22 feb 2021

Nueva entrega de Psiconautas, el grupo de Albert Vizcaíno

'¿Quién decidió el día?' es el tercer y último adelanto del nuevo trabajo de Psiconautas. Después de las buenas críticas recibidas en la primera entrega por 'Flor del azar' y del homenaje a Radio Futura con 'En alas de la mentira', Psiconautas regresan con una nueva entrega que vuelve a proponer una inmersión en inquietantes armonías con un cenit orgásmico sonoro y visual, pocos medios y mucha inspiración.

Albert Vizcaíno, es un músico y cantautor mallorquín con una amplia trayectoria musical. Fundó La Isla, ganadora del VI Certamen de Pop Rock Ciutat de Palma en 1986. Hoy presenta su nuevo proyecto Psiconautas que cuenta con la producción artística de Luís Auseron.

[Fuente: produccionesblau.com]

20 feb 2021

Fallece Julián Bayarri (Los Inhumanos y Los Kadetes)

El excomponente de Los Inhumanos, Julián Bayarri, ha fallecido este lunes 15 de febrero tras una larga enfermedad. Bayarri fue una parte destacada de la banda en los 80, los años dorados del grupo, de éxitos como 'Qué difícil es hacer el amor en un Simca 1000', 'Me duele la cara de ser tan guapo' o 'Duba Duba'.

Julián Bayarri empezó a principios de los 80 como inhumano, de ahí pasó a formar parte como cantante solista y guitarra del grupo Los Kadetes (con su archiconocida 'Vacaciones en el mar') y continuó vinculado con el grupo al ser durante varios años road-manager en las giras.

Julián Bayarri se fue de este mundo despidiéndose de todos sus compañeros. El pasado mes de octubre, en plena pandemia, Bayarri invitó a todos sus seres queridos a una fiesta. La intención era despedirse de todos y cada uno de sus amigos. "Gran persona, amigo, conversador y organizador, tuvo tiempo de despedirse de nosotros, con una entereza que solo las grandes personas saben mantener en los momentos más complicados", ha reconocido la banda.

Uno de los exintegrantes de Los Inhumanos, Alfonso Aguado, ha relatado a través de las redes sociales cómo fue aquel gesto de Bayarri. "Cuando leí el wasap flipé. Un viejo amigo y excompañero de aventuras en Los Inhumanos me invitaba a su fiesta de despedida. No era una despedida de soltero... Era una despedida de la vida. Tras muchos años de lucha contra el cáncer, el bicho se había metido en zonas vitales y los médicos le habían comunicado que apenas le quedaban una semanas en este mundo, así que había decidido hacer una fiesta para despedirse de sus amigos antes de que no le quedaran ya fuerzas para hacer nada", ha escrito Aguado. "La invitación me produjo reacciones contradictorias pero nada más pisar hoy la fiesta se han evaporado todos mis temores. Ole tus cojones Julián, porque hay que tenerlos muy bien puestos para hacer lo que has hecho y seguro que va a hacerlo más gente en el futuro".

Aguado ha adjuntado una foto a su publicación en la que se ven exintegrantes de la banda junto a Bayarri. "Al final hemos quedado los de siempre, los que nos hemos hecho esta foto, los que tenían que sacarnos de las fiestas los últimos y en carretilla de albañil. Los que recorrimos España en un bus de escenario en escenario liando la de Dios. Eres muy grande tío. Y te has despedido como un grande. Ha sido un honor y un placer compartir contigo tantas historias y aventuras", concluyó.

Los amigos y familiares de Bayarri le despidieron esta semana. Tanto él como sus compañeros hicieron gala de su buen humor hasta el último momento. Prueba de ello fue una de las coronas que llegaron al tanatorio, que llevaba la siguiente inscripción: «Problema sexual». Una de las canciones de Los Kadetes.

[Fuente, Carla Melchor para levante-emv.com -Enlace original-]

19 feb 2021

Flor y Nata prepara un nuevo disco de Sprays

La historía de Sprays se remonta a finales de los años 70 cuando empiezan a dar sus primeros conciertos en  Hospitalet de Llobregat bajo el nombre de Collission.

Tras un cambio en la batería, Rodri sustituye a Jorge Yepes,  se configura la nueva alineación en la que continúan los hermanos Guillermo y Tony Rodríguez a la guitarra y bajo-voz respectivamente.

El trío se decanta por realizar un power-pop influenciado por el movimiento revival mod que llega desde las islas británicas con The Jam a la cabeza. Pronto son adoptados por la tribu de las parkas y las Lambrettas (o Vespas) llenas de espejos.

En 1982 fichan por Flor y Nata Records que les edita su primer, y hasta ahora, único trabajo, el single 'Te veré a las diez/¿Estás cansado?'.

El éxito de este sencillo hace que Sprays fichen por Twins, en aquel momento recién estrenada compañía de Paco Martín, lo que les lleva a entrar de nuevo en estudio para grabar un nuevo disco que finalmente no solo es que se quede en el tintero, sino que se llega a convertirse en un expediente X, digo, de Cuarto Milenio.

Ahora, casi 40 años después, esa grabación verá por fin la luz, Flor y Nata será la encargada de ponerla en la calle, completando las canciones registradas en aquellas sesiones con tomas en directo rescatadas para la ocasión y que dejarán constancia de la solvencia y la energía con la que se desenvolvía la banda.

[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

14 feb 2021

No dejan morir en paz a Triana, el grupo de rock del pueblo

El único componente vivo de Triana se retiró de la música hace 32 años. Eduardo Rodríguez Rodway vive desde entonces en Los Caños de Meca (Cádiz). Hoy tiene 75 años. Se encuentra bien de salud a pesar de la artrosis que le impide tocar cualquier instrumento. Conserva cinco guitarras. También un teclado. Rodríguez reside en un lugar idílico, en el monte, a 400 metros del mar. Le acompaña su mujer, con la que lleva 50 años. Tienen dos hijos y dos nietos, que viven en Estados Unidos y Canarias. Rodríguez disfruta estos días dando bucólicos paseos por una playa gaditana solitaria. Se ha quitado de todo: solo saborea un vino de vez en cuando.

Invirtió bien lo que ganó con Triana y se construyó una casa en Los Caños, además de unos pequeños apartamentos colindantes, que ahora alquila. También le llega algo de derechos de autor. Una vida tranquila. O casi. Existe algo que le roba el sueño y le llena de furia: un grupo con el nombre de Triana que actúa y edita discos sin ninguno de los miembros originales del legendario trío. “Todo lo que yo construí de buenas a primeras viene una gente y me lo roba. No, hombre, no. Y, además, engañando a la gente. Diciendo que son Triana cuando no lo son”, afirma. Les ha puesto una demanda. El 23 de febrero es la vista en Sevilla.

