29 abr. 2020

Urquijo y Vega: Composiciones hechas himnos

Dos de los temas más universales del pop español han saltado a la pantalla pequeña como himnos de esta crisis que no deja de preocupar a todos los ámbitos de la sociedad española. Hablamos de 'Pero a tu lado' de Los Secretos y 'El sitio de mi recreo' de Antonio Vega. Sus compositores ya no están con nosotros, Enrique Urquijo falleció el 17 de noviembre de 1999 y Antonio Vega el 12 de mayo de 2009.

Pero su espíritu si...

De una parte, 'Pero a tu lado' se ha convertido en abanderada de una campaña de Cruz Roja para recaudar fondos contra el Covid-19, en el que han participado una veintena de músicos de nuestro país: Andrés Suárez, Ara Malikian, Carlos Tarque, Dani Fernández, David Demaría, David Rees, Demarco Flamenco, Diego El Cigala, Edurne, Fredi Leis, Jose Manuel Soto, Manolo García, Manuel España, Marlon, Marta Soto, Nacho Campillo, Pablo Sainz Villegas, Paul Alone, Pitingo, Shuarma, Taburete y Valeria Castro.

Desde el principio del confinamiento, Los Secretos se embarcaron en la iniciativa Donamadrid creada por la Comunidad de Madrid y junto con Paz Padilla y el grupo Vespok 360 y otros tantos actores y caras conocidas como como Belén Rueda, Alba Flores, Fernando Tejero… para recaudar fondos para material sanitario. A esta acción también han querido sumar su fuerza y apoyo Cruz Roja. Por ello, los beneficios de la comercialización de esta canción coral serán donados a la campaña promovida por Rafa Nadal y Pau Gasol #nuestramejorvictoria y cuyos fondos irán destinados íntegramente a Plan #CruzRojaRESPONDE.



Y, de otra parte, 'El sitio de mi recreo'. Una extraordinaria composición de Antonio Vega de su segundo álbum en solitario, que además lo llevó por título, allá por 1992. En este caso ha sido protagonista de la campaña publicitaria que AtresMedia ha llevado a cabo durante estos días de confinamiento. La magia de la letra y la fuerza interpretativa de Antonio Vega se dan la mano con las imágenes subtituladas para lanzar el mensaje que nunca supo su compositor, se convertiría en un alegato de vida y esperanza.



[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

'Solo por dinero', de Asfalto, cumple XXX años

Con motivo del 30 aniversario del lanzamiento de “Solo por dinero” de Asfalto, DoctorKronos Music va a publicar una re-edición del álbum, que incluye muchas sorpresas.

"Solo por dinero" es el disco que, después de más de 10 años, volvía a reunir a los protagonistas creativos del primer elepé de Asfalto: Julio Castejón, José Luis Jiménez y Lele Laina, que habían creado juntos piezas como "Días de escuela" o "Rocinante". A ellos se sumó Terry Barrios (Topo) como batería en el puesto habitualmente ocupado por Enrique Cajide.

Bajo un formato doble cd deluxe, esta edición incluye el disco original remasterizado para la ocasión, y un segundo disco titulado “It´s only Rock and Roll”, que contiene todas las versiones de clásicos de los 50s y 60s que la misma formación registró bajo el nombre de La Rockorquesta justo antes de la grabación de “Solo por dinero”. Al respecto de este disco se incluye un comentario exclusivo de Julio Castejón.

Importante: Se trata de una edición limitada a muy pocas copias, no te quedes sin ella, por lo que ya puedes hacer tu reserva del disco en la tienda online.

[Fuente: doctorkronosmusic.com]

Rockuerdo Nuevaola80: La canción de Juan Perro

Hay casi unanimidad en los próceres de eso del periodismo musical en sentenciar que "las canciones de Radio Futura han envejecido mal". Algunos, incluso han osado en señalar "lo mal que sonaba el grupo en directo". Estas veladas acusaciones tendrían una base de justificación, en cuanto a lo primero, si nos ceñimos exclusivamente al primigenio "Música moderna", un álbum de indudable éxito pero con marcado por marcado espíritu lúdico, simple y naif (el que primaba en la época) un tanto alejado de las sensaciones más trascendentalmente elaboradas que empezaron a proliferar en el pop español desde mediados de los 80 hasta nuestros días. Aún así, huelga decir que, aunque oído en la actualidad puede sonar un tanto demodé, es un magnífico (quizá el mayor) exponente de la Movida y que contiene sobre todo dos canciones ("Enamorado de la moda juvenil" y "Divina") que son auténticos himnos en la música española y de las que sobra cualquier comentario. También, es probable que los proyectos de Santiago Auserón tras la disolución del grupo (Juan Perro, Las malas lenguas ...), al ofrecer una línea un tanto continuista a la última etapa del grupo, haya servido de tapón a la hora de recurrir a la audición de los álbumes de éste dando figuradamente la sensación de ranciedad.

En cuanto a lo segundo, retomamos el mismo punto de inflexión de la historia: es cierto que, a pesar de los sintetizadores y las cajas de ritmos del histriónico Herminio Molero, no terminaban de sonar adecuadamente, doy fe porque es la impresión que saqué en un concierto que les vi en el Rock-Ola en aquella época, pero una vez que el grupo, tras la salida del mismo de Javier Furia y el propio Herminio, se redujo a cuarteto, también doy fé de que sonaban de manera brillante y compacta y es que, además del indudable liderazgo de Santiago Auserón, la solvencia de su hermano en el bajo, la del malogrado Enrique Sierra en la guitarra principal y la de Solrac en los timbales es irrefutable, Radio Futura era un grupo y sonaba de maravilla como tal.

Antes de la publicación de éste "La canción de Juan Perro", Radio Futura ya estaba en el punto álgido de su carrera, la crítica los veneraba hasta el punto del éxtasis, despachaban discos a tutiplén de sus dos entregas anteriores ("La ley del mar/"La ley del desierto"; "De un país en llamas") incluso de los maxis con versiones extendidas incluídas en los lp´s y sus conciertos alcanzaban el listón de mayoritarios, el grupo era todo un fenómeno de masas al que solo Mecano hacía frente en el panorama nacional.

Pero Santiago Auserón, en lo personal docto e ilustrado dónde los haya, y más concretamente su inquieta mente obsesionada con la investigación seminal en la raíz pivotante de los sonidos originales, captó la encrucijada en la que se encontraba el grupo y tuvo que, entre la dualidad que se le presentaba, elegir entre el bien (evolución) y el mal (estancamiento) ... huelga decir lo que decidió, aunque el bien supusiera una vuelta a los orígenes, desproveyendo en la medida de lo posible los artificios y efectos técnicos a las canciones, impregnando a éstas de ritmos que miraran más hacia lo latino que a lo anglosajón y asumiendo el riesgo de hacer el camino opuesto a los senderos de sus discos anteriores.

