29 jul. 2020

Discos de Paseo recupera a Elásticos

Discos de Paseo tiene el honor y el placer de presentar un single con dos canciones que han pasado treinta años en el limbo de lo nunca editado. Son anuncio de un elepé que recogerá, tras el verano, la única grabación oficial de Los Elásticos junto a un buen puñado de maquetas que demuestran la energía y el saber hacer del grupo. 
Volvamos la vista al año 1980, cuando cuatro amigos de Barcelona fundan un grupo para construir canciones que reflejen su gusto por la new wave y el punk. Es una época en que la nueva ola madrileña era un movimiento álgido, pero en Barcelona no se quedaron atrás y también asistió a una explosión de grupos pop como Sprays, Telegrama, Kamembert, Brighton 60 y muchos más. Los Elásticos estaban entre ellos.
Sus conciertos y sus maquetas dan buena cuenta del impulso energético y vibrante. La voz de su cantante, Mercè Ros, no tiene comparación. En “A dónde voy”  -que tiende hacia el soul – se encarga de romper y vitaminar el estribillo, mientras va subiendo entre ráfagas de vientos. “La séptima” es una balada en la que esa misma voz hace el rugido más íntimo. La instrumentación de Toni Pelegrín, José Luis Muñoz y Ramón Grau le ofrece un colchón sutil y compacto para que dé rienda suelta a su garganta y su garra, una de las más privilegiadas en esos tiempos
En sus letras conforman un ideario juvenil y urbano. En el caso de “A dónde voy” el tema es la indecisión sentimental juvenil, amores que no se fijan, pero que tampoco se abandonan, en un escenario de bares y noche. En el caso de “La séptima” es el dolor de la despedida lo que se abre, cuando ya no hay ni la posibilidad de mirar atrás.
Sin embargo, todo ese potencial no llegó a cuajar en disco. El grupo se asienta, pacta con una discográfica –Wilde Records-, que únicamente logra meterlos en un recopilatorio, antes de quebrar a mediados de la década. Vuelta a empezar. Contactos con una nueva discográfica, pero el elepé no llega al mercado hasta 1987. Han pasado siete años y la frescura descarada de sus canciones, la insatisfacción de las calles, ese mundo que en Nacha Pop o Los Elegantes había corrido con su época, aquí llega demasiado tarde y no alcanza el reconocimiento que el grupo se merecía. Por eso, este single y la reedición que Discos de Paseo les prepara es doblemente importante. Primero, porque recupera unas canciones que iban a quedar sepultadas en el olvido, y que aún pueden emocionar a almas sensibles. Segundo, porque los desgaja de años concretos. No importa ya ni en qué año empezaron ni en cuál apareció el elepé. Lo que importa es que recuperamos canciones impactantes y preciosas de nuestra nueva ola.
[Fuente: discosdepaseo.com]

19 jul. 2020

Loquillo. La poesía como argumento

Loquillo vuelve a la carretera. Tras posponer la gira "El último clásico" para el próximo otoño, el Loco nos sorprende retomando su cancionero de poemas de cara a este verano.

Junto a Gabriel Sopeña, Iosu García, Alfonso Alcalá y Laurent Castagnet, ofrecerán una serie de conciertos íntimos y en formato reducido, en los que recuperarán los temas de trabajos como "La vida por delante", "Con elegancia", "Mujeres en pie de guerra" o "Su nombre era el de todas las mujeres".

Con paradas ya confirmadas en Valladolid, Burgos, Barcelona o Aranda de Duero, los ensayos y puesta a punto de la banda están ya en marcha en Zaragoza.

Las entradas para los conciertos ya se pueden encontrar en venta anticipada a través de las webs y puntos de venta habituales.

[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

Nuevo tema de Miguel Ríos tras una década

Más de diez años tuvieron que pasar para que Miguel Ríos presente una nueva canción. La anterior quedó registrada en su directo "Bye Bye Rios" y era la encargada de dar título al álbum editado en 2010.

"El blues de la tercera edad" sirve de adelanto al nuevo disco del granadino que verá la luz tras el verano, y que, como álbum de temas nuevos, coge el relevo a "60mp3" editado en 2004.

La composición de esta nueva canción corre a cargo del propio Miguel Ríos junto al productor José Nortes, que además se encarga de la guitarra en la grabación.