La lucha por el nombre y el legado de Triana tiene poco que ver con la paz que otorga escuchar su música sanadora: canciones como 'Abre la puerta', 'Tu frialdad', 'Una noche de amor desesperada' o 'En el lago'. Gonzalo García Pelayo fue el impulsor de Triana. Los fichó a mediados de los setenta para el sello discográfico Gong, confió en ellos a pesar de las malas ventas de su primer disco, 'El patio' (hoy considerado piedra básica del rock andaluz), y les vio convertirse en un fenómeno que vendían miles de ejemplares y que alcanzaron el número uno de Los 40 Principales. García-Pelayo define la música del trío sevillano (formado en Madrid) como “alimento espiritual”. “Nadie en el rock en España ha llegado tan adentro como ellos. Fuera de él quizá solo Camarón alcanzó lugares tan profundos. A mucha gente sus letras le abrieron el sentido de la vida. Sus conciertos eran una oratoria”, reflexiona hoy.

Triana no prendió inmediatamente. Surgieron en una España todavía maniatada por el franquismo. A mediados de los setenta triunfaban cantantes melódicos como Camilo Sesto (con 'Melina') o propuestas ligeras como la de Georgie Dann ('El Bimbó') o Desmadre 75 ('Saca el güisky, Cheli'). Cosa distinta era Triana: su debut ('El patio', 1975) arrancaba con 'Abre la puerta', una canción de 10 minutos de una profunda solemnidad. “El ideario era reivindicar lo andaluz, pero fuera de los tópicos. No copiar patrones extranjeros. Cogimos el rock como lenguaje universal que lo puede entender tanto alguien de Utrera como de San Francisco, y le dimos el duende flamenco”, describe Eduardo Rodríguez (guitarra), que formó Triana junto a Jesús de la Rosa (voz y teclados) y Juan José Palacios "Tele" (batería). Los dos primeros sevillanos y "Tele" nacido en Cádiz, pero asentado en la capital andaluza desde los dos años.

Hasta el segundo disco ('Hijos del agobio', 1977) no empezaron a calar. Con el tercero ('Sombra y luz', 1979) llegó la explosión. Lo llamaron rock andaluz y fusionaba el flamenco con el rock progresivo de King Crimson o Pink Floyd. Lo empezó Smash, Triana fueron los reyes, y también tuvieron protagonismo Alameda, Guadalquivir, Cai, Mezquita o el Miguel Ríos de 'Al-Andalus'… Las letras de Jesús de la Rosa y su forma redentora de cantar conectaron con la gente. Para un país con las libertades cercenadas por la larga dictadura era importante escuchar 'Rumor', donde De la Rosa entona: “La guitarra a la mañana le habló de libertad”. O 'Hijos del agobio': “Quiero sentir algo que me huela a vida, que mi sangre corra loca de pasión”. O 'En el lago', donde describe un viaje provocado por LSD: “Nos reunimos allí, y todo comenzó a surgir, como un sueño”.

El 13 de octubre de 1983, ya cuando el trío había perdido protagonismo devorado por la pujante Movida, un accidente en una carretera burgalesa les frenó en seco. El Citroen BX conducido por Jesús de la Rosa, principal compositor y alma del grupo, se estrelló contra una furgoneta que viajaba en sentido contrario. El músico venía de un concierto en San Sebastián: Triana había tocado en un recital solidario para los afectados por las inundaciones en el País Vasco. Los otros dos miembros conducían sus respectivos vehículos. De la Rosa fue trasladado a un hospital cercano. Entró consciente. No parecía peligroso. Incluso su mujer, Mónica González, que viajó a Burgos, regresó a Madrid, en vista de que no revestía mucha gravedad, para estar al lado del segundo hijo de la pareja, de 20 días en ese momento. Sin embargo, surgieron complicaciones durante la operación de tráquea y el cantante murió. Era 14 de octubre. De la Rosa tenía 35 años.

“Sufrí una depresión profunda de la que me costó salir. La categoría de Jesús como músico era suprema, y como amigo y como persona”, confiesa hoy Rodríguez. Y desvela: “Un día, en Granada. Jesús nos dijo a Tele y a mí: ‘Oye, si alguno muere en el empeño de nuestra música, se termina Triana’. Los tres asentimos. Nos dimos un abrazo y eso fue un pacto de honor. Yo lo he cumplido; Tele, no, falló. No respetó el pacto de honor que hicimos los tres”.

Rodríguez publicó dos discos en solitario (uno dedicado a De la Rosa) con poca repercusión y se retiró definitivamente en 1987. “Decidí apartarme porque había cumplido conmigo mismo y con todas mis pretensiones musicales”, dice ahora. "Tele" dejó la primera línea de la música e incluso pasó una temporada en Estados Unidos. También se cuidó de registrar el nombre del grupo, dato clave en esta historia. En 1994, el batería retomó Triana “porque necesitaba dinero”, según algunas fuentes. Legalmente podía porque el registro está a su nombre. Como cantante fichó a Juan Reina, un músico experimentado (estuvo en Arrajatabla, con Raimundo Amador) y como guitarrista a Luis Cobo Manglis, histórico del rock andaluz, integrante de Guadalquivir y que tocó con los Triana originales. La cosa iba en serio.

Dice García-Pelayo: “La verdad es que el grupo de Juan Reina suena de maravilla. Son muy fieles al espíritu de Triana. Yo los he visto en directo y me parecen fantásticos”. En 2002, "Tele" falleció de un aneurisma después de un concierto. Tenía 58 años. Desde entonces Rodríguez es el único superviviente del trío. Pero Triana tiene más vidas: Juan Reina siguió adelante, ahora ya sin ninguno de los fundadores. “Cuando Tele muere teníamos firmados 47 conciertos y él fallece en el primero. La viuda y su abogado me pidieron por favor que hiciese los conciertos porque necesitaban el dinero. Les dije: ‘Yo me subo al escenario, pero en el momento que escuche un abucheo me bajo y no toco más con Triana’. Eso no ha pasado jamás”, cuenta Reina por teléfono.

Y añade: “Mi abogado me dice que a mí no tenía que haberme demandado Eduardo. Yo soy un músico más de la banda que montó Tele. Los herederos de la marca, que son la viuda de Tele y sus dos hijos, pueden hacer con el nombre lo que quieran. Igual Eduardo se cree que yo soy el que manejo. Pero eso es mentira. Lo que pasa es que ella no está metida en el mundo de la música y delega en mí el tema de manager. Pero yo no tomo ninguna decisión. Todas las toman la viuda y los hijos”.

Rodríguez expone sus motivos: “Yo consentí a regañadientes mientras Tele estaba vivo que siguiera como Triana. Porque pensé: ‘Tiene que comer, y bueno…’. Consentí, pero estaba totalmente en contra. Una vez muerto Tele, como él registró el nombre, a espaldas mías, la viuda aprovechó de buenas a primeras para sacar un grupo que se llama Triana. Les dije que pararan porque si no les ponía una demanda, por la propiedad intelectual. Porque esto es un legado, no es un nombre. Y el único legitimario soy yo”. Este periódico se ha puesto en contacto con la viuda de "Tele", que ha rehusado hablar.