Si bien se mantuvo al productor, Jo Dworniak, (cambiarlo hubiese sido demasiado arriesgado), se introdujeron varios y significativos cambios: se prescindió del batería original (Solrac), entrando en su lugar otro virtuoso de las baquetas, el inefable Carlos Torero y se introdujeron en el grupo un teclista (Pedro Navarrete), un percusionista cubano (Daniel Ponce) y hasta una sección de vientos (Uptown Horns) y, quizá lo más importante, se cambió para la grabación Londres por Nueva York en un intento (imagino) de concatenar la cercanía cultural y física latinoamericana con lo que se pretendía conceptuar en el disco. Visto lo visto, las decisiones no pudieron ser más acertadas.

El resultado es un sorprendente mosaico multicolor de sonidos latino-caribeños en los que caben la rumba, el funk,el pop, el reggae, el rock y hasta el rap, todo ello adornado por unas letras elegantes y exquisitas, de inspiración literaria en algún caso, en las que no falta el gusto del mayor de los Auserón por los tópicos y las frases hechas recogidas en la cultura popular y que encajan a la perfección en la horma del zapato sonoro.

No hay paja en ninguna de las 10 canciones, todas de sobra conocidas, que lo componen, aunque ciertamente dado el interés de la compañía en promocionar el disco sin renunciar al estilo pegadizo requerido para entar en las radiofórmulas, unas han gozado de mayor popularidad que otras pero el álbum raya la perfección en "A cara o cruz", "37 grados", "La mala hora", "El canto del gallo" o "Luna de Agosto". Mención aparte merecen dos de las mejores canciones en la historia del grupo: la extraordinaria "Annabel Lee" inspirada en un poema de Edgar Allan Poe y de la que se publicó un estupendo videoclip, y "La negra flor", un excepcional paseo amoroso por las Ramblas de Barcelona que se vería ampliado con la edición en un maxi single de "Paseo con la negra flor" que añadía un rap de cariz jamaicano, pero, como decía, nada sobra en el disco más completo y estimulante de Radio Futura.

La edición fué todo un acontecimiento y fue tal el éxito que el álbum está considerado el punto de partida de lo que después se ha denominado (volvemos a las dichosas etiquetas) "rock latino", de innumerables imitadores, algunos incluso con cierto prestigio (Juanes, Jarabe de palo ...) pero ninguno de ellos se ha acercado tan siquiera a los niveles de originalidad, emotividad y calidad de un disco fundamental en la historia de la música pop española.



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

Asturias, Málaga y Alicante se juntan en Palermo Steel

Tres músicos distanciados geográficamente entre sí han aunado fuerzas para darle vida a Palermo Steel. Acaban de lanzar por redes su primer tema, registrado y mezclado por "control remoto". Se trata de 'Estado superado', un alegato de absoluta actualidad acerca de la crisis vírica que atenaza al mundo entero.

Tras la letra y la idea inicial de la música está Pablo M. Vaquero, músico y periodista asturiano que fue miembro de grupos como Crónicas Húmedas, Los Cómplices o Los Murciélagos; además de ser quien pone la voz, bajo y teclados. Le acompañan el fundador de la banda malagueña Danza Invisible, Ricardo Texidó (en la actualidad inmerso en su banda A Ritual Play) quien se encarga de la batería, guitarra y coros; y el madrileño afincado en Alicante, Kike Sánchez (guitarrista de Paraíso, entre otros) a las guitarras. Se completa con la participación de Merche Menéndez a los coros.

De esta forma nace este tema, 'Estado superado', que habla de una cita imposible aplazada por las circunstancias de todos conocidas. Grabado por separado en casa de cada uno de los protagonistas, ha sido mezclado en el estudio del propio Texidó. El videoclip ha sido realizado por AntraxMedia.

'Estado superado' está dedicado a "toda la población española que sufre las consecuencias de este maldito momento histórico, pricipalmente a los que han perdido la vida y a los voluntarios y los trabajadores de los distintos sectores laborales que se exponen a diario al grave contagio del covid-19, en la lucha por atenuar las consecuencias de esta distopía hecha realidad. A los héroes anónimos diarios. Gracias".



[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Javier Andreu: El hombre que salía demasiado

El nuevo trabajo en solitario de Javier Andreu 'El hombre que salía demasiado' debería estar ya sonando en nuestros reproductores, pero se quedó en la línea de salida esperando a que suene el disparo que le permita empezar su carrera.

Y es que la crisis del Covid-19 está manteniendo a los músicos en zona de boxes durante todo este tiempo, y lo que es peor, en un estado de semi-letargo sin fecha de caducidad, por el momento. Los conciertos, con sus giras de presentación tardarán todavía un tiempo en llegar, los showcases y correspondientes firmas de discos se vislumbran en un futuro a medio plazo. Pero lo que es indudable es que la fiebre creativa no tiene freno para nuestros artistas. Queda disfrutar lo que van ofreciendo de manera virtual y que, pasado el estado de confinamiento, se podrá degustar tanto desde el equipo de música como sudando a pie de escenario.

Y ahí está el líder de La Frontera, un creador en estado puro, que ha forjado temas imperecederos como 'El límite', 'Siete calaveras' o el divertido infortunio del pobre 'Judas el Miserable', entre otros muchos éxitos.

Se trata, pues, del segundo disco que Javier Andreu publica bajo su propio nombre tras 'Libro de cuentos' de 1999, y la primera colección de canciones nuevas con su firma desde que en 2011 viese la luz 'Rivas Creek' de La Frontera.

En palabras del propio Javier "'El hombre que salía demasiado' es un álbum ecléctico, en el que da rienda suelta a su pasión por tres de sus grandes influencias: Bob Dylan, Lou Reed y David Bowie."

Como adelanto y para ir abriendo boca ya podemos encontrar en youtube dos de los temas que componen este Cd 'Redención' y el homónimo 'El hombre que sabía demasiado'.





[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

23 abr. 2020

Día del Libro. Recomendaciones Nuevaola80

Hoy 23 de abril es Sant Jordi, en Catalunya el Día de la Rosa, así como en toda España el Día del Libro. Un atípico día para tan popular celebración, tanto para los que reparten rosas como para los que regalan libros. Estamos confinados sin fecha oficial de salida, aunque parece ser que, últimamente empezamos a ver la luz, tenue, pero por ahí al fondo se ve asomar.

Nada mejor que hacer estos días que coger un buen libro y ponernos a leer. Desde Nuevaola80 te queremos hacer partícipe de una muy especial selección de libros. ¿Por qué estos y no otros? Pregunta de respuesta fácil, sin duda. Todos los autores de nuestra selección tienen una especial vinculación con otro libro que pronto aparecerá en el mercado, una obra solidaria que requiere el mayor de los respetos puesto que se trata de un libro benéfico en favor de la Asociación Sanfilippo. Pronto daremos más detalles.

