28 jun. 2020

Rafa Gutiérrrez de Hombres G visita Nuevaola80

Rafa Gutiérrez es un auténtico veterano de guerra del pop español. Guitarra solista de los populares Hombres G, uno de los pocos grupos que ha conservado a sus cuatro componentes originales desde que empezaran en 1983 hasta la actualidad.

Pero Rafa Gutiérrez, a la sazón hermano del bajista de los icónicos Tequila (Felipe Lipe), atesora una carrera musical al margen del grupo que lo lanzó a la fama, que se inicia con Plástico en los albores de los ochenta, y paralelamente a Hombres G, deja trazas de su buen hacer en Rafa & Co o Saltimbankis.

Contamos con Rafa Gutiérrez en Nuevaola80 para darle un repaso a toda esa historia que se engloba en un gran capítulo de la música hecha en nuestro país.


Son tiempos de confinamiento, ¿Cómo está llevando un grupo como Hombres G este momento de crisis sanitaria? Y, en particular ¿Qué hace Rafa Gutiérrez en tan extraordinaria situación?



Vamos a remontarnos a los inicios. Plástico. ¿Cómo surge y qué recuerdos te vienen de aquellos tiempos en los que compartiste ensayos en la Isla de Gabi junto a gente tan importante como Manolo Malou o los desaparecidos Toti Árboles y Eduardo Benavente?



 
¿Pensasteis en algún momento que ‘Nieva’ iba a tener la trascendencia que le llevó a aparecer en tantos recopilatorios como uno de los temas emblemáticos de aquellos lejanos ochenta?



A raíz de Plástico en combinación con ‘Sopa de amor’ y el programa Aplauso, entras en contacto David Summers y Javier Molina. Adiós a Plástico, bienvenidos Hombres G. ¿Cuéntanos algún detalle de aquel memorable encuentro que marcaría tu futuro más inmediato?



Parece que el fenómeno fan los lleváis en los genes, primero tu hermano con Tequila que rompieron moldes, y después Hombres G rozando el éxtasis de vuestra ingente parroquia de incondicionales, en su mayoría adolescentes del género femenino, al más puro estilo Beatles. Debió ser un verdadero shock para cuatro chavales que sólo pretendían cantar canciones de las cosas que les pasaban a diario.



Y partir de ahí, ‘Sufre mamón’ y ‘Venezia’, principalmente, os lanzan al más inesperado estrellato del panorama pop nacional e internacional. Los dos primeros discos son auténticas joyas ¿Cómo fueron aquellos frenéticos comienzos?



Seguís componiendo y publicando más discos, a cada cual, con más éxito que el anterior, con grandes temas que quedarán en la memoria musical de toda una generación. Cruzáis el charco para repetir éxito y tomáis Sudamérica durante varias giras. ¿Se diría que la repercusión que tuvisteis en Latinoamérica fue mayor que la obtenida en territorio nacional?



Hombres G termina su primera etapa en 1992, tras ‘Esta es tu vida’ e ‘Historia del bikini’ ¿Saturación o falta de nuevas ideas?



Diez años después se produce lo inevitable, vuestra vuelta a la acción con más fuerza que nunca, y así hasta la actualidad ¿Resultó sencillo volver a aunar fuerzas para darle nueva vida a Hombres G?



Hablemos de tus andanzas paralelas. Primero con Rafa & Co (Ernesto García Puche), con un álbum en 1996 y otro nada menos que 21 años después. Y, por último, en Saltimbankis con un disco en 2015. Explícanos también qué es Saltimbankis.



El último disco de Hombres G se publicó el año pasado, ‘Resurrección’. ¿Cómo ha funcionado a nivel de ventas y en directo?



Para despedirnos de Rafa, sólo queda preguntarle que nuevos proyectos hay en el horizonte y que futuro le depara a la música, y a la cultura en general, en estos complicados tiempos que nos ha tocado vivir.



Muchas gracias por tu tiempo y mucha suerte.









