todo en aquellos años, y en lo musical, en esa transición fueron mucho más que testigos: desempeñaron un papel fundamental.

Relata también el compositor y guitarrista que, "si los éxitos de Rebeldes se sucedieron, se debió en parte al talento y en parte al orgullo y empatía de un par de generaciones, no solo con su música, sino también con unas letras que no eran tan inocentes como algunos presumían". Y tanto que no eran. " Hemos perdido todos algo por el camino, seguro que sí... Pero no podrán romper nuestro Corazón de Rock and Roll", concluye Segarra en referencia a la canción del álbum Más allá del bien y del mal que da título a la caja, y en referencia también a la actitud que les ha hecho formidables.

Es su forma de conmemorar aquel acontecimiento de 1979, cuando Carlos fundaba Los Rebeldes. Era, pese a su juventud, un habitual de la escena musical barcelonesa, en la que se había hecho popular con sus versiones de Chuck Berry, Credence Clearwater Revival, The Beatles, Bob Dylan y sobre todo, Eddie Cochran, a menudo junto a su amigo y "manager" Loquillo.

Al año siguiente grabarían su primer álbum, Cerveza, chicas y... Rockabilly!, que saldría publicado en 1981. Era el inicio de algo muy grande, algo que sigue vivo 40 años después, como lo demuestras las docenas de conciertos que siguen ofreciendo cuatro décadas más tarde.

... Son los latidos de aquellos que por mucho tiempo que pase siguen teniendo un auténtico corazón de rock and roll.

Tracklist:

CD1
01. Rock del Hombre Lobo
02. Mi pequeña Marilyn
03. Cerveza, chicas y Rockabilly!
04. El loco de la autopista
05. Carolina
06. Demasiado whisky
07. Esto es rocanrol
08. Harley 66
09. Esa manera de andar
10. Noche de acción (demo)
11. Quiero ser una estrella
12. Eres especial
13. Mescalina (directo)
14. No me gusta trabajar
15. Esto no es Hawai (directo)
16. La ciudad donde nací (directo)
17. Mediterráneo
18. Bajo la luz de la luna
19. Mi generación
20. Un español en Nueva York

CD2
01. Vestida de azul
02. Corazón de Rock and Roll
03. Mía
04. Días de lluvia
05. Rebeca
06. La noche es larga
07. Tiempos de Rock & Roll
08. Las reinas
09. Immabelle
10. Ella quiere más
11. Las dos caras de la moneda
12. La rosa y la cruz
13. Rock & Roll
14. Tequila (versión alternativa)
15. Great balls of fire (directo)
16. Ardiente amor (ensayos Básicamente)
17. La ley del más fuerte (directo)
18. Gaia (directo)
19. El último surf
20. Billy LaRocca

[Fuente: Sony Music -Enlace original-]

4 nov. 2019

Luís Lapuente publica 'Conversaciones con Gonzalo García Pelayo. Nostalgia del futuro'

Luis Lapuente conversa con Gonzalo García Pelayo para repasar su extraordinaria experiencia vital: estuvo en la prehistoria del rock andaluz, fue periodista en radio y televisión, fundó la discográfica Gong, produjo a Triana (y a decenas de grupos y solistas), trabajó en la industria musical, se dedicó al juego y nunca ha abandonado la dirección cinematográfica. Toda una leyenda de la música y la cultura españolas.

La increíble historia de Gonzalo García Pelayo empieza hacia el final de los años sesenta en un pequeño pub de Sevilla (Dom Gonzalo), donde un puñado de músicos ansiosos por fusionar el rock con la idiosincrasia andaluza se mezclan con los jóvenes políticos del nuevo PSOE llamados a protagonizar la transición a la democracia. Por allí pasan Felipe González y Gualberto, Alfonso Guerra y el malogrado Julio Matito, Amparo Rubiales y Henrik Michael. Allí se gestan las primeras, legendarias, grabaciones de Smash y allí arranca la carrera pública (artística, empresarial, lúdica y cuantos adjetivos quiera uno adjudicarle) de Gonzalo García Pelayo, el auténtico factótum del sello Gong, una de las iniciativas editoriales más insólitas, ambiciosas y fértiles de la historia del pop español.

Antes de su aventura como productor discográfico (artífice de los primeros discos de Triana y figura esencial del rock andaluz), Gonzalo había creado y dirigido la primera emisora musical (Radio Popular FM) con personalidad y criterio de nuestra historia, y después consolidó su carrera como director de cine y su reputación como jugador profesional.

Muchas vidas en una sola, tan fértil como fascinante, que el propio García Pelayo ha rememorado, desde su niñez hasta ahora, a lo largo de muchas horas de conversaciones con Luis Lapuente plasmadas en este libro. Muchas vidas, en fin, que se resumen en una idea central que ha vertebrado todos sus actos: nunca mirar hacia el pasado, nostalgia solo del futuro.