Por el momento este es nuestro Top de publicaciones recomendadas para estos días:

'El Rock and Roll de los Prodigios', Teo Serrano (Librando Mandos, 2015)
'Música Moderna', Fernando Márquez Chinchilla (La Banda de Moebius, 1981)
'Identidades', Miguel Trillo (Actar, 2009)
'Bola y cadena', Ricky Gil (Milenio, 2005)
'Flores en la basura. Los días del rock radical', Roberto Moso Gil (Hilargi Ediciones, 2003)
'Esto no es Hawaii. La historia oculta de la movida', Jesús Ordovás (Efe Eme, 2016)
'La evolución secreta. 4 Cuentos por Silvia Resorte', Silvia Escario (Tege Editorial, 2018)
'NegrOscuro. Onda siniestra y afterpunk en España', Pablo Martínez Vaquero (Milenio, 2019)
'John Lennon. Pop Rock', Ignacio Julià (La Máscara, 1996)
'Hoy el viento sopla más de lo normal', Javier Escorzo (Milenio, 2017)
'Mecano. La fuerza del destino', Javier Adrados y Carlos del Amo (La Esfera, 2004)
'Alas de plata. Biografía de Fernando Lavado y Gatos Locos', Rubén Olivares (Autoeditado, 2017)
'En el Infierno también escuchan Rock', Miguel Alférez Canos (Letrame, 2019)
'Redonda como una pelota', Pat Escoín (Chelsea Ediciones, 2014)
'No se salva nadie', Rafa A. Balbuena (Norte y Sur Records, 2007)
'Tennessee. Secretos a voces', Lauren Jordan (Quarentena Ediciones, 2015)
'Una historia del pop malagueño (1960-2009)', Javier Ojeda (Ayto. de Málaga, 2010)
'Rocker. La generación de las hogueras', Marco Antonio López (66 rpm, 2015)



[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

22 abr. 2020

Rockuerdos Nuevaola80: Una crónica de Nacha Pop en Rock-Ola

Nuevamente visita la sección "Rockuerdos Nuevaola80" uno de nuestros grupos favoritos, entre otras cosas, por su carisma, por la calidad de sus composiciones o por su gran empatía con todos los que,  alguna vez en nuestras vidas, nos hemos contagiado de la magia compositiva de sus dos "cabecillas", Antonio Vega y Nacho G. Vega.

En esta ocasión, aprovechamos para reivindicar a un profesional de los medios de la talla de Ignacio Julià (fundador de Ruta 66). A continuación transcribimos la crónica que, todavía firmanado como Nacho Julià en las páginas de Rock Espezial, le hizo a Nacha Pop a su paso por Rock-Ola en mayo de 1982 (triple concierto, los días 28, 29 y 30). Nacha Pop, pisó esta mítica sala en tres ocasiones más.

"Me resulta imposible perpetrar una crónica fría y periodística de lo que fue la presentación madrileña del espléndido sgundo LP de Nacha Pop. Por si todavía me quedaba alguna duda  sobre su calidad única, los chicos salieron a escena a por todas, parapetados ante un potente equipo de sonido y dispuestos a que se hicieran realidad esos temas directos, nerviosos y eléctricos, que son el producto del mejor grupo de pop-rock del país. Antonio Vega extrajo de su guitarra los riffs más calientes, y de su mirada tortuosa brotaron las palabras y canciones más impresionantes. Nacho complió perfectamente con su papel de centro neurálgico del conjunto, cantando sus propias canciones con emoción y dejando que su guitarra imprimiera el tono festivo a la velada. Carlos y ÑT fabricaron contínuamente un transfondo rítmico expresivamente eficaz. ¿Las canciones? Bueno, la casi totalidad de "Buena disposición", con arranques furiosos en "No necesitas más", "Alta tensión", "Qué hiciste conmigo anoche" y "Atrás"; y algunos recuerdos del primer álbum, con versiones particularmente tremendas de "Lloviendo en la ciudad", "Miedo al terror" y "Déjame algo", esta última a petición, irrefutable, del público. El público fue otra historia, porque lo cierto es que su comportamiento rozó la histeria, y es que no había para menos. El concierto de Nacha Pop fue lo mejor que le he visto hacer a un grupo español sobre un escenario nunca: rock de verdad, con un cuerpo y una marcha iimparables. ¡Impresionante! Y si cuando vengan a tocar a Barcelona el personal no responde de una vez por todas, yo me muevo a vivir a Madrid. Que ya está bien de aburrimiento."

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

18 abr. 2020

Virus y acordes en el Regreso al Futuro (II)

En el artículo anterior, escrito a la vez que empezaba el confinamiento, se establecía una relación directa entre la tecnología y las formas de obtener ingresos para los músicos, a lo largo del tiempo. Ha pasado más de un mes encerrados y, quien más, quien menos, ya ha empezado a emular la famosa escena de Fred Astaire subiéndose por las paredes; aprovecho un descanso en ese frenesí para escribir esta segunda parte. Arranca en una bodega del barrio de Gràcia y tratará de demostrar que, al igual que los griegos aseveraban “lo que es arriba, es abajo” en relación a los cielos y la tierra, bien podría afirmarse también que “lo que ya ha sido, será de nuevo otra vez” en relación a la música inspirada bajo esos cielos y ¡Ay! a la música estrellada contra estos suelos.

De jovencito me gustaba ir a componer a locales con mesa al fondo, tocaba sentado en ella muy suave para no molestar. En una de aquellas tardes el dueño de cierta bodega se me acercó y propuso un trato: “oye, he pensado que podrías tocar un día para público, lo anunciaría por el barrio y pondría entrada”. La mueca de absoluta sorpresa, de atónito asombro ante lo inaudito que se le expandió por la cara cuando le pregunté: “vale, ¿Cuánto dinero me llevaré yo?” no la olvidaré nunca. Vamos, es que ni se le hubiera pasado jamás por la cabeza que un músico pretendiese algo que no fuera un par de cervezas por hacer “riki riki” con su guitarrita.

Es un buen ejemplo de la doble vara de medir el respeto que se ha tenido desde siempre a la música y a sus ejecutantes, ya se sabe que una cosa es la divina estela de una diva como María Callas o directores de orquesta como Daniel Barenboim y otra muy diferente la chusmipurria de perdularios que desde los lejanos tiempos de los juglares se ha caracterizado por su proverbial vagancia, su incontrolada lujuria –siempre ávidos de impúdico roce carnal con perdidas sin redención ni modales- la turbia querencia a intoxicarse con diferentes substancias y su afición al gorroneo y descuido con todo lo que se deje sin esconder en su presencia.