Ambos se hicieron acompañar en los Black Betty Studios por Edu Ortega al violín y mandolina y Luis Prado al piano, completando así la formación del trío que toma su nombre del mencionado estudio, invitando Txetxu Altube a los coros.



[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

Manolo García, "Acústico, acústico, acústico"

Con la veteranía acumulada en tantos años de carrera, pero con la frescura de quien lo afronta todo con la curiosidad de un novato, Manolo García acometió en 2019 su primera gira acústica. Aquellos 55 conciertos se plasman en el nuevo lanzamiento del cantante y compositor barcelonés, con formato de doble CD y DVD. Este 8 de mayo entrega su primer adelanto: la versión acústica y en directo de 'Somos levedad'.

Fue una gira especial, que le permitió acercarse a ciudades donde no recalaba desde hacía años, pero también hacer una quíntuple comparecencia en el Palacio de Congreso de Madrid. Aquel medio centenar de conciertos de tres concienzudas horas ratificaron la vigencia de un cancionero enriquecido a lo largo de cuatro décadas de trayectoria.

El espectáculo se caracterizó por un impactante sonido directo y un magnífico diseño de luces, pero también por una escenografía envolvente diseñada por el propio García. Sus canciones hicieron el resto, para redondear la primera gira en formato acústico de su extensa carrera.

Tracklist:

CD1
01 Intro: Variación Del Preludio De La Primera Sonata Para Violín Solo De J. S Bach
02. San Gennaro
03. Cierro La Noche
04. Solo Amar
05. Sabrás Que Andar Es Un Sencillo Vaivén
06. Navaja De Papel
07. Ya No Danzo Al Son De Los Tambores
08. Braque
09. La Sombra De Una Palmera
10. Sombra De La Sombra De Tu Sombrero
11. Ardió Mi Memoria
12. Océano Azúl
13. Sobre El Oscuro Abismo En Que Te Meces
14. No Estés Triste
15. Carbón Y Ramas Secas
16. Pájaros De Barro

CD2
01. A San Fernando, Un Ratito A Pie Y Otro Caminando
02. Si Te Vienes Conmigo
03. Nunca El Tiempo Es Perdido
04. Como Quien Da Un Refresco
05. Nunca Es Tarde
06. Ardieron Los Fuegos
07. Ruedo, Rodaré
08. El Frío De La Noche
09. Rosa De Alejandría
10. Busco Cielos
11. Somos Levedad
12. Una Tarde De Sol
13. Para Que No Se Duerman Mis Sentidos
14. Un Giro Teatral

DVD
01. Intro
02. Exprimir La Vida
03. Cierro La Noche
04. Solo Amar
05. Sabrás Que Andar Es Un Sencillo Vaivén
06. La Sombra De Una Palmera
07. Sombra De La Sombra De Tu Sombrero
08. Ardió Mi Memoria
09. Océano Azúl
10. Sobre El Oscuro Abismo En Que Te Meces
11. No Estés Triste
12. Nunca Es Tarde
13. Pájaros De Barro
14. A San Fernando, Un Ratito A Pie Y Otro Caminando
15. Si Te Vienes Conmigo
16. Nunca El Tiempo Es Perdido
17. Como Quien Da Un Refresco
18. Ardieron Los Fuegos
19. Rosa De Alejandría
20. Carbón Y Ramas Secas
21. El Frio De La Noche
22. Somos Levedad
23. Una Tarde De Sol
24. Para Que No Se Duerman Mis Sentidos
25. Un Giro Teatral
26. Creditos
27. Making Of Acústico



[Fuente. manolo-garcia.com]

Virus y acordes en el Regreso al Futuro (III)

Dicen que la cajita de música fue inventada allá por 1796, un relojero suizo logró capturar lo que resultaría un refugio de sentimientos compartidos mediante un diente metálico pulsado por púas. Su refinamiento dio lugar a modelos tan elaborados que sirvieron para evocar melodías y momentos comunes, dulces polifonías reproduciendo melancolías variadas o esperanzas campanilleras. Cierra los ojos ¿Recuerdas aquella melodía? “tin, titín, tin tan…”

Casi, casi, se podría notar el regusto de ese párrafo anterior tan parecido al rastro de una galleta danesa de mantequilla que se abraza al de un sorbo de té earl grey en el paladar. Han pasado dos siglos desde entonces y he tenido la curiosidad de averiguar cómo se habría desarrollado a día de hoy ese concepto musical, a fin de cuentas todos los instrumentos han tenido su evolución ¿O no?