Luis Lapuente (Madrid, 1957) es médico y periodista musical. Ha colaborado en las revistas Boogie, Ruta 66, Factory, Soul Nation, Efe Eme, Zona de Obras y Guía de las Otras Músicas, y escribe regularmente en Rockdelux, El Mundo-La Luna de Metrópoli, Enlace Funk y Cuadernos Efe Eme. Ha trabajado en Radio 1 (El archivo de Luis Lapuente, en el programa Buenos días, y El compás de 2x4 en El Navegador, de 2004 a 2007) y mantiene sendos programas en Radio 5 (Píntalo de negro: el soul y sus historias) y en Radio 3 (Sonideros, desde 2008). Fue productor y compilador (con José A. Castillo y Asier Bergaretxe) de la serie de antologías de jazz y funk Afrodisia, editadas por Nuevos Medios en cuatro volúmenes. Es autor de tres enciclopedias sobre la música soul: Historia-Guía del Soul (Guía de la Música, 1995), Los grandes del Soul (Altaya, 1996), El mapa del Soul (Efe Eme, 2005). Ha escrito también una biografía de Jerry Lee Lewis (Júcar, 1992) y otra de Elvis Costello (Efe Eme, 2006). Sus anteriores libros son El muelle de la bahía. Una historia del soul (Efe Eme, 2015) e Historia de la música disco (Efe Eme, 2017).

[Fuente: efeeme.com]

2 nov. 2019

Rescate a gran escala de las maquetas del Microestudio valenciano

¿El Microestudio?... Efectivamente, pasen y vean. Valencia se caracterizó por ser un icono de la música fabricada en este país durante la década de los años 80. Cuna del tecno nacional, refugio de bandas oscuras, fortaleza de grupos pop, rock, punk y, poco tiempo después, por no decir en paralelo, circuito de la ruta del bakalao en el que florecían un sinfín de fiestas inagotables. Hubo infinidad de salas y garitos que se convirtieron en lugares de paso imprescindibles para una generación que vivió intensamente una época que les marcó: Espiral, Pachá, Planta Baja, Chocolate, Gasolinera, Barraca, ...

Quizás esta sea la parte de la historia más reconocible, pero hubo un lugar en concreto, que trascendió tanto por su masiva producción musical, como por lo íntimo de su existencia. Recóndito, casi escondido, fue lugar de peregrinación para muchas bandas que no se conformaban con pasar del local de ensayo al olvido, que querían legar aquello que estaban haciendo, dejar constacia audible de lo que estaban pergeñando. Situado en el centro la capital ché, el Microestudio se ubicaba en el noveno piso de un edificio a pocos metros de la mota del Turia.

El Microestudio nació del empeño de su fundador, Ramón Gilabert, por dar a conocer las creaciones que constantemente surgían en su zona, en Valencia, y de paso apoyarlos en la realización del instrumento básico de propaganda musical, del único producto que les podía servir para que se escucharan tanto en el ámbito local como allende tierras albuferenses: la maqueta. Pronto, ya entrados en el 84, Ramón se hizo acompañar por los hermanos Navalón, Juan y Santi, y se pusieron en marcha.

Aquellas grabaciones, aquellas cassettes, se distribuían por emisoras de radio, casas de discos, conciertos, garitos por doquier y, en algunos casos, llegaban a manos de algún ávido representante que dudaba entre guardarlas en un montón o darles el brillo que, con suerte, un disco prometía. Tamaña empresa era el gran objetivo final, publicar un disco. Era pasar de la nada al todo. Catapultarse. Algunos lo consiguieron, otros muchos no. Pero las grabaciones quedaron.

Muchos años después, nuestros intrépidos protagonistas del Microestudio de Valencia deciden desempolvar aquellas viejas cassettes y comienzan a darles visibilidad. Primero crean un canal de Youtube, algo impensable en tiempos analógicos, pero que hoy en día permite a golpe de click escuchar cualquier cosa al momento. Inmediatez. Después de llenar de contenidos sonoros su espacio virtual, ahora dan un paso más y han preparado una extensa recopilación de una gran parte de lo que formó la escudería de grupos valencianos que por allí se pasaron.

Nada menos que 6 cassettes, como no podía ser de otra manera, presentadas en una elegante caja de cartón, ahora le dicen "box set", con un libreto que permite visualizar la enorme extensión de lo que su trabajo representó para aquellas bandas que buscaban materializar su esfuerzo creativo. Presentadas con ingeniosos nombres ('Cata Plasma', 'Cata Clismo', 'Cata Tónica', 'Cata Roja'...), cada artefacto viene repleto de melodías generadas a ambas caras de la cinta. Además de los recopilatorios, míticos en los círculos más avezados ('Radio On' y 'Tape Peace'), infinidad de grupos de la provincia se dan cita en a lo largo y ancho de sus pistas magnéticas: Interterror, Combo Potombo, Seguridad Social, Scooters, Alarma Rosa, Diagonal, Cinema, Europa, Gabotti, Última Emoción, Tripp, Extrema Cordialidad Homicida, CODA, Fanzine, Armas Blancas, Dalilas, Madame, Avenida Gamma, Ambar Glass, Jah Macetas, Blue Moon, ADN, Inhibidos Quizás?, Sade, Julio Bustamante, ... Aunque también desfilaron por su original 8 pistas otras formaciones de la provincia vecina, Alicante: Morticia y Los Decrépitos, Café Grecó, Garage, Muy Frágil, ...

El precio de esta singular recopilación es de 30 euros más gastos de envío, con el valor añadido que, en cada caja, vendrá un código de descarga de todos los ficheros contenidos en formato WAV. Coleccionistas, curiosos o público en general tienen a su alcance un documento sonoro único en su especie. Recomendado por Nuevaola80.