Definidos, pues, los personajes-prototipo de esta tragicomedia, pasemos a revisar los términos habituales del trato comercial en el mundo musical moderno; ya tenemos una edad para atrevernos a salir de la bodega y descubrir, por fin, lo que vale un peine. Porque si es del todo a cien, para poder pagar ese euro que cuesta, el músico sólo necesitará que se haya reproducido 59 veces su canción, si está colgada en la plataforma de pago Napster. Eso nos da la jugosísima cantidad de nada menos que 1´7 céntimos de euro por cada una, intrigante coincidencia con lo que se llevaban por disco los músicos en la década de los años 40 del siglo pasado. ¿Les parece bien? Descuiden, volveremos a ello.

Cuando antes de la era digital un grupo iba a actuar en algún garito de cualquier ciudad, se gestionaba con un precio fijo denominado ”caché”, que era más o menos elevado en función de su popularidad. Luego, el asunto del directo evolucionó a tener que conformarse sólo con el dinero que se recaudara en la entrada. Algo más tarde, los locales decidieron que el grupo sólo se llevaría un imposible de verificar porcentaje de lo que se recaudara en la barra y, finalmente, se les ha invitado sí o sí a tocar con los dedos el cielo de la bohemia, o sea, a nivelarse emocionalmente con los sufridos músicos callejeros. ¿Cómo? Bueno, se le podría llamar “sois unos hijos de puta avariciosos”, o “debería daros vergüenza colaborar con esa mierda, cabrones” pero se ha impuesto el nombre políticamente correcto de “Taquilla Inversa”. Las formas son el mensaje, sí, sí.

¿No eran tan aficionados los rascatripas a gorronear? Pues perfecto, ahora cuando los grupos actúan en un local se les autoriza graciosamente a “pasar la gorra” al finalizar el repertorio para que los asistentes den la voluntad. Tras un siglo de música comercial en continua evolución, hemos acabado calzando los mismos zapatos que el bluesman Blind Lemon Jefferson, cuánto honor y qué alegría.

Pero que no todo sean lamentaciones, estamos en la era digital y tenemos otras salidas; hay que adaptarse a los tiempos y el paseo por el enorme pastel del dinero que se genera con la música puede hacerse más agradable y gratificante con la ayuda de las nuevas tecnologías.

Tenemos la opción de “subir” nuestra música a algunas plataformas digitales, bien que la filosofía de oferta no sea uniforme. Ni mucho menos. Dejaremos en este punto, de momento, a los amateurs que sólo suspiran por que alguien les ponga un “me gusta” en su voluntarioso streaming, -habitualmente colgado en plataformas como Soundcloud y similares-, porque son lugares donde se regala la música y no es este el objetivo del artículo, probablemente no le haya escuchado ni su novia.

Probemos con plataformas “profesionales”. En Bandcamp puedes hacerte una paginita apañada pero la plataforma permite que se oiga la canción entera, así que se puede piratear impunemente dejando las tradicionales dos velas para el grupo y total, a ellos plim porque de donde sacan el dinero es de la publicidad. Muy ingenioso, sí señor. En Nimbit sí puedes elegir los hasta treinta segundos que se oirán de muestra y quien quiera la canción debe pagar por la descarga, pero…

Ahí enfrentamos el siguiente problema, en este país no hay demasiada costumbre de hacer eso y la sola idea de comprar una canción online provoca pesadillas varias como que es una trampa para robar todo el dinero de la tarjeta de crédito, que la canción bajará con menos calidad que un rolex de venta ambulante o, directamente, que te encuentres con algún jipijo Nueva Conciencia defensor del gratis total y te acuse de querer lucrarte con tus propias canciones: un egoísmo intolerable, la cultura ha de estar al servicio de todos en general, siempre de balde y cuando y como les dé la gana.

Seamos justos y benéficos, nos vamos a conformar con el salario mínimo, que no se diga. ¿Cuántas reproducciones deberían hacerse en el citado Napster para que el autor se llevara esa cantidad? Nada menos que 5.294. (Fuente: “Business Insider”) ¿Y si fuera en otra plataforma, por ejemplo Tidal? Pues si quieres ganar el equivalente al salario mínimo tendrán que ser 81.818 reproducciones. Creo que toca chillar, como en el chiste del barranco “¿Hay alguien más?” ¡Por supuesto! Si quieres cobrar ese pequeño surtido de monises, en Apple serán 136.364 reproducciones. Si prefieres probar en Deezer, lo lograrás con 155.173. No está mal ¿Verdad?

“Pero verá usted, todos mis colegas gozan del prestigio de tener su música en Spotify, da empaque y seriedad ¿Cómo van las cosas ahí?” Pues tener el honor de publicar en esa plataforma te facilitará ese salario mínimo si logras… 225.000 reproducciones (al mes, obviamente). “¿Y si fuera en Youtube?” Hombre, faltaría más, sólo tendrás que lograr 1.428.571…

Espléndido panorama, ánimo que entre los internautas musicales y el pase de gorrilla en directo se pueden lograr unos resultados económicos que ni el propio Charley Patton y sus gallinas lograron soñar jamás. Están emergiendo otras opciones de futuro algo más prometedoras para ese paseo por el pastel pero de eso se tratará ya en otro artículo de la serie, con su permiso ahora voy a calzarme las impolutas polainas que tengo cita con Ginger Rogers y la lámpara del techo ya destella cálida y prometedora.

“Y todo el mundo caminaba maravillado sobre los diez dedos de sus pies”



[Redacción Nuevaola80. Teo Serrano]

16 abr. 2020

Discografía completa de Morcillo el Bellaco y los Rítmicos en Spotify

Descubrí a Morcillo el Bellaco y los Rítmicos de auténtica casualidad durante la emisión de "A Tope" del 7 de octubre de 1987. Grabé aquel programa en vídeo para ver, si no recuerdo mal, el vídeo de "La Bamba", pero la auténtica joya escondida aquel día eran una banda de Castellón que se convirtió en favorita para mí desde el mismo momento en el que vi y escuché su "Voy a pedirte en matrimonio".

Casi podría decir de memoria cuando compré o conocí cada uno de los trabajos del grupo... ·"Lo kaga falta" me lo trajeron los Reyes siguientes, "La televisión" lo conseguí en una tienda de intercambio de discos llamada Zeppelin en La Coruña, "Estamos locos" lo conocí en el Pub Zona 9 de Benidorm, y lo compré durante un viaje a Valencia en discos Amsterdam, en Portobello me compré "Y ahora que?" (dos copias, que una le regalé), "Harley Boys" en Du Dúa... hace poco conseguí varios sencillos para tener esas caras B inéditas que tanto les gustaban meter como regalo para sus seguidores...

Bueno... pues todos esos discos y alguno más, están disponibles desde hace poco en Spotify, Lemuria Music se encargó de remasterizar y subir todo a la red. La verdad es que se echaba en falta disponer de algo en formato digital de Morcillo el Bellaco y los Rítmicos, y ahora no disponemos solo de algo... lo tenemos todo.