La demanda lleva una implicación económica. Afirma Reina: “Moralmente puedo entender a Eduardo, pero en el momento en que él pide dinero, el 33% de todo lo que el grupo ha ganado en 12 años… Si tú pides dinero la moral la pierdes. Yo lo veo así”. Reina dice que cobra 300 euros por concierto. Unas giras exitosas: en 2016, en un festival de rock andaluz junto a Medina Azahara y Alameda, llenaron el auditorio Rocío Jurado de Sevilla con 8.000 personas. “Hacíamos unas 30 o 40 actuaciones al año. Pero desde 2016 Eduardo empezó a mandar cartas a los ayuntamientos y les decía que estaban contratando a unos falsos Triana. Y se nos han caído un montón de bolos. Antes de la pandemia hacíamos entre 15 y 20”, informa Reina. “No vivo solo de Triana, evidentemente. Tengo mi estudio, donde hago producciones”, señala.

Un conflicto con rencores y desconfianzas de complicada solución. García-Pelayo se ofrece como mediador: “Es que es un falso problema. Los dos tienen razón. Triana sale en un primer momento adelante como una idea de Eduardo, que es el que recluta a Jesús y a Tele. Pero también es verdad que la marca la registró Tele. Igual se arreglaría si se llama el grupo Triana 2 o algo parecido”.

Mientras la música de Triana lleva influyendo al pop y rock español desde hace 50 años (Medina Azahara, Manolo García, Ketama, Extremoduro, Los Planetas o los recientes Derby Motoreta’s Burrito Kachimba o María José Llergo) y provocando cada vez que se escucha una sensación de armonía y sosiego, las palabras de Rodríguez rompen el ensimismamiento: “Me duele mucho llegar hasta aquí para aclararlo todo, pero a mí no me van a parar hasta que me muera”.

[Fuente: Carlos Marcos para elpais.com -Enlace original-]

13 feb 2021

'La gran ola', primer libro de Manu Guinarte

Acaba de publicarse el primer libro del gallego Manu Guinarte, un personaje muy conocido, sobre todo, por su excelso canal de Youtube donde recoge multitud de videos de grupos de los ochenta, su gran pasión, bien sean clips, fragmentos de programas, conciertos, etc. Además de esto, Guinarte en su faceta periodistica, ha escrito algunos artículos en el Diario de Arousa y La Voz de Galicia, pero donde más se ha prodigado ha sido en el rotativo Faro de Vigo, en su sección "Mi ciudad favorita".

Ahora va más allá y, tras varios años de trabajo, presenta este libro, absolutamente autoeditado, que titula 'La gran ola', que se entrega en edición de lujo con tapa dura y diferentes obsequios (chapa, foto y calendario). Con estas palabras lo introduce Jesús Ordovás en su contraportada:

"'La gran ola' de Manu Guinarte es un viaje sentimental al Madrid de la posmovida, una búsqueda del tiempo perdido en los garitos del barrio de Malasaña -King Creole, Pentagrama, La Vía Láctea-, un recorrido por El Rastro, donde Alaska y el Zurdo se encontraron por primera vez con Carlos Berlanga y Nacho Canut; donde Ceesepe, Alberto García-Alix, el Hortelano y Ouka Leele venderían sus fotos, dibujos, historietas y revistas.

En 'La gran ola' hay lujuria, sueños húmedos, drogas, canciones de Los Elegantes -'Calle del ritmo'- sonando en el San Juan Evangelista, con el Chicarrón bailando y animando a los mods, y también de Gabinete Caligari -'Al calor del amor en un bar'-, Derribos Arias, La Mode, Nacha Pop, La Frontera, y, no podría faltar, Ana Curra.

En la mente del gallego que llega a Madrid recordando los primeros años de la movida, suenan también las canciones de Os Resentidos, que se mezclan con imágenes de Vilagarcía, la otrora perla de Arousa, en la que el protagonista de la historia vivió aquel verano con una intensidad como si fuera el último.

Bienvenida sea 'La gran ola'."

Libro recomendado por www.nuevaola80.com

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Revisión del primer EP de Mamá, 40 años después

Rick Blaine Records es un proyecto llevado a cabo por Valentín, César y Guti, tres amigos de Madrid que una noche en Moby Dick Club decidieron montar un sello discográfico para devolverle a la música todo aquello que les había dado, culminando así una historia de amistad y pasión por la música. Por desgracia, Guti falleció y sus compañeros siguieron adelante con el proyecto, y tuvieron claro desde el principio que quería rendir homenaje a uno de los discos más importantes de su vida: el EP de debut de la banda de power pop madrileña Mamá, el homónimo Mamá (Polydor, 1980). Cabe destacar que por ninguna parte aparece la palabra «homenaje» ni «tributo», simplemente es el disco revisado y reinterpretado por cuatro artistas actuales: Miqui Puig, Happy Losers, Star Trip y Francisco Nixon. Un proyecto hecho con el corazón y que se nota en el resultado: las cuatro versiones son excelentes.

Mamá fue una banda de Madrid de corta vida, que publicó discos entre 1980 y 1983, año en el que se separaron —quizá demasiado pronto—, por lo que no llegó a alcanzar tanta popularidad como muchos de sus contemporáneos. Aun así, está considerado como uno de los grupos imprescindibles de la movida madrileña, muy influyente en el pop español de los siguientes años y muy respetado por músicos y crítica en general. Tras la carrera en solitario de Jose María Granados, la banda volvió a reunirse en 2009, siendo «Toque de queda» (Rock Indiana, 2017) su última referencia hasta la fecha: título, por cierto, muy de actualidad.

Miqui Puig abre el disco con su versión actualizada de «Regresas a casa a las 10», una de las canciones más importantes de la banda madrileña y que se adapta perfectamente al estilo del catalán, recordando al tipo de canción al que nos tiene acostumbrados con «La **** canción de amor en la que el chico gana», por ejemplo. Magnífica también es la versión de «Nada más» de Happy Losers, power pop de alto voltaje, manteniendo el espíritu de la original, con una línea melódica de voz y unas guitarras muy cuidadas. Tal vez una de las mejores versiones de una de las canciones más versionadas de banda, que ya habíamos escuchado a gente como Los Secretos o Modestia Aparte. Las «Chicas de colegio»—la canción más conocida de Mamá— corre a cargo de los valencianos Star Trip, que demuestran también que llevan el power pop en las venas, y llevan al terreno de The Byrds con mucha elegancia, una juvenil canción que habla de las chicas acomodadas del Madrid de los ochenta, de los bajos de Aurrerá y de colegio privado. El disco se cierra con «Ya no volverás» una canción llevada al terreno casi acústico por el siempre genial Francisco Nixon. Otro destello de desamor adolescente en la Glorieta de Bilbao, con la sensibilidad, ironía y delicadeza con la que hace las cosas siempre.

El EP está disponible en una edición en disco de vinilo de 12 pulgadas.