Organización Cris contra el cáncer donde colabora Rafa Gutiérrez:
Cris contra el cáncer

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez. Agradecimientos a Javier Adrados por su colaboración]

Alex de la Nuez regresa a Groenlandia

Alex de la Nuez arrancó su carrera musical, al menos la pública y notoria, cuando rozaba la mayoría de edad con los Zombies, apenas empezada la década de los 80. La banda graba dos discos, conteniendo el primero de ellos ("Extraños juegos") una de las canciones más recordadas de la "movida": "Groenlandia".

Tras eso pasó a tocar el bajo en la última y más desconocida etapa de Tequila.

Una vez finiquitada la primera época del quinteto hispano-argentino, une sus fuerzas con su antiguo compañero en Zombies, el bajista Massimo Rosa y dos ex Ella y los Neumáticos; el batería Toti Árboles y la vocalista Christina Rosenvinge. Aparece Magia Blanca. Graban un maxi en 1985 con tres canciones en las que ya se podían intuir los pasos que iba a seguir en su siguiente proyecto.

Dos años después, ya como dúo, Alex y Christina alcanzan un notable éxito comercial continuando la formula de pop con estribillos pegadizos que plasman en sendos discos editados en 1987 y 1989.

Ya bajo su propio nombre edita "Pura ficción" que incluye "Dame más" una versión del "Give It Up" de Steve Miller Band que lo lleva de nuevo a lo más alto de las listas, convirtiéndose, además, en la sintonía del anunció de una conocida marca de refrescos.

Alex no deja nunca la música, pero sí se aleja de los focos y de la primera plana. Su labor como creador, productor o compositor de cuñas radiofónicas lo mantienen ocupado, aún así edita dos discos, uno como Alex de la Nuez en 2002 ("Diez buenas razones") y otro, homónimo, con Belle de Jour en 2012.

Así llegamos hasta el 2020 cuando aparece "Rimando hasta la victoria" un tema pop-rockero de tintes autobiográficos que pone a Alex de nuevo en el radar de los que le habíamos perdido la pista.

Ahora Alex completa el circulo y regresa a sus orígenes versionando "Groenlandia" junto a Eclética, dando a la canción un sonido más actual sin que pierda su esencia "naif", ni una pizca de su eterna frescura.



[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

21 jun. 2020

Doctor Snob: 30 años y la fuerza de un buen Rock and Roll. Entrevistamos a Ricky Rodríguez

El simple hecho de que un grupo lleve en el camino tres décadas, ya de entrada, debe ser noticia de alto elogio. No es fácil bregar en la perseverancia del rock and roll durante treinta años. Sin embargo, Doctor Snob y su afán por llevar a cabo la proclama de su estandarte, ha otorgado una carrera llena de buenas canciones, de ilusiones que jamás se quedaron en el camino, historias de carreteras y escenarios, de camerinos y hoteles, siempre, con una noble y pura declaración de principios, la magia y la integridad de un grupo de rock.

Muchas historias que contar y la celebración del trigésimo aniversario en forma de audio. De la mano de Trilobite Records, nos llega una preciosidad de vinilo. Un lanzamiento cuidado y esmerado, sello de identidad que caracteriza la calidad de la discográfica y su apuesta por darle el auge que merece al tan querido formato vinilo. Son muchas las referencias que podemos encontrar en Trilobite, desde Siniestro Total, pasando por Coque Malla , Cuti Vericad, o Los Deltonos. Una apuesta de alto standing en ediciones limitadas que van desde las 300 a las 600 copias, gruesos de 140 a 180 gramos y el buen hacer en sus lanzamientos, en este caso, Doctor Snob. Un vinilo altamente recomendado, con un esmerado diseño de Paula Mayor que en su conjunto se hace muy apetecible al tacto, una contundente grabación y el obsequio de tener un enlace de descarga incluido.