Por si fuera poco, cuando leí la noticia en el facebook de la banda me enteré, además, de que hay un disco inédito esperando a ver la luz. Espero que lo haga pronto, sería una agradable sorpresa volver a disfrutar de material nuevo cuando ya parecía imposible

Ánimo a todos los que no los conocen que aprovechen la oportunidad para acercarse a ellos, no se arrepentirán.

[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

12 abr. 2020

Def con Dos celebra su trigésimo aniversario con trece nuevas canciones

Evitando recopilatorio o disco en directo, Def Con Dos celebra sus treinta años de existencia con un nuevo álbum de estudio, que trajo una vez más la polémica al seno del grupo aunque le llegase del lado que tal vez menos esperaba. Todo ocurrió cuando lanzaron su tercer adelanto el pasado mes de noviembre, “Stop Puritanismo”, con frases como “nadie nos quiere llevar a la cama” o “una pudorosa mojigatería se instala en la izquierda como rebeldía”, fue duramente criticado por una buena parte del movimiento feminista en las redes sociales (llegando a calificarles como “Def Con Vox”), convirtiéndose en trending topic el mismo día de su publicación.

César Strawberry prefirió guardar silencio y esperar a que se pasara la tormenta antes de dar su réplica, que llegó en la pre escucha del disco en Madrid el 13 de febrero. Allí explicó, entre otras muchas cosas, que su compromiso con el feminismo “sigue estando vigente”, que la canción simplemente “habla de follar” sin distinguir entre géneros ni condición sexual, y que en cualquier caso “somos un grupo punk, nuestra intención es provocar, no somos un partido político”. Dejando de lado este ineludible asunto, “Gilipollas no tiene traducción” está integrado por diez nuevas canciones, aliñadas por una breve intro al principio (“Mensaje”) y un par de bonus tracks al final (“Apocalipsis Memo” y “Cinco Reyes”).

Un sonido fresco, afilado, tal vez más punki que nunca, para acompañar las letras de Strawberry y compañía (esta vez no es él el único en escribir). Alcanzan sus mejores cotas en temas como “Bolingas”, sobre cómo los bares distraen de la lucha, “Atasco de asco” (“no sucumbiré a tu pensamiento forocoches”) o “Zombi Franco”, donde desbarran sobre la exhumación del dictador.

Tracklist:

01. Mensaje
02. Gilipollas no tiene traducción
03. Bolingas
04. Mamarrachismo power
05. Poli bueno / poli malo
06. Stop puritanismo
07. Atasco de asco
08. Zombi Franco
09. No despertar
10. Traga y caga
11. Tu profeta no hace surf
12. Apocalipsis memo (Planeta Def)
13. Cinco reyes

[Fuente: Jesús Casañas para mondosonoro.com]

Vuelve "El Víbora"... para supervivientes

Ediciones La Cúpula revive la mítica revista "El Víbora", no en el acostumbrado formato papel, sino de forma digital y gratis. Una recopilación de las mejores historias de esta legendaria publicación aparecerá en las pantallas de nuestros ordenadores y móviles con caracter semanal. La "serpiente" se mostrará, como bien dicen ellos, en forma de virus que contagiará a todo aquel que se le ocurra acceder a "El Vibora. Para supervivientes" (aquí en el número 1).

Así lo explican desde la web de Ediciones La Cúpula:

El Víbora fue una revista que, durante veinticinco años, entre 1979 y 2004, compareció todos los meses en los quioscos de este país extraño para llevar a los lectores un contenido lúdico y hedonista, estrafalario y libertino, crítico y ácrata, subversivo y hasta vanguardista. Un cóctel de historietas donde se alternaba el escapismo, la crónica urbana, el humor, el erotismo hoy tan menospreciado y un sentir profundo de disidencia, de combate contra la realidad y lo establecido. El Víbora fue en su día nuestra salvación, y estamos hablando como lectores.

Como editores, ahora mismo, no nos quedaba otra. Le hemos dado un par de vueltas a las posibilidades y el fantasma de El Víbora asomaba en todos los casos. Recordemos que estamos hablando de la única revista del país que en su día respondió inmediatamente con un número especial al golpe de estado del 23 de febrero de 1981.

Al turrón: el tema es que un buen puñado de autores de la casa están escogiendo sus historietas favoritas y con ellas estamos armando un número especial digital que, que a través de entregas semanales, entretendrá esta cuarentena del demonio. Porque en estos días de contención obligada, qué mejor que reanimar a la serpiente para que nos traiga manzanas encarnadas y nos devuelva el pecado que siempre fue nuestro y la sensación de vivir que se nos está escatimando.

Eso, que en los próximos días vamos a volver a editar y distribuir El Víbora. Un apaño de El Víbora. En esta ocasión será gratis y esperamos que se expanda como un virus, sin compasión, que leáis la revista, la disfrutéis y la compartáis como se hacía con las revistas. Larga vida a la culebra.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

10 abr. 2020

Rockuerdo Nuevaola80: Pistones. Persecución en caída libre

No sé si una tesis doctoral podría explicar por qué Pistones no figuran con letras de oro en todas las enciclopedias del pop español cuando fueron un grupo venerado en su época tanto por crítica como por público y, a la sazón, sean recordados más por una sola canción que por el global de su discografía, siendo (casi) considerado como grupo de culto cuando su propuesta no era, ni mucho menos, ajena a la simpleza pop de otros grupos coetáneos que han tenido una carrera más longeva y reconocida. Lo tenían todo, excelentes canciones, muy buen directo y dos músicos carismáticos (el cantante Ricardo Chirinos y el bajista Ambite), el apoyo, como decía, de los medios y sin embargo ...

Antes de la publicación de este disco, ya habían dado muestra de su talento en un puñado de singles y maxis editados a través de la independiente MR (creada por el productor Paco Martín) que, a decir verdad y debido a la nefasta producción, sonaban realmente mal y en modo alguno hacían justicia a composiciones tan brillantes como "Voces", "Las siete menos cuarto", "Nadie", "Los Ramones" o la excelsa "Metadona", una de las mejores canciones de la denominada movida madrileña.

Para la grabación de este "Persecución" la elección para las labores de producción no puede ser más acertada: nada más y nada menos que Ariel Rot que, por aquel entonces, andaba desocupado tras la disolución de Tequila. Ariel, no sólo le da un concepto más fresco y power pop al disco mejorando ostensible el sonido, sino que consigue con gran habilidad colocarlos, a pesar de la condena de los fans más recalcitrantes que no aceptaron de buen grado la jugada, en las pistas de baile y en las radios comerciales mediante quizá la canción más comercial de la carrera del grupo, tendente al baile y, a la larga, el mayor éxito en la carrera de Pistones, la archiconocida "El pistolero" que fue publicada tanto en single como maxi.

Pero el larga duración es mucho más que esa canción, es un ramillete excepcional de temas empezando por la versión remozada de la citada "Metadona" y siguiendo por "Lo que quieras oir", "Galaxia", la también regrabada "Nadie" o "Flores condenadas". El éxito es arrollador y, desde luego, nada hacía presagiar el posterior devenir de la formación.