Tracklist:

Cinta 1. Cara A. Cata Ártica
01. Introducción. Europa
02. Calle sin salida. Peligro Inminente
03. Dónde estás?. Combo Potombo
04. Espejismo oriental. Pronóstico Reservado
05. Los gatos. Cinema
06. Geyperman. Nicaraguanimanagua
07. Efluvios. Diagonal
08. Todo de Taiwan. Morticia y Los Decrépitos
09. Amor no es sólo amar. Replicantes
10. Cada día. Tripp
11. Que me rasquen!. Blowdels
12. Esa luz. Suplemento Semanal
13. Heavy metal. Gabotti
14. Máquinas románticas. Última Emoción

Cinta 1. Cara B. Cata Astral
01. Enigmas del futuro. Estructura Móvil
02. Intentaré buscarte. Cinema
03. Paraíso infernal. Tránsito
04. La humanidad. Soporte Vital
05. El espectador. Extrema Cordialidad Homicida
06. Hei tú!. MOM
07. El rostro más agresivo. CODA
08. Antisocial. Interterror
09. Mata a un jubilado. Seguridad Social
10. No sé por qué. Valium 10
11. Expresión lenta. Avenida Gamma
12. La última noche. Garage
13. Toma anfetas!. Scooters

Cinta 2. Cara A. Cata Clismo
01. Placer. Anónimos
02. Suicídate!. Interterror
03. He perdido mi sueño. Armas Blancas
04. Paredes de papel. Sentido Común
05. Eres tan fría!. Pronóstico Reservado
06. Capital vital. Kristal
07. Ls cosas fueron mal. Tripp
08. Ponte en mi lugar. Seguridad Social
09. Música para androides, mutantes, niños y perros. Proceso Inverso
10. Síndrome mongol. Valium 10
11. La ejecución. Regimiento Spansuls
12. Llegas tarde. Fanzine
13. No tan rápido!. Arpía
14. Esquizofrenia. Diagonal
15. Verbena inhumana. Los Inhumanos
16. Petete. Los Incompatibles
17. Suicidio. La Destilería
18. Sólo un paso más. Vida Privada
19. Vecino cochino. Ganímedes
20. Cyborg. Madame

Cinta 2. Cara B. Cata D'Or
01. Archiduquesa. Madame
02. Facies marinas. Incompatibles
03. Negras sensaciones. Cobro Revertido
04. Piano blanco. Combo Potombo
05. Un día en la lejía. ADN
06. El chaterrero de la calle 22. Muy Frágil
07. Bella reina. Dalilas
08. El patio. Anónimos
09. Administradores del ocio. Replicantes
10. El asesino sin cabeza. Peligro Inminente
11. Azafata de Iberia. Sade
12. Totus Tuus. La Destilería
13. Estratos. Alarma Rosa
14. Qui vol al Peace Corps?. CME & Pep Laguarda
15. Buscando a Rosita. Orquesta Amores

Cinta 3. Cara A. Cata Dura
01. Aquellos tiempos pasados. Lapsus
02. Guerrero colonial. Esmalte Sintético
03. Cuerdas de acero. Volumen
04. Mi chica es un ciempiés. Melchor & Sade
05. Fantasía sin color. Algebra
06. Viento del infierno. Café Grecó
07. Algo pasa en mi cabeza. Seguridad Social
08. Vicios modernos. Morticia y Los Decrépitos
09. Sentimientos de color. Sentido Común
10. Hey despierta!. Alarma Rosa
11. No pensar. Cinema
12. Paso a paso. Ambar Glass
13. Vacaciones en el campo de exterminio. Regimiento Spansuls

Cinta 3. Cara B. Cata Lejos
01. Locuras ordinarias. Garage
02. Evos y tinieblas. Adress
03. Soy pobre, muy pobre. Combo Potombo
04. València hui. CME
05. La ventana. Pabellón C
06. Gentilezas publicitarias. Kristal
07. 0-3-9-6. Gabotti
08. Sueños en la oscuridad. Pronóstico Reservado
09. Julio Fari y sus macetas (Dub). Jah Macetas
10. No queda nadie. Fanzine
11. Límite de velocidad. ADN
12. Zombie. Morticia y Los Decrépitos
13. El perdedor. Blue Moon

Cinta 4. Cara A. Cata Lítica
01. Discurso de la reina de Inglaterra. Interterror
02. Party. Elevados
03. Haciendo surf en Marte. Regimiento Spansuls
04. Las jirafas. Replicantes
05. El mercenario. Bergen-Belsen
06. Enojado. Inhibidos Quizás?
07. Tránsito. Garage
08. ST-RO-6. Normativa Vigente
09. Las chicas de la casa de la playa. Melchor & Julio Bustamente
10. Si bello es. CMD
11. Uruguay. Café Grecó
12. El fuego de la noche. Combo Potombo
13. Cuestiones eléctricas. Arpía
14. Te has equivocado. Rafa Villalba

Cinta 4. Cara B. Cata Logos
01. Chiquetere rap. Rafa Villalba
02. El filósofo. Jah Macetas
03. No me da igual. Karkunda
04. Textos sin corrección. Inhibidos Quizás?
05. Fuga de noche. Octubre
06. Hija mía. Los Dos
07. Chocho loco. Extasis
08. Nada de ti. Press
09. Asco y dolor. CODA
10. Chicas de Valencia. Scooters
11. Peces de colores. Suplemento Semanal
12. Héroes prefabricados. Europa
13. Los héroes están cansados. Interterror
14. Nada que ocultar. Vida Privada
15. Desgrenyada/La moto. MOM

Cinta 5. Cara A. Cata Plasma
01. El maquetó. CME
02. Cetme please!. Divina Comedia
03. Fuerza mental. Stocks
04. Nastic. Adress
05. Nichos sencillos colectivos. Sade
06. Háblame de París. Quebrada
07. Vivir en paz. Mármol
08. Corre. Al Fondo a la Izquierda
09. No olvides a los demás. Ganímedes
10. Mi mercería. Combo Potombo
11. Pequeño Judas. Press
12. La leyenda. CODA
13. No nades en la acera. Derecho a la Pereza
14. Hollywood. Diagonal