[Fuente: Ibán González para segundopremio.com]

"Los amantes del rock and roll somos extraños seres que escuchamos, vivimos, vestimos y sentimos rock and roll". Entrevistamos a Lauren Jordan

Lauren Jordan padece de hiperactividad cultural. Suena raro, y en realidad lo es, pero este músico, productor y escritor barcelonés lleva, desde hace un tiempo, una racha imparable gestando artefactos sonoros y escritos. Veamos. A finales de 2019, lanza el vinilo ‘The baddest of’, un recopilatorio del que ha sido su grupo de siempre, los neo-rockabillys Inoportunos, que tiene su réplica en Cd a los pocos meses. En plena pandemia se le ocurre convocar a una extensa parte de la cultura nacional en un libro solidario que titula ‘Músicos en cuarentena’ en favor de la Asociación Sanfilippo (enfermedad rara que afecta a los niños) y, entre tanto, además de participar en el segundo trabajo de Teorema (banda de Teo Serrano), culmina el primer volumen de su nuevo disco, ‘Nunca despiertes. Vol 1’, que firma como Lauren Jordan & Las Malas Compañías. Colaborador habitual de Nuevaola80, y aprovechando el lanzamiento del videoclip ‘Extraña gente’, le citamos para que nos “aclare algunas dudas”.

¿Tiene cura lo tuyo?

La cura es el propio agotamiento. El 2020, a pesar de la pandemia, fue un año muy productivo y este 2021 también lo va a ser. Digamos que estoy cogiendo carrerilla para antes de llegar a la extenuación total. Tengo que finalizar etapa con Las Malas Compañías… y luego llegará un descanso de pura necesidad.

‘Nunca despiertes’ es el primer volumen con Las Malas Compañías, por lo que ¿habrá una segunda entrega?

El proyecto de las Malas Compañías está pensado para dos partes. Se grabaron un total de 45 canciones, con la colaboración de más de setenta músicos. En principio se pensó la posibilidad de sacar un doble CD, pero finalmente se decidió sacarlo en dos partes, es mejor para trabajarlo promocionalmente y para la propia digestión del público.

La gestación del disco ha sido paciente y laboriosa pero que al final ha dado su fruto en un disco donde aparecen un buen número de músicos. Háblanos de esas Malas Compañías

Es un proyecto para reivindicar la importancia que ha tenido y que tiene el rock and roll / rockabilly en España. Para ello, he querido rodearme de los artistas más representativos de este género en las últimas cuatro décadas, por eso hay músicos de todas la edades.

¿Qué momento/s destacarías durante las múltiples grabaciones que se han tenido que realizar para que este ‘Nunca despiertes’ haya podido ponerse en circulación?

El mejor momento es sin duda alguna la convivencia con los propios músicos. Muchos se han desplazado desde otras comunidades para venir a grabar a Barcelona. El estudio lo tengo en casa, en un lugar tranquilo en lo alto de la montaña. Cuando el artista está tranquilo y relajado surgen momentos mágicos, buenas conversaciones y sobre todo un aprendizaje mutuo. Por eso saldrá un documental que recogerá parte de lo vivido y así el público podrá degustar un poquito de esa magia.

Y como está siendo la aceptación del público en estos tiempos que corren, en otras palabras, ¿cómo se está vendiendo el disco?

La verdad es que se está vendiendo muy bien teniendo en cuenta el contexto del negocio musical en el que estamos sitiados. Ya sabemos que el formato físico cada vez es más difícil y que la gente se ha acostumbrado al “todo gratis” y a las plataformas digitales. No obstante quedan muchos nostálgicos

Acabas de “socializar” el clip ‘Extraña gente’, ¿por qué has elegido este tema y no otro?

Puede que no sea el mejor el tema del disco, pero sí es el más representativo. Los amantes del rock and roll somos extraños seres que escuchamos, vivimos, vestimos y sentimos rock and roll. No todo el mundo puede entender esa postura. El video clip afronta esa parte reivindicativa, por eso salimos muchos de los músicos participantes con el look habitual, como diciendo: Aquí estamos te guste o no, somos así.

El aspecto paralelo al musical de Lauren es, sin duda, el solidario. Como se citaba, en el otoño de 2020 vio la luz ‘Músicos en cuarentena’. ¿Qué te empujó a afrontar este bonito proyecto?

Desde el 2011 estoy colaborando con la Asociación Sannfilippo. El síndrome de Sanfilippo es una de las denominadas enfermedades raras, además es muy cruel porque es un síndrome degenerativo y mortal, es lo que llaman el alzheimer infantil.

La asociación se encarga de recaudar fondos para destinarlos a investigación a través de eventos deportivos, mercadillos, conciertos…ante la situación del Coronavirus todos los eventos se han suspendido y apenas se pueden realizar actos para seguir con esa labor. La idea del libro surgió a raíz de esta situación en la búsqueda de alternativas; se hizo un llamamiento al mundo de la música (músicos, periodistas, fotógrafos) y evidentemente el mundo de la música respondió, es un libro hecho entre todos y que desde aquí recomiendo.

Colaboras en el segundo disco del bueno Teo Serrano, que firma como Teorema ese magnífico ‘El Rock and Roll es libertad’ ¿Cuál fue tu rol concreto en ese trabajo?

Teo es un gran amigo y un músico al que respeto mucho. Teorema es una propuesta diferente, es una alternativa muy jugosa. Ya participé en el primer disco como guitarrista y ahora en el segundo. Me encanta formar parte de este proyecto, disfruto mucho y estoy muy a gusto. Aquí tengo un rol sin preocupaciones, simplemente tengo que desarrollarme como guitarrista y gozar.

No podíamos dejar de hablar de Inoportunos, un grupo que te niegas a enterrar sobremanera, no en vano lanzas el recopilatorio ‘The baddest of’, primero un vinilo y, a renglón seguido, su versión en compacto ¿es el punto final de Inoportunos o todavía queda alguna bala en la recámara?

Lo de “The Baddest of” surgió porque una discográfica de Bulgaria se puso en contacto con nosotros y nos ofreció hacer un recopilatorio de Inoportunos por el 30 aniversario, limitada y numerada en vinilo de dos colores. Aprovechando la coyuntura del 30 aniversario se hizo una edición en CD para España y México con temas principalmente en castellano. No sé si será un punto final, la verdad es que sólo el tiempo lo podrá decir.

Inoportunos, Teorema o Las Malas Compañías, ¿habrá algún de tipo de presentación en directo cuando las condiciones sanitarias lo permitan?


Estamos en una situación que cualquier tipo de plan se puede ir al carajo en un "plis". No tiene sentido pensar en presentaciones hasta que esta pandemia nos abandone por completo. Todo podría ser y la nada a la vez. Ya veremos con qué secuelas sale el mundo de la música de todo esto.

Para finalizar, ¿qué otros proyectos tienes en mente que puedas contarnos?

De momento trabajando en la segunda parte de Las Malas compañías que saldrá este año y dando los primeros pasos para el documental. Espero poder contaros cosas en breve. Gracias a todos los lectores de Nuevaola80!! 



[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

11 feb 2021

Muere el músico barcelonés Cinto Bonell (Sau, Distrito 5, Arsenik, Cacao pal mono,...)