A partir de ahí, la debacle por todos conocida, tanto el siguiente lp (todavía con Ariola que había absorbido a MR) como los dos posteriores, cada uno con una discográfica diferente, pasan, sin razón aparente porque están repletos de buenas canciones ("Qué el sol te de", "Amiga Lola", "Cien veces no", "Caravanas al sur" ...) totalmente desapercibidos, la crítica especializada de las FM´s dejan de apoyarlos implicitamente, el público les da la espalda y el grupo, hastiado, tira la toalla para, hace unos años, reaparecer con cierto éxito en las actuaciones que llevaron a cabo.

Una pena que tan espléndido disco no se haya visto compensado, como decía al principio, con una trayectoria en consonancia pero a veces, sin entrar en valorar cualquier otra circunstancia ignota, la música está sometida a los rigores del capricho y el azar y Pistones es la prueba fehaciente de ello.



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

9 abr. 2020

Fallece el músico y periodista Alex Pinilla por el Covid-19

Triste noticia, una más de las muchas que están aconteciendo últimamente, la que nos llega desde Alicante. Ha fallecido Alex Pinilla "Alexnadamas", a causa del Covid-19, periodista y músico zaragozano afincado en Alicante, desde hacía muchos años.

Una vez establecido en tierras alicantinas, Alex estudió en Maristas, para luego dedicarse al periodismo de manera inicial en el fanzine Asko, desde el que apoyó la escena musical de la capital, siendo un asiduo, entre otros, de las mágicas noches del ZZ Rock, local de conciertos del ambiente punk más salvaje de la capital mediterránea. Su vitalismo y entusiasmo le convirtieron en un auténtico activista de la nueva ola alicantina.

En radio fue, junto a José María Tornell, el hilo conductor del programa "Otra Dimensión" en Antena 3 Radio, título que lo dice todo acerca de la pasión que profesaba por su grupo favorito, Alaska y Los Pegamoides, fascinación que también compartía con La Romántica Banda Local. También tuvo su momento en prensa escrita en el diario Información, convirtiendo su sección en una auténtica lanzadera de bandas alicantina, donde daba buena cuenta del ferviente panorama musical que acontecía en la ciudad.

En el apartado musical, Alex Pinilla fue uno de los primeros miembros del grupo Aspirantes a la Horka, aunque de manera esporádica, aunque también tuvo presencia en otro grupo, Polo de Chorizo, para luego generar su propio proyecto que denominó Electro L, actuando en un par de ocasiones durante el año 2008, una de ellas en el Pre-Històric Concert y la otra en el 50 Cumpleaños de Lou, otro de los grandes personajes de la escena alicantina. Ambos eventos se celebraron en la sala Abraxas de Benidorm. Electro L, convivió en paralelo con otras dos ideas musicales de Alex, Doctor Kabuto y Bambi y Los Tambores.

Desde Nuevaola80, nuestro más sentido pésame a familiares y amigos. Descanse en paz.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez/Edu de la Cotera]

8 abr. 2020

'Rimando hasta la victoria' es lo último de Alex de la Nuez

Foto: George H.
Alex de la Nuez vuelve a la escena musical con 'Rimando hasta la victoria', un nuevo tema, videoclip incluido, ya disponible en plataformas, que fue creado junto al guitarrista David Palau y producido en Delarosa Films. Así lo explican en nota de prensa:

El músico, cantante y compositor Álex de la Nuez (Madrid, 1962) ha vuelto a la primera línea del mundo de la música con el lanzamiento de su nuevo tema, 'Rimando hasta la victoria'. Tras un periodo dedicado a escribir, componer y producir, este nuevo proyecto de Álex de la Nuez -con una gran trayectoria tanto en solitario como en formaciones míticas como Zombies, Tequila o Álex & Christina- nace de un “impulso interno” del artista y la colaboración de David Palau (www.davidpalau.com), un guitarrista reconocido a nivel mundial y que, entre otros, ha tocado con los más exitosos cantantes españoles (Alejandro Sanz y David Bisbal, entre ellos) y grandes estrellas internacionales como Bobby Kimball.

Según el artista, “se trata de una canción muy setentera en las guitarras y con un mensaje directo a la fe y la esperanza en la música, las palabras y el arte en general, remando/rimando contra las tendencias hasta alcanzar la victoria personal”. Sin compañía discográfica, De la Nuez destaca que “es un proyecto absolutamente independiente y hecho con todo el alma”. En el vídeo del tema, desarrollado por Delarosa Films, aparece su hijo Pablo, que es “el mayor responsable de que mantenga la ilusión de ser creador intacta y mi consejero”.

Para De la Nuez, este proyecto es el inicio de un lucha para reclamar “que la música no es moda ni tendencia, que no es sólo innovar desde los estilos sino desde lo más básico de su esencia: la canción y el mensaje”. De hecho, 'Rimando hasta la victoria' es la primera de una serie de canciones que acabarán formando un disco, “pero que irá lanzando poco a poco porque no depende de los planes de marketing de una compañía”. En el disco, además, se recuperarán canciones antiguas que en su día no tuvieron apoyo “pero que llegaron a mucha más gente de lo que las listas oficiales reflejaron”. Tanto los clásicos como los nuevos temas se empezarán a presentar en directo con una banda sencilla pero contundente de músicos “que me han ido acompañando a lo largo de la carrera”.

Puedes seguir a Alex de la Nuez en redes sociales a través de los siguientes enlaces:

Spotify: http://open.spotify.com/album/5kW2k2Ea3cjJ21LuBgdguB
Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=VBqqNAGg5fI
Instagram: www.instagram.com/alexdelanuez
https://distrokid.com/hyperfollow/alexdelanuez/rimando-hasta-la-victoria 



[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

4 abr. 2020

Vuelve "Clave de Rock" del Dr. O'Boogie, un referente del periodismo musical murciano

Don Joaquín García-Estañ -catedrático de Fisiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia-, vuelve a hacer radio. Era una idea que hace tiempo le rondaba, desde que aprendió a tocar el bajo, hace pocos años, ensayando regularmente con su propia banda, Not Yet, y actuando en público en contadas ocasiones. Hablamos de uno de los locutores pioneros de la FM musical murciana, nuestro Ordovás particular, podríamos decir.

Cuando él llegó a la radio, a finales de los años 70, la única emisora musical en Murcia era Popular FM. Tímidamente, le pidió a Adolfo Fernández Aguilar, director de Radiocadena Murcia, de la que dependía Radio Juventud -R.J. 2 Estéreo, fue la primera radio de toda España que emitió en estéreo- un espacio para mostrar sus inquietudes musicales, a partir de los discos que él mismo compraba en Londres de la entonces novedosa new wave, casi inédita en nuestro país. Le concedieron cinco o diez minutos al finalizar los informativos, el tiempo justo para introducir y explicar una canción o dos.