Cinta 5. Cara B. Cata Roja
01. El mercado de Ganza. Alarma Rosa
02. La sirena final. Tripp
03. París. Garage
04. Seré tu fantasma. Armas Blancas
05. Sorpresas en el barrio. Regimiento Spansuls
06. Rosas rojas en mayo. Bergen-Belsen
07. Amor en la mani. Peligro Inminente
08. La espuma de los días. Última Emoción
09. Mi almohada está preñada. Seguridad Social
10. Funky on the night. Sade
11. Esa sensación. Bowdels
12. Amanece en la exposición. Derecho a la Pereza
13. Alimentación deficiente. Incompatibles
14. Marcelo. Nicaraguanimanagua
15. Owased. Adress

Cinta 6. Cara A. Cata Tónica
01. Morir en un rincón. Gabotti
02. Extraña chica. Sade
03. Congo. Dalilas
04. La fiesta. Blue Moon
05. Nada. Jah Macetas
06. El verso. Ambar Glass
07. Margaret. Elevados
08. Ansia. CODA
09. El enano saltarín. Combo Potombo
10. Escenas en el desierto. Pabellón C
11. Aprender a rodar. Inhibidos Quizás?
12. El estrangulador de Ruzafa. ADN
13. La última jugada. Fanzine

Cinta 6. Cara B. Bonus Cata
01. Mother's medley (I). CMD
02. Valencia hoy. CMD
03. Melodías apetitosas (I). CMD
04. Caroline. CMD
05. París after the sun. CMD
06. Melodías apetitosas (II) . CMD
07. Si bello es. CMD
08. Melodías apetetisos (III). CMD
09. Christine. CMD
10. Amsterdam's hill. CMD
11. Mothers medley (II). CMD

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

PVP presenta nuevo tema: 'Que os den'

Uno de los grupos bandera del punk-rock estatal fueron, sin duda, los madrileños PVP, que popularizaran allá por los tiempos de la movida madrileña aquel magnífico tema 'El coche de la plas', aunque en su repertorio no faltaban otros muchos trallazos de capital importancia para el género.

Después de volver a encaramarse a los escenarios, ya hace unos años, ahora presentan un nuevo tema que será el pistorletazo de salida a su nueva andadura con el sello Snap!! Records. Se trata de 'Que os den'. Será el próximo 4 de noviembre y lleva aparejado nuevo video-clip.

El grupo ahora lo forman dos de sus miembros fundadores, Juanjo Valmorisco (voz y guitarra) y Jesús Amodia (guitarra) que completan con nada menos que Manolo Uvi (bajo) y Rafa Ppm Le Doc (batería).

El nuevo álbum de PVP verá la luz el próximo año, pero de momento ya podemos saborear este 'Que os den'... a partir del 4 noviembre.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

'El gran Mercader del Rock & Roll'

El documental 'El gran mercader del rock'n'roll' recorre la trayectoria del promotor que en los años 70 abrió España a las giras de los grandes artistas incluyendo testimonios de amigos como Sting, Iggy Pop y Patti Smith.

En cierto momento del documental vemos una vieja foto en blanco y negro con el niño Gay mirando al fotógrafo como diciéndole “¿y tú ahora qué quieres?”, temprano retrato psicológico que el Gay adulto reconoce: ya en su infancia, desliza, había comenzado a sospechar que “el mundo exigía pelearse”. Y así, batallando, pero también haciendo grandes amigos, experimentándolo todo y trabajando a tumba abierta se convertiría Gay Mercader en el hombre que abriría España al movimiento cultural más poderoso del siglo XX, la revolución del rock’n’roll, en directo y pillando a muchos de los iconos en su momento álgido.

Todo ello queda reflejado con detalle y destellos de humor seco, cómo si no tratándose de Gay, en el documental ‘El gran mercader del rock and roll’, de Montse Mompó y Pilar Ruiz Cruz, estrenado este viernes en el festival In-Edit y que se emitirá el 1 de diciembre en el espacio ‘Imprescindibles’, de La 2. Un recorrido por su vida que alterna destellos del pasado, de su crianza en un París ‘vip’ a su empleo juvenil en la tienda barcelonesa de Toni Miró (donde, según el diseñador, “aprendió a vender”), con la mirada a su presente, incluyendo la esfera más privada en su mansión del Gironès. Y las palabras amables de estrellas con las que arrastra décadas de complicidades: Sting, Iggy Pop, Patti Smith. Con otro indispensable colega, Keith Richards, no se pudo cerrar la participación porque estaba envuelto en una de sus giras con los Stones.

[Fuente: elperiodico.com -Enlace original-]

23 oct. 2019

Alex Cooper, punto final a la era pop

En las próximas semanas Alejandro Díez bajará el telón de su carrera musical tras más de treinta años surcando las olas del universo pop. Tres décadas capitaneando proyectos como Ópera Prima, Los Flechazos y Cooper con los que agitó las cabezas y los cimientos de nuestra cultura, a través de aventuras de toda índole que siempre presentó con afabilidad, una sonrisa y el convencimiento de estar haciendo lo correcto para el mantenimiento de una forma de vida que vive una vez terminan los tres minutos de una canción.