Cinco temas son los que forman parte de 'Mi rubia dorada'; la cara A se abre con el tema que da nombre al disco, un rock and roll muy cañero, apoyado con una sección de vientos demoledora, un "singuelazo" en toda regla. 'Perdedores', un medio tiempo en mayores, con un sabor muy “tequilero”, a la que le sigue 'Carpe Diem', otro rock and roll clásico altamente amenazante de ser bailable. Rhythm and blues y rock urbano abren la cara B con 'O Terrible Doctor Snob', un contundente tema con una base muy predominante, y para finalizar la versión de Gatos Locos 'Cuéntame algo más de ti' que, a diferencia del original, implica una dureza que personalizan y llevan a su terreno perfectamente.

¿Qué más se puede pedir, cuando los astros alinean a un buen grupo, excelente diseño y la profesionalidad de Trilobite Records? Quizás, podamos añadir nuestro granito de arena en la búsqueda de respuestas para nuestros lectores, siempre con el afán de escudriñar los entresijos que rodean la esencia de esta gran banda.

Treinta años ofreciendo buen rock se dice pronto, pero detrás de tres décadas de resistencia hay muchas historias que contar. La semilla que desembocó en Doctor Snob fue bajo el nombre de Los Náufragos, ¿es así?

Sí, como Los Náufragos arrancamos en 1989 y funcionamos durante un tiempo, dando conciertos y grabando alguna maqueta. A raíz de una división en el grupo nos enteramos de que ya existían unos Náufragos (creo que incluso tenían disco) y decidimos cambiar de nombre, pero la mayoría del repertorio, el estilo y el concepto siguieron siendo los mismos.

1989, el pop rock nacional está en pleno auge ¿qué referentes tenéis en aquel momento?

Pues los habituales de la época, no voy a decir nombres que seguro que se me olvida alguno. No hacíamos ascos a ningún estilo, cada semana descubríamos alguna banda nueva que nos gustaba y añadíamos su nombre a nuestra lista de influencias.

Aparecéis en el programa “Compact Dyc”, ¿notáis la repercusión mediática de vuestra aparición televisiva?

El programa lo vio muchísima gente, se emitió por la TVG tras un Deportivo–Valencia, que era el primer partido de la liga de aquel año, así que en muchos bares ya tenían puesta esa cadena, recibimos llamadas de amigos que lo vieron en diferentes puntos de Galicia.

En 1995 entráis por primera vez en el estudio de grabación bajo el nombre ya de Doctor Snob.

Sí, a pesar de que manteníamos las canciones y el estilo de Los Náufragos ya teníamos algún tema nuevo y habíamos añadido vientos a la formación, queríamos reflejar eso en una grabación y nos metimos en los Estudios Pirámide de La Coruña a grabar 5 canciones, 3 de las cuales eran nuevas.

Tres años más tarde volvéis a grabar y el resultado es 'Diga 33!!!', pero paralelamente editan un compacto con todas las grabaciones de Los Náufragos.

Sí, editamos '¡Diga 33!', en cassette… me refiero a que se envió a fábrica, no fueron copias caseras. Lo presentamos en el Bar de los Ron de La Coruña el mismo día que Platero y Tú tocaban en una sala cerca de allí. El compacto de Los Náufragos es una edición casera, aprovechando el fin de semana del puente de la Constitución digitalizamos todas las grabaciones en los Estudios Treoboada con Paco Liaño, hasta se grabaron una voz y una guitarra que habían “desaparecido” de una maqueta de 4 pistas. Fue, y es, algo testimonial para la gente que nos seguía desde el principio y los antiguos componentes de Los Náufragos.

En 2000 os embarcáis en el trabajo 'Va siendo hora', en el que incluís la versión de 'Lolita' de la Orquesta Mondragón.

Sí, nos decidimos por grabar en Treboada, debería haber sido nuestro primer disco, pero entre unas cosas y otras se quedó en maqueta de nuevo, bien presentada y en CD, eso sí, pero maqueta al fin y al cabo. Como decía un amigo es el “disco negro” de Doctor Snob, jajaja, hubo algún que otro problema durante y tras la grabación, pero aún así tuvo bastante repercusión y aceptación. Ya llevábamos un tiempo haciendo 'Lolita' en directo, funcionaba muy bien y decidimos registrar nuestra versión.