Suficiente para afianzarse y tener poco después su propio programa diario, "Clave de rock", en el que emitía sus descubrimientos de la música del momento y daba cuenta de las maquetas de los escasos grupos emergentes locales. Con Graham Parker y su segundo álbum por bandera, el espacio inspiró a unos cuantos jóvenes que en los siguientes años alumbrarían un puñado de bandas -conocida alguna, sepultadas por el paso del tiempo las demás-, todas recomendables, como Farmacia de Guardia, Asesinos a Sueldo, Tomato, Vitamina, Unidad Psiquiátrica, Dementes, Devotos o Los Fanáticos del Ritmo.

"Clave de rock" se mantuvo en antena, con O'Boogie al frente, desde 1978 hasta mediados de los 80, cuando el Dr. O'Boogie finaliza la carrera de Medicina y marcha a Milwaukee para hacer el doctorado. Durante su estancia estadounidense, le sustituyó Andrés Garrido al mando del programa. A su vuelta, en 1988, Radiocadena se había fusionado con Radio Nacional y se convirtió en Radio 4, emisora de ámbito regional, y aunque hubo un amago de retomar el micro, nuestro doctor se sumergió en el siempre apasionante mundo de la investigación biomédica, fines de semana incluidos, lo que restaba margen a sus aficiones. Y además, sentía que no estaba al día en lo musical y difícilmente podía retransmitirlo.

La mayoría de sus compañeros fueron a parar a Onda Regional de Murcia, la emisora autonómica que le ha acogido ahora, creada en 1990. Hace unos años, cuando quedé con él, el doctor me comentaba que le gustaría volver a la radio, hacer un programa quincenal o semanal, orientado al género americana, ampliable a cualquier otro estilo que le llamara la atención de las siete décadas de música popular.

Lo ha logrado. "Clave de rock" regresa a las ondas, con el mismo nombre que antaño, sábados y domingos de 15 a 16 h en Onda Regional de Murcia, desde este fin de semana.

"Clave de Rock" se puede escuchar a través de este enlace.

[Fuente: César Sánchez, murciaenlos80.blogspot.com]

Crónicas Planetarias. Música de 5 Jotas

Foto: Dani Cantó
Salvo alguna honrosa excepción, a ninguno de mis amigos le gustan Los Planetas. Unos, empachados voluntariamente por la nueva ola, el punk, el tecno y demás sonidos ochenteros porque, por principios, rechazan sistemáticamente todo lo que vino después; otros, de marcada ideología atea y anticlerical, porque confunden religión con mística, característica esta muy presente en la obra de los granaínos y que, precisamente, es lo que los hace especiales; otros, los puristas, porque no acaban de ver la fusión entre psicodelia, pop y flamenco; para otros, lo que hacen es solo ruido, otros, ni entienden (ni quieren) ni al cantante ni el trasfondo de sus canciones ... (respetable) cuestión de opiniones y gustos pero, si se me permite, todas tienen el denominador común del prejuicio y, como decía Einstein, "es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio", por tanto, no seré yo quien pierda el tiempo en desintegrar el rechazo.

Dejando al margen la dicotomía Inglés si/inglés no, tampoco soy yo ferviente admirador de la música independiente de los 90, admito el intento, pienso que bienintencionado, de los grupos de esa época por romper, evolutivamente hablando y de un golpe brusco, la esencia de la música ligera hecha en España sobretodo en los 60 y los 80, las dos décadas de oro del pop hispano pero los resultados fueron más bien dispares, como prueba el hecho de que son pocos los que han sobrevivido a su decenio y los que lo han hecho, están, en nuestros días, limpios del pecado del reconocimiento.

Los Planetas, son otra cosa, ya en su primera época, la de la explosión juvenil, fuertemente marcada por los excesos, sus letras eran especiales y su sonido también, lo suficiente para llamar la curiosidad de oídos abiertos a lo diferente, lo excepcional ... gracias a ello, consiguieron conectar con miles de devotos y con la crítica, no en vano ésta los encumbró y colocó los tres primeros álbumes, los celebérrimos "Super 8", "Pop" y, sobre todo, "Una semana en el motor de un autobús", no solo como referentes absolutos de una generación sino entre los mejores discos hechos en España de todos los tiempos.

Huelga decir que di en su día buena audición a los citados discos, de hecho, todavía hay canciones incluídas en ellos que viven en mi cabecera pero fué "La leyenda del espacio" el disco que disparó mi devoción hacia ellos. Parafraseando y tomando de él el carácter rompedor de "La leyenda del tiempo" de Camarón, el disco es una obra maestra conceptual, un viaje sideral dónde la psicodelia, el pop y el flamenco se dan la mano y fusionan sus lazos en uno solo elemento ... una obra sinigual que refuerza y engrandece otros intentos previos de aleación, llámese Smash, Flamenco, Triana, el propio Camarón ... o, por afinidad, el portentoso "Omega" de los Lagartija Nick.

Tras tan glorioso pelotazo, curiosamente vilipendiado como todos sus predecesores por sus lisérgicos acólitos que no han aceptado el viraje, sus obras posteriores han seguido parcialmente la estela (ya son multi-conceptuales) de manera que conviven perfectamente unas peteneras, unos tarantos o unas alegrías con pasajes sinfónicos e incluso con el rap, estilo al que le une el aspecto reivindicativo de las letras y las elucubraciones místico/ácratas de J, investigador tanto de las raíces antropológicas de la música como de la modernidad sonora independiente. Sea como fuere, siempre nos siguen regalando canciones majestuosas que disparan la avidez de tipos tan iconoclastas como yo cuando hay noticias de algo nuevo de Los Planetas.

El tema que ilustra el artículo, bien podría formar parte, por su estructura sonora y si la exageración lo permite, del repertorio de Pink Floyd etapa "Atom heart mother"/ "Meddle" pero es en la letra (aquí perfectamente legible) en dónde reside la magnificencia de la canción por renegar de la injusticia y de temas latentes que han influido de manera decisiva en la situación que atravesamos en la actualidad y que es, en definitiva, lo que me ha empujado a elucubrar y confirmar que a mi si me gustan Los Planetas, cosa que mis amigos ya sabían de sobra.



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

2 abr. 2020

Premonitorio Ríos

" ... tenemos que reaccionar/ciudadanos de la tierra/si queremos vida hay que buscar/otro sistema ..." reza el estribillo de la canción de Miguel Ríos 'En la frontera', proclama premonitoria, cuatro décadas antes del escenario actual, de las desigualdades sociales, la marginación de las clases más débiles y del azote constante que le estamos propinando al planeta, que ya se vislumbraba a principios de los 80, y que cada día que pasa se hacen mas latentes, a las pruebas me remito. Obviamente, tanto a la gente comprometida de la cultura, como a sociólogos y científicos, no le hicimos caso, era mucho más fácil dejarse guiar por los próceres que rigen nuestros destinos que por las denominadas por ellos mismos "profecías apocalípticas de inadaptados" aunque estuvieran sostenidas por base y fundamento. Es el gen acomodaticio inherente a la condición humana o "el que venga detrás que arree", o la falta de criterio propio, que no se que es peor.