Agitador y dueño de una capacidad innata para dibujar maravillosos pildorazos pop, desde primera hora Alex brindó la oportunidad a la gente de El Giradiscos de ir más allá. Nos dejó trascender la cara reconocible del artista, permitiéndonos primero entrevistarle, cuando nadie nos hacía ni caso, para brindarnos a posteriori su amistad, ayuda desinteresada y muchas horas de contenido extramusical que nos hicieron no solo admirar al creador, sino también al divulgador y a la persona.

Ahora en pleno uso de facultades y en envidiable estado de formar decide parar, buscar nuevos cauces de expresión, que van más allá de la música, para embarcarse en nuevas y estimulantes batallas que seguro nos seguirán deparando buenos momentos en su compañía.

Hoy le entrevistamos, a sabiendas de que con su marcha se lleva un pedacito de historia de nuestra web, para repasar su extensa trayectoria, sus pensamientos y las motivaciones que le llevan a parar, mientras observamos su elegancia y amor por la música por última vez en activo. Sirva como nuestro sentido y sincero homenaje. Gracias por todo, Alex.

Vamos a comenzar por el principio. ¿Cuál es tu primer recuerdo musical?

Alex: El primer recuerdo musical no es mío, la verdad que me lo han contado. Me dicen que cuando era pequeño iba en la sillita cantando la banda sonora de “Un Hombre y Una Mujer”. Ya ves Nouvelle Vague he sido un tío cool desde niño. Luego recuerdo cantar con mi madre un canon vasco que se hacía a dos voces. Quizás de lo que más constancia tengo es de escuchar mucha música en la tele, recuerdo ver a Suzi Quatro. Luego resultó que mi primo tenía sus discos. Obligué a mi madre a ir a una tienda en Palencia y comprarme uno. La verdad que no recuerdo si lo compré o me regalaron. Siendo niños, mis hermanos y yo hacíamos colección de discos. Cuando íbamos a Francia nos compraban un disco a cada uno de nosotros, recuerdo comprar cosas de Boney M, Abba y las canciones de los discos que salían en Eurovisión. También recuerdo mucho escuchar a Los Rubettes, que eran una banda inglesa que salía mucho en la televisión de Francia. Esos son mis recuerdos antes de escuchar música con perspectiva preadolescente.

¿Qué te impulso a comenzar a tocar un instrumento?

Alex: El comenzar a tocar vino mucho más tarde. Mi madre me enseñó algunos acordes de los que ella sabía. Lo que ocurre es que ella era más de rondallas y de la tuna, mientras que yo desde los cuatro años oía pop. En la casa a la que vinimos a vivir a Madrid con doce años había una guitarra, ahí fue donde comencé a tocar. Hubo un momento clave en el segundo año de vivir en Madrid. En la casa alquilada a la que nos cambiamos dejaron dos discos olvidados, uno de Cat Steven y la banda sonora de de “Jesucristo Superstar”. Ahí descubrí que se podía tocar y cantar a la vez, algo similar me ocurrió con Simon and Garfunkel. También aquí, en el centro de Madrid, cerca del congreso, había una tienda de instrumentos donde me compraron un libro en el que venían los acordes de las canciones de Los Beatles. En un principio quería ser batería, todos queríamos ser quien tocaba el “My Sharona” de The Knack, pero gracias a ese libro me fui a la guitarra. La verdad es que con trece años me cambió la vida. Fue una suerte.

A lo largo de la conversación están apareciendo muchos cambios de ciudad y ambientes distintos.

Alex: Yo nací en Alicante pero a los tres meses nos fuimos a San Sebastián, donde estuve hasta los doce. Luego bailamos de Madrid a San Sebastian varias veces. Y en primero de B.U.P., me fui a León. Mi padre no se adaptó a vivir aquí. Lo que ocurre es que E.T.A. amenazó a mis familiares por el tema del impuesto revolucionario. Fueron años muy convulsos. Yo tenía amigos en todos los lados. En Madrid iba al colegio de El Pilar, donde ya había gente con pintas. No sé si eran mods pero las pintas las tenían. En aquel momento la música era una cosa muy de críos. Personalmente creo que en los setenta y ochenta, fue la etapa en que más vivía la música. Todo el mundo hablaba de Nacha Pop, aquí fue también donde descrubrí a The Specials y Madness. Creo que en León amplifiqué mucho todo aquel universo, allí ya me fui sintiendo mod. Estamos hablando del año 1981, donde yo no me enteraba mucho del tema, aunque estaba todo en el ambiente. Había muchos hermanos mayores y bandas que tocaban las canciones de Los Secretos. Me acuerdo que veía mucho el Musical Express y en Madrid viví el nacimiento de las bandas en las radios comerciales. Fue el momento en que todo hizo boom. Conocí a Los Cardíacos y a Las Chinas, gracias a “El Gran Musical” de Pepe Cañavera. En “Aplauso” salía Menta y Los Zombies. Todo eso lo viví a caballo entre Madrid y León.

¿Cómo era León musicalmente hablando durante tus años de adolescencia?