El músico Jacint Bonell ha muerto en Barcelona a los 67 años. También era conocido como Cinto Bonell o Sinto Bonell. Bajista de gran talento, formó parte de Sau entre finales de 1994 y 1996, época en la que se realizaron las giras "Cançons perdudes" y "Una nit al teatre". También se puede apreciar su bajo en la versión de "Pare" que Sau grabó para el disco de 'Serrat... eres único' (Sony/BMG, 1995) y 'Onze de setembre', acompañando a Pep Sala el día del homenaje a Carles Sabater. Del mismo modo lo encontramos en el disco de Ia & Batiste, 'Esfera malheur' (Picap, 1995).

La vida musical de Jacint Bonell había comenzado antes de Sau, siendo el hecho más destacado la etapa en el grupo Fuego, de Joan Vinyals, con quien registró dos discos 'Vivo de noche' (Welcome, 1990) y 'Let's play the blues' (AZ Records, 1994). Con Vinayls ya había coincidido en Distrito 5, y coicidirían en otros proyectos en el futuro. También participó en otros discos como 'La buena vida' (PDI, 1987), de Sergio Makaroff y había formado parte de Bocanegra, después de que el grupo Pepe Sales y Víctor Obiols ya hubieron grabado su único disco. Otras experiencias musicales de Cinto sucedieron en bandas como Arsenik, quienes sólo dejaron grabado un single, muy a principios de la década, 'Sorry, but I'm busy tonight/Pretty lies' (EDA, 1980).

Con posterioridad a Sau ha seguido tocando el bajo, principalmente en el mundo del jazz, y en proyectos como Lamarisa, pero también ha intervenido en discos de otros, com 'Salta un ocell' (Drac/Virgin, 2000) de Falsterbo Marí. En los últimos tiempos era el bajista que acompañaba a Sheila Weaver.

La muerte de Bonell se ha conocido a través de un post que Pep Sala ha colgado en Facebook, confirmado por su hermano, el guitarrista Jordi Bonell:

"Ens ha deixat un dels nostres, en Jacint Bonell. En Sintu va ser el baixista de Sau de finals del '94 fins a inicis del 96, en les gires "Cançons perdudes" i "Una nit al teatre". El nostre condol a la seva família. Bon viatge amic!! Et trobarem a faltar." (Pep Sala)

"Sempre et tindrem a dins del cor germanet meu, seguiré aprenent de tú. Gracies a tots per el suport emocional que estem reben, os estimo." (Jordi Bonell)

[Fuente: Joaquim Vilarnau para enderrock.cat -Enlace original-]

10 feb 2021

Exposición de Costus en la Galería Maisterravalbuena de Madrid

De todos los relatos pequeños que integran el gran relato una y otra vez contado de la Movida, puede que el de Costus sea el más fecundo. Porque atraviesa una década fundamental en la historia de nuestra modernidad, y porque los hitos que lo jalonan –superación, auge, caída, enfermedad, muerte– responden sin desvíos al patrón demandado por la mitología del show business. De hecho, sorprende que no exista todavía un biopic sobre esta pareja de pintores. O, por ser más específicos, que los Javis no se hayan interesado en dirigirlo, ya que podrían a través de ellos contar su propia historia con la ventaja extra de un final trágico. Pero luego iremos a eso.

El próximo 15 de febrero se inaugura en la galería madrileña Maisterravalbuena una exposición con obras de Costus, lo que para sus asiduos resultará sorprendente. Digamos que la apoteosis de chochonismo que allí nos espera no es lo que suele encontrarse en este local de la calle Doctor Fourquet, más acostumbrado a artistas conceptuales europeos como A Kassen y Maria Loboda o a la exquisitez formal de Marisa Fernández y Jerónimo Elespe. Cuando le manifiesto mi pasmo a Pedro Maisterra (propietario de la galería junto con Belén Valbuena) él defiende su opción sin vacilaciones: “La exposición es un acercamiento al hecho cultural de la Movida. Además, la obra de Costus está en lugares más importantes de lo que se piensa. Pocos saben, por ejemplo, que el retrato que le hicieron a Carmen Polo forma parte de la colección ICO”.

Enrique Naya Igueravide (Cádiz, 1953 - Badalona, 1989) y Juan José Carrero Galofré (Palma de Mallorca, 1955 - Sitges, 1989), in arte Costus, se conocieron en Cádiz, donde a mediados de los años setenta eran dos estudiantes de arte que encajaban mal con aquel entorno de provincianismo costero y familias conservadoras: ambos eran hijos de militares, e incluso un tío de Enrique estaría después involucrado en el golpe de Estado del 23-F.

Así que, convertidos en pareja sentimental, se fueron a Madrid, donde sí tenían su lugar, o se lo hicieron ellos. Llegaron en el momento justo para que su pintura figurativa, plagada de iconos pop, fuera saludada con entusiasmo en ciertos corrillos. Su enorme piso-estudio de la calle Palma, en el barrio de Malasaña, operó como central de operaciones de la Movida para alojar una especie de fiesta perpetua donde la gente entraba y salía a su aire, y entre tanta ida y venida ocurría de todo. “Era como una Factory a lo castizo”, sentencia Pedro, y hay poco que objetar a la comparación porque por aquel entonces la Factory de Andy Warhol era la medida de todas las cosas, el alfa y el omega de lo moderno. Y de eso iba el asunto en Casa Costus.

Por cierto, que la autoría del nombre de Costus es objeto de una disputa tan encarnizada como la de La dama de armiño. Muchos la atribuyen a Francisco Umbral, aunque el crítico musical Jesús Ordovás ha afirmado que fue él quien primero los llamó así. Julio Pérez Manzanares, autor de la biografía 'Costus: You Are a Star', señala en cambio a Fabio McNamara. “Costus” por costureras, porque Juanjo y Enrique trabajaban en sus cuadros sin descanso y con tanto mimo como las petites mains sobre un modelo de alta costura. Julio añade otro dato interesante para comprender el fenómeno: “Fabio los llamaba las Costus, así, en femenino, pero ellos decidieron cambiarlo al masculino, porque a partir de cierto momento no se identificaban tanto con ese las”.

La Casa Costus puede apreciarse en todo su esplendor en 'Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón', primer largometraje de Almodóvar, y de hecho los artistas aparecen en una escena rodada allí junto a Carmen Maura, Alaska y el propio Fabio, mientras pintan algunos de los cuadros que –este dato interesará especialmente a los fetichistas– podrán verse en la exposición de Maisterravalbuena..

Ricardo Carrero, hermano de Juan, vivió un tiempo con la pareja, y hoy gestiona la página web dedicada a su memoria. Al habla por teléfono, evoca cuando, a finales de los setenta, Alaska fue de visita al chalé que su familia tenía en una urbanización de la costa gaditana: “Teníamos de vecinos a todos los terrys, los osbornes y los domecques. Pues allí vino Olvido, y nos fuimos con ella al mercadillo de los gitanos, y la que se armó porque ella llevaba unos leotardos no sé si de cebra o de pantera. Le dijeron de todo. Ellos eran los más modernos que había. ¡Y no sabes lo que era salir a ligar con Juan! Llegábamos a los sitios y todo era pase, pase, nos sacaban botellas de champán y nos rodeaban los chulos, que podías elegir al que quisieras. Siempre digo que los niños de hoy deberían estudiar la generación de la Movida como estudian la del 98 o la del 27”.