Mas para mal que para bien, cuando pase el vendaval pandémico, nada será lo mismo, cierto es que hay virtudes que la sociedad española ha puesto de relieve pero también se han agudizado defectos congénitos, promovidos principalmente por los de arriba, que han generado una fractura social que hace pensar que lejos de aprender, de sumar a lo que ya sabemos y de aportar granos de arena en aras de una mejora continua globalizada, seguiremos, cada uno en su cubil ideológico, cayendo en las redes que teje, a su favor, convenientemente el poder, aunque solo podamos catar las migajas en las manos del mismo y es que empiezo a pensar que más que ignorantes, somos ingenuos ...

En la frontera
(Juan Carlos Gómez/Miguel Ríos/Mario Argandona)

Es terrible la vida en la frontera
Encadenados a un sistema demencial,
Es muy triste sentirse marioneta,
Ver quién mueve los hilos de la desigualdad;
Casi tres mil millones de personas
Son ya carne de frontera.
Tenemos que reaccionar
Ciudadanos de la tierra
Si queremos vida y dignidad
No más fronteras.
El sistema diseña las barreras
Que la mente y el cuerpo quieren violar
Con inquilinos que aturden las cabezas
Y en las tripas un hambre criminal;
En las miserias de la marginación
Está la frontera violencia.
Tenemos que reaccionar
Ciudadanos de la tierra
Si queremos vida hay que buscar
Otro sistema,
Si queremos solidaridad
Ciudadanos de la tierra
Si buscamos libertad, amor y pan
No más fronteras.



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

1 abr. 2020

Muere Víctor Nubla, músico y escritor barcelonés

Foto: Danny Caminal
El músico, escritor y artista barcelonés Víctor Nubla, dinamizador de la cultura alternativa de la capital catalana y fundador de la asociación Gràcia Territori Sonor, ha fallecido a los 63 años tras una operación intestinal de fatal desenlace, según ha informado la editorial Males Herbes, en la que colaboraba como narrador e ilustrador.

Nacido en Barcelona en 1956, Nubla había publicado más de un centenar de discos, tanto en solitario como con diversos proyectos musicales, entre ellos los grupos Macromassa, DEDO y Això no és pànic, en los que tocaba el clarinete, el sampler y el sintetizador. Durante su carrera colaboró, además, con músicos como Francisco López, Kasper T. Toeplitz, Tim Hodgkinson, Jochen Arbeit, Robin Storey y Clónicos y también compuso música para danza, teatro y cine.

Víctor Nubla fue miembro fundador de la Bel Canto Orchestra y de la European Improvisers Orchestra, y era el director del festival internacional de música experimental LEM, que organiza Gràcia Territori Sonor, entidad de la que fue miembro fundador desde 1996.

En el campo visual diseñó la imagen gráfica del Festival LEM, así como numerosas portadas de discos y también hacía ilustraciones para las revistas Marabunta y Les Males Herbes.

Como escritor publicó narrativa, cuento, ensayo y poesía, columnas de opinión en prensa y reseñas gastronómicas. Entre los años 2009 y 2011 fue codirector de la revista de pensamiento Marabunta. Entre sus obras cabe destacar 'Sistemas de interpretación del mundo', 'Tratado sobre los frenos' y 'Ensayo contra la rueda' (Biblioteca para Misántropos); 'Cómo caza un dromedario' (Blackie Books), 'El Viaje Secreto de Elidan Marau'; 'A Través del Mar de Leche' (Incorpore) y 'El regal de Gliese', 'Les investigacions de la Pendergast' y el más reciente 'Metal·lúrgia', con Males Herbes.

Precisamente esta editorial ha lamentado la desaparición de “uno de nuestros héroes y uno de nuestros amigos”, un hombre que “nos había enseñado mucho, pero que nos deja con la sensación de que no habíamos llegado a aprender ni una pequeña parte de su vastísimo conocimiento”. “Lo echaremos en falta, a él, a su sentido del humor único y a su genialidad innata”, concluye la editorial en un comunicado.

[Fuente: elpais.com -Enlace original-]

Fallece el músico donostiarra Rafa Berrio

Foto: Javier Hernández
Tras una larga enfermedad que finalmente no pudo superar, nos llega la noticia del fallemiento del músico donostiarra Rafael Berrio a los 56 años de edad, miembro de bandas fundamentales del llamado "Donosti Sound", como los seminales U.H.F. o Amor a Traición. Años más tarde formaría el grupo Deriva y comenzaría su carrera en solitario con varios discos editados, el último de ellos publicado justo el año pasado.

Sus primeros indicios musicales los encontramos en 1979 cuando forma U.H.F., junto a José Manuel Puerto (guitarra), Endika Cámara (bajo), Iñaki de Lucas (batería) y Antonio Benítez (teclados). Él era el vocalista. En 1981, y gracias a la idea del promotor Santi Ugarte escoge tres bandas de la ciudad que se ajustaban a una línea musical cercana al pop, (Puskarra, Mogollón y UHF) para acuñar lo que se conoció como “Donosti Sound”. Graban en el estudio donostiarra IZ, y para el sello discográfico Shanti Records, un Maxi–single compartido con el grupo Mogollón. Los temas incluidos por U.H.F. fueron ‘Un buen chico’ y ‘Coge el teléfono’. Ugarte promovió una gira con los tres grupos que terminaría con una actuación en Madrid, nada menos que en Rock-Ola, en el año 1982.

A renglón seguido, Berrio se cuelga la guitarra, pero sin soltar el micro, para formar Amor a Traición, como grupo paralelo a U.H.F., en el que también participaban sus compañeros Endika y José Manuel. La formación la completaba el baterista José López. Después de varios intentos fallidos, no es hasta bien entrada la década de los noventa, cuando plastifican sus dos trabajos discográficos: el homónimo 'Amor a Traición' (Gasa/Warner, 1993) y 'Una canción de mala muerte' (Galerna, 1997).

En los siguientes años publicó dos discos más, en este caso bajo la firma de Deriva, 'Planes de fuga' (Criminal Records, 2001) y el autoeditado 'Harresilanda' (2005). En ese momento emprende su carrera en solitario, la más fructífera en cuanto a material editado, y que ha durado hasta la actualidad. La inicia con su fantástico primer disco '1971' (Warner Music Spain, 2010), al que seguirían 'Diarios' (Warner Music Spain), 'Paradoja' (Warner Music Spain) y 'Niño futuro' (Rosi Records, 2019).

Desde Nuevaola80, nuestro más sentido pésame a familiares, amigos y seguidores de la música de Rafa Berrio.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]