No es meollo del artículo decidir si la música es “sólo” matemáticas aplicadas, o por el contrario que el que pueda ser explicada por ellas no quite que sea una expresión imaginativa del alma civilizada. Dejémosles tirándose de los pelos a partidarios y detractores de ambas interpretaciones y preparémonos a sentir los nuestros, como escarpias recién escalofriadas. Vamos a empezar por esa palabra tan aplaudida como despreciada: el “autor”.

Todos tenemos noticia de alguna que otra disputa famosa, acusaciones de robo de melodía que hasta ahora se resolvían en los tribunales (como cuando el propio John Fogerty fue acusado de autoplagio por su antigua editorial y tuvo que demostrar, guitarra en mano y ante el juez, las diferencias entre ambas canciones). Podemos ir olvidándonos de eso en el futuro. Damien Riehl y Noah Rubin, dos expertos en informática y derecho, han grabado todas las combinaciones posibles de 8 notas en 12 tiempos, logradas a razón de 300.000 por segundo. ¿El resultado? las 68,7 mil millones de melodías generadas han sido subidas gratis a internet, eliminan el posible “derecho de autor” para el futuro pues cualquiera puede decir que usó su banco de datos aunque, eso sí, desde la licencia de Creative Commons.

Otra inquietante noticia para los creadores de música (ahora ya puestos en sospecha de no ser más que voluntariosos gestores de notas aleatorias) es la firma de un contrato de la poderosa Warner Music con un algoritmo en particular. En realidad con él no, con la compañía propietaria que se reserva los derechos del mismo y que compartirán al 50% durante, en principio, 20 álbumes completos. La realidad es que los algoritmos que producen melodías y sonidos ambientales de esa empresa alemana –Endel-, ya conviven con artistas reales en Spotify; es más, puede generarlos para ti mediante una aplicación que utiliza parámetros como la propia localización, la hora, el tiempo atmosférico o tu ritmo cardíaco para crear piezas personalizadas. Chúpate esa, Mozart. No caigamos en el catastrofismo, a día de hoy el público aún prefiere ponerle cara humana a los sonidos que oyen de fondo mientras están haciendo alguna actividad. Así que tranquilo, puedes ir con esa composición de la que estás tan orgulloso a alguna compañía importante para que te lance mundialmente. ¿Preparado?

Pues habrás de tener en cuenta que, por ejemplo, Tijl de Vie -experto en inteligencia artificial de la universidad de Bristol (y hay varios más, tranquilo)- tiene un programa que analiza si tu composición va a ser un bombazo, o un churrillo irrelevante, en base a parámetros como velocidad, longitud, tempo, ritmo y otras características como su capacidad de ser bailable; parece ser que lo infalible es que sean pocos acordes, que la velocidad sea a 120, desarrollada en cuatro por cuatro y que incluya segundas voces. ¿Y si la canción no encaja en ese ahora ya imprescindible standard para las discográficas? Te responderé con otra pregunta ¿Sabes freir patatas? Pues ya sabes qué hacer con tu canción.

Algún oscuro genio del mal ha decidido y apostado por los algoritmos como futuro de la música a nivel masivo, aún están en fase de desarrollo pero cuando estén bien “entrenados” podrán “componer” en cualquier estilo musical y (siempre que sea extremadamente rentable) acabaremos oyendo “música inspirada en tu artista favorito” ¿Discos “estilo Beatles? ¿El nuevo fake de los Ramones? ¿Oiremos al sampler de la voz de Hank Williams cantando el “Like a Virgin? Se aceptan apuestas… siempre que sean sobre seguro.

Tras tantas batallas, es el definitivo triunfo de la mediocridad aritmética sobre las irregulares chispas del genio y desde aquí felicito póstumamente al señor Salieri. Ay, las cajitas de música… bueno, siempre nos quedará darle a la manivela en alguna esquina mientras el mono pasa la gorra ante el respetable. Tampoco nos va a venir de nuevas eso ahora ¿O sí?



[Redacción Nuevaola80. Teo Serrano]