Poco después se fijó en ellos el galerista Fernando Vijande, que acababa de partir peras con su socia americana, Gloria Kirby, y estaba a punto de inaugurar en un garaje de la calle Núñez de Balboa su nueva galería, hecha a imagen y semejanza de lo último de Nueva York. Vijande estaba deseoso de extraerle todo el jugo a aquello que estaba pasando en Malasaña y alrededores sin mucho orden ni concierto y que era la primera manifestación genuina de modernidad en el país tras cuarenta años de dictadura. Buscaba su propia transvanguardia italiana y sus estrellas neopop neoyorquinas, y los encontró juntos y revueltos en aquella pareja gaditana llena de carisma.

Así que fue toda una declaración de intenciones que la primera exposición de Galería Vijande, inaugurada el 16 de octubre de 1981, se llamara 'Chonchonismo ilustrado' y corriera a cargo del colectivo de artistas llamado Costus. Aquella fue una fiesta para recordar en la cosmogonía de la Movida, y también un inventario viviente de sus usos y costumbres. Todo el que fuera alguien –o que soñara con serlo– estaba allí. ¡Las paredes se llenaron de folklóricas, chulos y fauna del ¡Hola! en poses solemnes y colores ultrasaturados. Había muebles de la Casa Costus, y obras de Fabio y de Carlos Berlanga, y el catálogo oficial incluía un texto de Alaska, que, bajo el seudónimo de Angustias, se metía en la piel de una mujer que escribía una carta a un consultorio sentimental porque el hombre del que estaba enamorada no le hacía caso (Julio Pérez Manzanares me cuenta que no se trataba por completo de un ejercicio de ficción, ya que una Olvido Gara de 18 años vivía su particular calvario amoroso por culpa de Eduardo Benavente, líder del grupo Parálisis Permanente, que moriría dos años después).

Ese día supuso al mismo tiempo la cumbre de los Costus y el inicio de su cuesta abajo. Aunque en el catálogo se anunciaba una próxima exposición titulada 'El Valle de los Caídos', Vijande nunca volvería a exponer su obra. Y aún hoy no está claro por qué a Enrique y Juan les dio boleto su Mefistófeles del barrio de Salamanca. Pedro Maisterra lo atribuye a dinámicas normales entre artistas y galeristas (algo debe saber del tema tras casi dos décadas en la profesión): “Puede que se produjera un desencanto mutuo y que hubiera que tomar decisiones. De hecho Costus no son los únicos artistas que expusieron una sola vez con Vijande. Lo mismo le pasó a Juan Muñoz, con el que también tuvo su desencuentro”.

Pero algo más debió de pasar, porque a continuación los artistas se las arreglaron para pelearse con casi todos sus amigos, y la situación en Madrid se les volvió complicada. Julio Pérez me lo resume así: “Le entraron las típicas paranoias de artistas. Vijande se había quedado toda su obra, y tuvieron que ponerse a trabajar de cero y muy presionados. Además, empezaron a pensar que todo el mundo a su alrededor estaba allí por la jarana, y que no les dejaban pintar al ritmo que necesitaban. Y por último vieron que amigos suyos como Alaska o Almodóvar alcanzaban de repente mucho éxito mientras ellos iban más lentos. Un poco por todo, las cosas saltaron por los aires”.

Buscando nuevos aires precisamente se fueron a México, donde vivía Luis Sanguino, escultor del Valle de los Caídos –y tío de Juan–, muy bien relacionado en las altas esferas del país norteamericano. Pero esas altas esferas no debieron saber cómo manejarse con unas estrellas glam de acento gachupín, así que al cabo de unos meses regresaron a la casilla de salida.

En 1987, un lustro después de lo previsto, inauguraron al fin su anunciada 'El Valle de los Caídos', solo que no en la galería de Vijande, sino en la Casa de Vacas del Retiro. En esta serie, en la que habían estado trabajado durante todo aquel tiempo, pintaban a sus amigos (Fabio, Alaska, Bibiana Fernández/Bibi Andersen, o Lucía Dominguín junto a una Bimba niña) en un estilo expresionista que había entregado cierta fracción de frescura a cambio de una nueva solemnidad y un desconcertante mensaje político. Político a fuerza de militantemente apolítico. Este sincretismo ideológico lo encarnaba mejor que ninguna otra imagen un Tino Casal posando melena al viento ante la cruz del monumento franquista y portando una gran bandera roja: el cuadro se llamaba precisamente “Caudillo”. Y lo subrayaba el propio Enrique Costus en una intervención televisiva trufada de frases de antología: “Un día fuimos al Valle de los Caídos en un estado sobrenatural [risas], y los fachas tienen allí enterrado al dictador, el pobrecito”. O también: ”Nuestro pasado está ahí, que no lo borren”. Y por último: “Además, a nosotros [el franquismo] no nos afectó, porque éramos pequeños. Yo hijo de militar y él hijo de marino, pues qué voy a decir del franquismo yo”.

Y toca en este punto retomar el asunto de los Javis: agitar en la coctelera monjas y electro latino (La llamada) o presentar el mundo de la telebasura desde una dinámica de atracción-repulsión (Veneno) para deslizar la idea de que todas las opciones vitales son igualmente válidas no es nada demasiado nuevo. Más aún: podría defenderse que por su voluntad por agradar a un amplio espectro, su preocupación por ofrecer una imagen moderna e icónica y su papel de anfitriones de un microcosmos que aspira a ser percibido como la modernidad de su tiempo, los Costus fueron un claro precedente de los autores de Paquita Salas. La hipótesis no le suena mal a Pérez Manzanares: “Incluso hay una sensibilidad similar. Grace Kelly y Carmen Polo son para los Costus lo que Paquita para los Javis: iconos del pasado que rescatan pero al mismo tiempo contemplan con cierta condescendencia. De todos modos esto es muy paradigmático de algunas parejas artísticas gays. Pienso en Pierre et Gilles o Gilbert and George, que están dentro de la misma línea genealógica”.

El último año y medio de su vida fue especialmente complicado. Ricardo Carrero había alquilado con unos amigos un gran chalé en El Puerto de Santa María (lo que allí se conoce como “un recreo”), pero los amigos fallaron y en su lugar entraron Enrique y Juan, llevando consigo su ajuar de modelos, muebles y obras de arte. Ellos se instalaron en la planta baja y Ricardo en el primer piso.