Alex: León tenía mucha escena por aquel entonces, buen realmente todos los sitios la tenían. En un primer momento mis intereses en León también se encaminaban al baloncesto aunque ocurrió algo curioso. En una revista que era el “Nuevo Basket” salió un reportaje sobre El Pilar y sus equipos en el que aparecía con mi antiguo equipo. Los de allí me cogieron manía y me hicieron la vida imposible. Me vine abajo y no soporte la presión. Mandé a tomar por culo el baloncesto y me agarré a la guitarra cosa que me salvó la vida. En León encontré discos sobre historia del rock y había un gran ambiente. Existían muchos programas de radios locales que escuchaba. Había conciertos en una sala llamada la Mandrágora. Con quince años tocaron allí los Secretos en un concierto al que me dejaron ir. Iba a ir con un amigo, pero en un momento dado él pasó de ir. Me acerqué a la disco yo solo, pero en la puerta vi a un grupo de chicas mayores, muy guapas, y me volví a casa sin ver a Los Secretos. Me volvían locos, pero no me atreví a entrar. Años más adelante tocamos “Ráfagas” y hasta grabamos “Niño Mimado” para que veas cómo son las cosas. En León teníamos la suerte de tener a Los Cardiacos y a Way. Había una columna musical muy chula. En definitiva, había ambiente. Por aquel entonces ya era consciente de que había muchos conciertos en aquella época. Meses más tarde acabé viendo A La Mode, a Nacha Pop con “Más números Otras letras” y a Glutamato Ye-Yé. No vi a Parálisis Permanente en el que fue su último concierto en la ciudad. Aunque sí vi a Seres Vacíos y también a Gabinete Caligari. También a Radio Futura con las míticas pintas que llevaba Enrique Sierra y con Santiago Auserón de marinero, cosa que me dejó flipado. E incluso años más tarde vi a La Polla Records.

¿Qué fue primero el amor a la música o al movimiento mod?

Alex: El amor a la música fue lo primero. Yo llevaba el pelo como Depeche Mode y Yazoo, que era la banda de Vince Clarke, que había estado en Depeche Mode como compositor. Un tío que me encantaba al le gustaban Simon and Garfunkel, algo que me hizo ilusión leerle en una entrevista. Ya tenía pintas de moderno en aquella época. Me hice mod porque me llamó la atención, por los Jam. Me resultaban familiares. Y sobre todo porque era un inconsciente. Mi pregunta es cómo con 16 años abrazas un ideario con pasión sin conocerlo enn vez de hacer otras cosas. Me dediqué a convencer a todo el mundo de que debía ser mod. Yo venía de una familia católica, era de la Real Sociedad, tenía otros intereses. Me creía a pies juntillas lo que escucha de los mods, lo que me enseñaban Brighton 64 y Los Elegantes. Aquello de una explosión juvenil fue mi credo. Fue más mi credo que el suyo. Creo que lo he llevado hasta las últimas consecuencias sin saber porqué. Debe ser que cuando hago algo, lo hago hasta el final y bien.

Tu primera banda conocida fue Ópera Prima. ¿Hubo algo antes de aquello? ¿Qué experiencia y qué valoración haces tras tantos años de lo que viviste con ellos?

Alex: Antes monté una banda llamada FBI con un compañero que tocaba un casio, Alberto Modino, mientras yo tocaba una guitarra eléctrica con la que hacía canciones muy en la onda de Los Aristogatos, una banda que había conocido en San Sebastián en la que tocaba Mikel Erentxun. Era de mi colegio en el que coincidí en clase con Andoni Erentxun, su primo. Me flipaban. Ellos no eran rockabillys hacían más bien pop. Yo monté algo siguiendo su influencia, mientras defendía que hacíamos techno ska. Aquello duró unos meses nada más. Entonces contactó conmigo Pacho Rodríguez con la idea de montar Opera Prima. La formación eramos un mod, un rockabilly, un punk y un pop-rockero. No teníamos muchas cosas en común, solo éramos de los modernos de la ciudad. A mí me gustaban Stray Cats y a Pacho los Jam. Un buen día nos entrevistaron en la radio y nos dijeron que cada cual dijéramos en qué banda nos gustaría tocar. Todo el mundo esperaba que por mis influencias dijera The Jam y recuerdo que dije que 091, porque creía que en aquel grupo podría aportar algo. Vi a los cero presentando “El Deseo de ser piel Roja”. Recuerdo la formación, donde tocaban Antonio Arias, Tacho, Pitos y José Ignacio Lapido. Me impactó la forma de tocar el bajo de Antonio, supermoderno, tocando con unos jamshoes de mod blanco, echándose atrás y adelante en un extraño balanceo que era total. En Ópera Prima teníamos buenas canciones y una bicefalia compositiva. Estábamos hechos a imagen de Nacha Pop, yo era el efervescente al estilo de Nacho García Vega. Finalmente llegamos a hacer dos maquetas, la segunda se comercializó vendiendo 250 maquetas en León . Recuerdo que vinimos a hacer oportunidad a Madrid, grabando en la tele algo que fue emocionante. Todo terminó en el momento de volver de Londres en el 84, yo ya era mod y me echaron del grupo. La verdad que me hicieron un favor. Creo que si no jamás me hubiera comido un rosco. En aquel momento Héctor estaba cerca de mí y fue cómo buscamos la manera de canalizar aquello. ¿Qué hicimos? Montamos Los Flechazos.

La historia de la banda es amplia, con muchos pasajes, discos y anécdotas, así que me gustaría resumir todo en un recuerdo. ¿Cuál es tu mejor momento al frente de los Flechazos?