Al poco tiempo, Enrique empezó a dar señales de que algo no funcionaba bien. “No sabíamos aún que tenía el VIH, pero se ponía malo cada dos por tres y discutía con todo el mundo”, recuerda Ricardo. “Estaba muy petardo, tanto que hasta yo me enfadé con él y me alquilé un piso”. Juan comenzó a acariciar la idea de separarse y se buscó una casa en Sitges. También salió varios meses de gira con Tino Casal –su función consistía en simular que tocaba los teclados y agitar su melena dorada mientras sonaba la música pregrabada–, dejando a Enrique solo y aislado en El Puerto. Un día se puso tan mal que hubo que ingresarlo en Cádiz, donde le hicieron pruebas, y entonces llegó el diagnóstico médico.

“A partir de aquello Juan se volcó en Enrique, y se fueron los dos a vivir a Sitges”, prosigue Ricardo. “Pero el dueño de la casa se había enterado de la enfermedad por la prensa y había cambiado la cerradura. Se fueron a un juzgado y les dijeron que tenían todo el derecho a entrar, así que llamaron a un cerrajero y allí se quedaron”. Enrique Naya fallecería por causas derivadas del VIH en la primavera de 1989. Un mes más tarde, Juan Carrero se quitaba la vida. “Él era portador sin desarrollar la enfermedad. Pero al ver el deterioro que había sufrido Enrique debió de decirse, yo de pasar también por esto ni mihita”.

Ricardo no ha olvidado el día en que conoció a Enrique, por 1974. Juan se lo había presentado como un amigo. “Le pregunté, Juan, ¿tú tienes algo con Enrique? Me dijo que sí. Y yo le dije, pues yo también soy gay. Parece increíble: éramos hermanos, vivíamos juntos, dormíamos en el mismo cuarto, pero no lo habíamos hablado nunca porque en aquellos tiempos de eso no se hablaba. Fue un día mágico, porque desde entonces no solo fuimos hermanos. Éramos amigos”.

[Fuente: Ianko López para revistavanityfair.es -Enlace original-]

Fallece Antonio Prió, pieza fundamental del sonido HC y del rock en general

Fundador y director de los Estudios Maratón de Barcelona, activos desde 1985, bajista del grupo Pernil Latino, productor, técnico de sonido, arreglista y muchas cosas más. Antonio Prió Rivacoba falleció el pasado 6 de febrero. 

El hardcore-punk catalán, y estatal, está en deuda con Prió. Por sus manos pasaron innumerables grupos de esta corriente musical como Subterranean Kids, HHH, Monstruación, GRB, Último Resorte, L'Odi Social, Corn Flakes, Máximo Volumen, etc. Aunque si bien es cierto tocó practicamente todos los palos: metaleros del estilo Rotten Flesh o Ktulu; rockeros desde los "heavy-metal" Bronce hasta los "rockabilleros" Rebeldes, Duckbills, Brioles o Inoportunos, pasando por los "bluesrockeros" Sui Generis, o los más recientes Teorema...; los skatalítcos Dr. Calypso o Agua Bendita; "folkies" como Falsterbo; incursiones en el pop con bandas como Dama de Hielo o El Último de la Fila; incluso artistas de talla internacional (John Paul John). Y muchos más (Mantequilla, Antonio Bolao Quartet, Arnau Boix, Drogas Guais, Cova da Serpe, ...).

Las muestras de cariño no tardaron en aflorar en las redes sociales y como respuesta a ellas, su hijo escribía estas palabras en el muro de Facebook de su padre:

"Hablo en nombre de mi padre para agradecer todo los mensajes recibidos. Leer todas las cosas tan bonitas sobre mi padre es algo que nos llena de vida. Gracias a cada uno de vosotros que ha hecho sonreír a mi padre y que ha acompañado en su gran pasión por la música. No tengo palabras para describir toda la emoción que siento por ver la huella que ha dejado en tantas personas. Mi padre vive en cada uno de nosotros. Gracias por todo."

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

8 feb 2021

Adiós BB Sin Sed... Hola Sed de Mal

"El rey ha muerto, viva el rey, o el rey ha muerto, larga vida al rey, es un lema o grito que se emplea como expresión ritual en la sucesión de las monarquías, especialmente en el reino de Francia y en la corona británica; aunque también en otras, como la de Dinamarca".

La revisión mañanera de mi muro de facebook del pasado viernes me trajo a la pantalla del PC la triste noticia de la disolución de BB Sin Sed, una banda que ya no es solo que me guste, y mucho, sino que además le tengo un especial cariño.

Una vez pasadas la impresión y el disgusto inicial  seguí leyendo la nota con tranquilidad, y para mi sorpresa al final se anunciaba que esa disolución viene acompañada de la fundación de un nuevo grupo "Sed de Mal", formado por el Xavi Vendrell y Felui Pla (voz y batería de BB Sin Sed respectivamente), Miguel Figuerola (Las Flores del Mal, Los Mojados) y Alber Mas (Midnight Special), que se disponen a grabar en menos de un mes en los Feelback Studios con Marc Tena como productor los 12-13 temas que compusieron durante estos meses.

Lo primero que se me vino a la cabeza fue la frase que encabeza esta líneas, "El rey ha muerto, viva el rey" ya que a todo fan de un grupo si este decide separarse sueña con que los nuevos proyectos que cada uno de los componentes puedan montar le den una ración de lo mismo multiplicada por varios, no suele ser así ya que los nuevos ingredientes mezclados de otra manera, darán lugar a nuevos platos.

El rey ha muerto, daremos la bienvenida a su heredero como se merece, pero ya nada será igual.

Siempre los echaremos de menos.

 
[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

Mikel Erentxun presenta 'Intacto' junto a Quique González como adelanto de 'Amigos de guardia'

Ya son 35 los años de carrera que lleva sobre su espalda Mikel Erentxun, ya que fue en 1985 cuando se publicó el primer álbum de Duncan Dhu. En todo este tiempo, el músico donostiarra ha ido llenando de clásicos el cancionero popular de nuestro país, bien sea con himnos de la banda que formó junto a Diego Vasallo o con joyas de su carrera en solitario. En cualquiera de los dos proyectos, su trayectoria es intachable, repleta de buenas canciones y de coherencia musical.

Para conmemorar esta fecha tan señalada, Mikel Erentxun ha dado forma a un trabajo que es casi un auto-homenaje a su propia carrera y se trata, sobre todo, de una celebración por todo lo alto, junto a un buen número de músicos amigos de distintas generaciones. Así, 'Amigos de guardia', que así es como se llamará el álbum en cuestión (como la canción incluida en su disco de 2006 'El corredor de la suerte'), reúne a más de 20 artistas en torno a canciones de todas las etapas artísticas de Mikel.

El primer single de este nuevo trabajo ya está disponible en todas las plataformas digitales. Se trata de 'Intacto', un tema extraído de 'Eléctrica PKWAY' (2012), uno de los discos más desconocidos de Erentxun. Para la ocasión, el cantante se ha acompañado de Quique González, en una nueva interpretación del tema realmente emocionante. Intacto fue compuesta por el propio Mikel Erentxun junto a su amigo y colaborador Rafa Berrio, que falleció hace menos de un año, por lo que además supone un bonito homenaje a su figura.

'Amigos de guardia' es un ambicioso proyecto que en principio iba a suponer la grabación en directo y con público de todos los temas pero que, debido a la situación que vivimos, tuvo que cambiarse la hoja de ruta. Aun así, todas las canciones del álbum han sido grabadas en directo, con toda la banda en los Estudio Uno. Banda formada por excelentes y experimentados músicos como Ricky Falkner, Fernando Macaya, Marina Iniesta, Sergio Valdehita y Xavi Molero.

[Fuente: Javier Decimavilla para crazyminds.es. Foto: Víctor Vélez. -Enlace original-]

7 feb 2021

El argentino Christian A. Masello publica un nuevo libro sobre Sabina

Hace casi diez años, Christian A. Masello se embarcó en un viaje tras las huellas -una vez más- del capitán pirata Joaquín Sabina. En este periplo, lleno de zozobras y algunas calmas, atracó en distintos puertos -23- buscando noticias del esquivo filibustero de Tirso de Molina.

Piratas de pelaje similar: Luis Eduardo Aute, Pablo Milanés, Reynaldo Sietecase, Luis García Montero, Javier Ruibal, Víctor Manuel, Adriana Varela y Ana Belén; miembros de la tripulación del capitán: Mara Barros, Pancho Varona, A. García de Diego... y otros personajes de la misma catadura, soltaron la lengua a cambio de unos tragos de ron, en sucias tabernas a uno y otro lado del océano. 

Christian A. Masello (Mar del Plata,1976). Escritor y periodista. Ha publicado los libros: "Miscelánea Serratiana", sobre Joan Manuel Serrat; "Un sueño fuera de ambiente", con el cantautor uruguayo Jaime Roos de protagonista; "Tras las huellas del capitán Sabina", prólogo de la cantante de tango Adriana Varela, con entrevistas a Joaquín Sabina y a personajes cercanos al artista, presentada en Madrid por el escritor Luis García Montero; "Enrique Symns. Dolor, soledad y magia frente a las puertas de la eternidad", con prefacio del cantante Indio Solari; Las novelas: "Una bala, paredón y después", prologada por el periodista Ángel Berlanga, y "Ella"; y "Reflexiones de un hombre herido", con prólogo del poeta Carlos Marzal, donde acompaña, con prosas poéticas, fotografías de Noelia López.

[Fuente: El Ángel Caído Ediciones]

6 feb 2021

Exfan publican su segundo disco, 'Autoficción'

Han pasado dos años desde el debut de Exfan, con un homónimo vinilo rosa que nos sedujo por contenido y continente. Este power dúo formado por Pat Escoin (Lula, Los Amantes, Los Romeos) y Tommy Ramos (Depressing Claim, Los Reactivos, Los Amantes), consolidan un proyecto curtido desde la influyente zona de Casatellón que tantas alegrías nos ha dado en el pasado. Y el presente se muestra optimista con bandas como Exfon, que mantienen el tipo a base de punk-pop enérgico con ecos 80’s.

Manteniendo el formato de guitarra y voz (Pat) y batería (Tommy), esta nueva entrega presenta diez nuevas canciones donde pulen al máximo su personal e imperecedero estilo. Originales y clásicos a la vez Exfan ejemplifican toda la pureza de su sonido en canciones como «Puñales»», su primer single de adelanto, donde suenan melódicos pero potentes, acariciando el shoegaze sin parecer manidos.

Ahora presentan «Perrito», nuevo single y video que transita por calles vacías destilando mala leche y furia contenida. Rodado en blanco y negro y rodado en una sola toma, añadiendo algunos flashazos de momentos resacosos, el vídeo se ajusta a la perfección al sonido primitivo y crápula que destila la canción.

'Autoficción' vio la luz en enero de 2021 editado con su propio sello «Gatuela Records» en un cuidadísimo vinilo 10″ transparente edición limitada 200 copias.

[Fuente: ruta66.es]

Al rescate de Platero y Tú 28 años después, con un emotivo guiño a Leño

Archivos rescatados es un proyecto de la multinacional Warner en la que rebusca en los archivos musicales de sellos como Dro para rescatar en formato digital viejas y, en algún caso, inéditas canciones de grupos vascos y estatales de finales del siglo pasado. Entre ellas, destaca un EP del grupo Platero y Tú, banda rockista en la que se dio conocer Fito Cabrales. El lanzamiento incluye una versión de los bilbainos de sus admirados Leño.

Además de por Fito, que se ocupaba de voz y guitarra, Platero y Tú estaba coliderado por el guitarrista Iñaki Uoho Antón, posteriormente miembro de Extremoduro e Inconscientes, y completaban el cuarteto el bajista Juantxo Olano, Mongol, y el batería Jesús García, Maguila. Editaron varios discos de rock clásico con base en el botxo e influencias como AC/DC, Leño, la Creedence y Status Quo, entre 1989 y 2002.

Warner acaba de publicar el EP 'Tras la barra del bar', que incluye cuatro canciones en formato digital, lideradas por el tema homónimo, en el que Fito narraba su dura vida en el bar de su padre en la calle Cortes de Bilbao. El lanzamiento incluye otro clásico de Platero y Tú como 'Mari Madalenas', además de 'Esta noche yo haría'. Todas estas canciones se incluyeron en el disco del cuarteto 'Vamos tirando', grabado en 1993.

Además, en este nuevo EP digital se añade una versión inédita de 'No voy más lejos', del trío madrileño Leño, grabada en directo el 5 de septiembre de 1993 en la localidad alavesa de Artziniega. No en vano, el compositor, guitarrista y cantante Rosendo Mercado siempre ha sido una de las influencias más evidentes de Fito, tanto musical como humanamente. Leño incluyó este himno ('Yo solo hago rock'n'roll, no voy más lejos') en su disco 'Más madera', de 1980.

El proyecto Archivos rescatados busca recuperar discos descatalogados desde hace tiempo en formato físico para ponerlos a disposición del público por primera vez en edición digital. "El proceso de búsqueda de material sonoro ha dado lugar a una jugosa y ecléctica selección de grabaciones que pretenden despertar la atención de los curiosos y completar la discografía de algunos artistas esenciales en la historia musical de este país", destacan desde la discográfica.

El equipo de catálogo de Warner Music Spain ha publicado también ya tres EP de Chucho, inéditos en formato digital hasta la fecha. Estos discos fueron el preámbulo y la conclusión del disco 'Los diarios del petróleo' de la banda liderada por Fernando Alfaro. Este mes está previsto ampliar la colección con el lanzamiento del descatalogado 'Por el día y por la noche', de Mestizos; '¡Ay Tenochtitlan!' y 'Un beso y una flor', ambos de Seguridad Social, con remezclas, y unas remixes de Hueso ná má, de Manzanita. Y en marzo, remezclas de 'Quiero besarte', de Roser, varias compartidas con La Unión.

Tracklist:

01. Tras la barra
02. Mari Madalenas
03. Esta noche yo haría
04. No voy más lejos

[Fuente: Andrés Portero para deia.eus -Enlace original-]