Alex: Hubo muchos momentos buenos, muchísimos. Para mí supuso el nacimiento de todo. Las grabaciones fueron increíbles, muy divertidas. El recuerdo de estar grabando “Viviendo en la era Pop·, en los apartahoteles Ciudad Lineal cerca de Arturo Soria lo tengo muy vivo. Unos apartamentos que llevaban unos iraníes que habían escapado de Jomeini. Nosotros grabábamos de noche, ya que de día lo hacían Las Ruedas, con Robin Wills de Barracudas, mientras nosotros lo hacíamos con Quique Cardíaco. Aquel Madrid del 87 que pillamos tenía los últimos coletazos de la movida. Nos tocó hacer la transición al indie aunque por naturaleza hubiéramos funcionado mejor en la movida. Vivimos en un ambiente algo más guitarrero, de Masalasaña, con Los Enemigos, Sex Museum, Kike Turmix y sus Pleasure Fuckers. Nosotros éramos más nuevaloleros desde el lado mod. Los conciertos de Madrid fueron de los más especiales. Tocar en club Universal con el segundo disco. Me acuerdo que en el ABC nos decían que “éramos los reyes de los clubs de Madrid”. El concierto del cuarto LP en Aqualung, con metales, tocando “Bring a Little Loving”. La grabación de “En Acción”, el viaje a Gales… fue un momento de plenitud, a nuestra manera. Fuimos a Londres, las fotos en Chelsea, comprando en Porto Bello. Todo eso junto con tocar en el primer FIB o en el primer Festimad. El primer FIB fue la reafirmación de no equivocarnos al irnos de una multinacional a Elefant Records. Mucha gente no lo entendió, pero nosotros éramos una banda independiente. Cuando se nos quiso presionar nos fuimos para seguir teniendo libertad. En muchos instantes tuvimos la sensación de que podía ocurrir algo con nosotros, aunque finalmente no ocurrió así.

¿Cómo has vivido con el hecho de ser una banda referente dentro de un colectivo sin que ese colectivo fuera mayoritario?

Alex: Yo no lo veo así, sinceramente. De hecho creo que Los Flechazos dejaron de gustar a los mods muy pronto. No nos moldeábamos con los vaivenes de la escena. Éramos muy mods, más que nadie, pero nuestra preocupación no era estar al día. En el momento en que los mods nos dieron la espalda, nos dio igual, ya que mucha más gente nos seguía. Mucha gente accedía a la escena a través de nosotros, pero teníamos una personalidad marcada. Si metíamos 1100 personas en el Revólver, quizás había 30 mods. El resto eran fans que nos seguían por nuestra música. Gente interesada en los sesenta gracias a Los Flechazos. Fuimos profetas, quizás sí, pero la trascendencia de la banda fue porque nuestros seguidores iban para otros caminos. Nuestros seguidores no eran los mods, la mayoría no lo eran. Igual que ocurría con Gabinete que la gente que les seguía no iba exclusivamente con botines. Nunca renunciamos a las otras influencias que teníamos e incluso íbamos a más con ellas.

Hemos hablado del mejor momento al frente de la banda. Y el peor, ¿cuál ha sido?

Alex:“Días Grises” fue nuestro último intento de coger la onda de la música contemporánea. Habíamos estado fuera de lo que se hacía hasta que vimos la llegada de bandas como Suede y Supergrass que hablaban nuestro idioma. Ya en ese disco queremos posicionarnos como banda de su momento no revivalista. Al ver que ese movimiento no se entiende, decidimos dejarlo. Nuestro proyecto se había agotado.

Dejaste la música, comenzaste con otros proyectos, entre los que finalmente diste vida a la banda de tu vida. ¿Qué supuso para ti Cooper?

Alex: Monté una tienda de discos y ropa, pensé si sacar unas oposiciones, de hecho las saqué. Mientras tanto estaba rondando en mi cabeza la idea de Cooper. Para mí fue el retorno a la primera línea de música, además sin Elena. Era un grupo de guitarras, sin teclados, supuso montar una banda, volver a grabar en otro contexto musical distinto. Nacía en un momento de cambio, donde la gran diferencia fue la influencia de Internet y de los teléfonos móviles. Todo era distinto. El primer disco sale en las navidades del año 2000. Creo que la aceptación fue grande, había expectación por el retorno. Llegué a tocar en el FIB.

¿Crees que como proyecto ha supuesto tu cuadratura del círculo?

Alex: Yo quería un proyecto personal en el que cupieran todas las cosas que me gustan sin explicaciones ni coartadas. Quise romper con cualquier paralelismo estilístico que se pudiera buscar con Los Flechazos. Que hubiera guitarras, que no hubiera teclados, cambiar la forma de grabar. La libertad me la dio Cooper. Llegué a sentir que no había cadenas. Me importa mucho lo que digan los demás, me gusta el pop, lo que hago es para la gente, pero sí que ha habido otra libertad gracias a éste proyecto. He sentido otra forma de afrontar la composición y su labor. Ha sido mi gran grupo. Es el traje en que me siento más cómodo. Me ha marcado. Ha marcado mi carácter. Me he tenido que responsabilizar de algo que antes compartía con más gente. Lo que más me gusta de Cooper es que es un reflejo muy fiel e inédito de la vida postadolescente en el mundo de la música. Lo que cuento en las canciones es una historia de madurez. De cuando eres padre, de cuando han pasado veinte años, cuando pierdes a tu familia. Se ve sobre todo en mi Universo aunque también en los anteriores. Creo que lo que aporta Cooper afronta una visión madura de la vida, con un lenguaje musical que se adapta a esos cambios.

¿Cuál es el disco con el que te quedarías y cuál es el motivo?

Alex: “Mi Universo” es mi disco favorito. Es más que un disco. Me gustan todos que conste. “Aeropuerto” y “Retrovisor” son recopilatorios, tienen su gracia aunque son lo que son. “Mi Universo” es algo integral, con todo el concepto. Es el más organizado, el más mío y del que más orgulloso me siento.

Tu legado es el de un editor, el del músico, también el del organizador de festivales y un sinfín de cosas más. ¿Cuál de esas facetas te ha hecho sentir más rico a nivel humano? ¿Cuál te representa mejor?

Alex: No puedo separar las diferentes facetas creativas a las que me he dedicado en mi trayectoria claramente. Escribir los artículos del Pussycat o los que he escrito posteriormente, para mí era tan importante como componer. Todo era el mismo lenguaje. La labor de editor viene por mi idea de querer dejar memoria escrita de cosas sobre las que no se hablan. Testimonio. Para mí es un todo. El rollo de artista, activista y artesano está unido, pero sobre todo soy el que cantan las canciones de Cooper.

¿Cuáles son es proyectos que te quedan por hacer?

Alex: Quiero afianzar la editorial, con libros nuevos. Hacer la celebración del décimo aniversario de Chelsea con alguna fiesta. Estamos dando pasos para constituir la Fundación Club 45 para la promoción de la cultura pop. Quiero preservar el legado de mi obra, de la editorial, de mi música, así como el legado del Purple Weekend, que se puedan llevar a cabo actividades que promuevan la música. Busco defender el pop, el beat y la cultura popular, dándoles visibilidad. Creo que es un vacío a llenar. Quiero colaborar a que sea así. Estamos a nada de saber dónde estará la sede física de la fundación, de ver qué proyectos vamos a desarrollar, etc…

¿Cómo te sientes ante todo lo que se te viene encima y ante el final de una etapa?

Alex: Me siento bien. Creo que el trabajo ha sido correcto. Cada concierto es una fiesta, una bonita despedida. Es lo acertado. He hecho lo que había que hacer, ahora voy a cambiar el ritmo. Estoy agotado de mi relación con la música. No me siento motivado a seguir. Estoy saturado y feliz de acabar como vamos a acabar.

Sabemos que eres un hombre de palabra pero aun así ésta pregunta hay que hacerla. ¿Se acaba Cooper definitivamente?

Alex: Es definitivo que Cooper se acaba, con su carrera y también como proyecto grabando discos. Quizás vuelva a dar un concierto dentro de unos años con Mario por pura nostalgia, por ver amigos, que se han convertido en familia, a los que tanto echaré de menos. He tenido mucho trato con gente con la que he trabado amistad. Con personas de diferentes ámbitos profesionales, como promotores, compañeros de bandas y periodistas a los que quiero seguir viendo. No me voy encerrar en casa, ya que voy a echar de menos a toda la pandilla. No sé cómo será. Quizás organicemos una exposición, una pinchada o lo que sea, pero nos veremos. Mi carrera creativa se ha terminado, además creo que es sano. La gente que hace toda la vida lo mismo está equivocada. Hay que explorar y buscar. No hacer siempre lo mismo.

¿Qué te dice tu hija ante el inminente momento de la despedida?

Alex: Le da mucha pena pero la verdad es que ha disfrutado. Ha visto muchos conciertos míos. Ha disfrutado de un padre en casa muchos días. Ella toca la batería. Ahora dará los conciertos ella. Y valorara la posibilidad de tener un padre en casa todos los días.

¿A qué te vas a dedicar cuando eches el telón?

Alex: A estar en casa, a cuidarme, a descansar. A leer. A proyectar ese futuro que poco a poco irá tomando forma. Os iremos anunciando cosas en poco tiempo.

El último concierto lo darás en la sala But de Madrid. Hay un run run que te pide una segunda fecha. ¿Te has planteado habilitarla?

Alex: No va a haber un segundo último concierto. Lo dije en internet un día. Se vendió todo en una semana que es algo maravilloso. Todo el mundo me insiste en que vaya a un sitio más grande o que haga dos noches. No somos otros grupos, somos Cooper, no vamos a hacer eso. No quiero el concierto más grande de mi carrera, quiero despedirme con este concierto. Con uno más. No sería justo hacer ahora una sala que no he hecho antes. Es la cuarta vez que toco en But, con muy buenas entradas, pero nunca la había llenado. En la presentación metí 800 personas, pero no llena. Somos muy fetichistas de ciertos detalles y creemos que aún quedan conciertos que serán brutales antes del último. En todos ellos me voy a dejar la vida igual. No quiero que sea tan especial. Este será el último pero uno más. Quien quiera venir a ver a Cooper está a tiempo aún.

¿Sabes que te llevas algo de nosotros con tu adiós, verdad?

Alex: Te agradezco mucho que me digas esas palabras. En los ochenta agradecía mucho la presencia de los fanzines. Y en el siglo XXI lo hago con los medios digitales como el vuestro que nos habéis apoyado con cariño y claridad siempre. Sé que al irme no me retiro yo solo, soy consciente de que al hacerlo, hago ser consciente del tiempo pasado a más gente. Es como un fin de ciclo para muchos. Me hace ilusión pensar que también para El Giradiscos lo es. En eso consiste este mundo pop que debería ser directo y efímero. Lo que hacemos lo hacemos con ilusión de que sea eterno, pero que tiene valor por ser efímero. Tanto vuestra labor como la nuestra ha sido valorado. Nos queda el honor de haberlo hecho juntos.

Muchas gracias por todo, Alex. Una frase que tiene todo el sentido del mundo, puesto que solo nosotros sabemos qué es ese todo.

Alex: Gracias a vosotros.

[Fuente: Javier González para elgiradiscos.com -Enlace original-]