Parece que tenéis un estudio de grabación donde estáis cómodos, Treboada Estudio, sin embargo, el tema de las discográficas parece complicado ¿cómo os atiende la industria musical del momento?

En Treboada grabamos 'Va siendo hora' y 'Mierda de rock and roll', además de digitalizar las cassettes de Los Náufragos, yo grabé otra maqueta allí con Frank Psikiatra, nos sentíamos muy cómodos trabajando con Paco Liaño. La industria musical si hablamos de editar discos, nunca se interesó por nosotros hasta ahora, en lo referente a dar conciertos pues bien, aunque nosotros siempre vamos a nuestro ritmo nunca nos faltaba, ni falta, donde tocar.

Después de vuestra primera década de vida y tras varias grabaciones ¿en qué ciudades habéis tocado y qué actuaciones os queda en la retentiva de esa primera etapa?

Nos movíamos, y movemos, sobre todo por La Coruña y alrededores, aunque ahora salimos bastante más de esa zona de “confort”. De esa primera década de vida me podría quedar con el teloneo a 091 en el Playa Club de La Coruña, tocar con una de nuestras bandas favoritas nos hizo mucha ilusión, la verdad. No entra en la primera década por un año el Rock In Cambre del 2000 junto a Los Enemigos, Hemacaos y No más dolor.

Después de revisar vuestra maqueta 'Mierda de Rock´n´roll', recopiláis un CD con todas vuestras grabaciones 'Doctor Snob 1995-2001'.

Realmente es un recopilatorio con la mitad de los temas que teníamos grabados hasta esa fecha, hay canciones de todos los trabajos, pero no son todas, hicimos una selección de las que más nos gustaban.

Pasan nuevamente tres años y decidís que es el momento de dar por finalizada la trayectoria del grupo y os despedís de los escenarios.

Sí, estábamos esperando mi mujer y yo a nuestra hija, la verdad es que no llevó muy bien ese embarazo y al ser aún pequeño nuestro hijo mayor, no había tiempo para todo, así que la banda dejó de tocar. Todo el mundo sabía que antes o después volveríamos a la carga, jeje.

Sin embargo, dos años más tarde volvéis con mucha ilusión ¿qué cambios se produjeron para esa decisión?

Martina ya había cumplido casi 2 años y Daniel 4, así que ya estábamos más organizados en casa y con algo de tiempo libre para dedicarnos a nosotros mismos. Tocaba reunirse de nuevo e intentar hacer las cosas que nos quedaban pendientes.

En 2009 sale al mercado el disco 'Vasos rotos', un disco contundente, con un bonito diseño, de la mano de Falcatruada, que además presentáis en Madrid, en la sala Siroco.

Ya no podíamos seguir grabando maquetas, se cumplían 20 años desde la formación del grupo y teníamos un puñado de buenas canciones que había que registrar y editar como es debido. Fue nuestro primer trabajo con Carlos Areán que se convirtió, a la postre, en nuestro productor y quinto miembro del grupo. De la edición se encargó Falcatruada, una empresa que funcionaba en aquel momento en La Coruña que se dedicaba a gestionar todo tipo de asuntos relacionados con la música, también sacaron una pequeña tirada del recopilatorio del que hablamos antes. La portada fue una idea nuestra que ellos se encargaron de plasmar… decirte, como anécdota, que la bala no debería llevar casquillo, jajaja, nadie se dio cuenta de ese detalle hasta que nos lo comentó un amigo. A través del portal Nuevaola80 nos surgió la oportunidad de ir a tocar a Madrid, a una sala tan conocida como Siroco, no podíamos desaprovechar esa oportunidad y hasta allí nos fuimos.

Muy poco después volvéis a saciar vuestro afán discográfico con 'Sin anestesia'.

Pasaron 4 años desde 'Vasos rotos' hasta 'Sin anestesia'. El grupo había cambiado, Alberto y Diego habían entrado en la guitarra y batería en los sitios de Javi Naya y Javier Castro, la banda sonaba distinta y muy contundente. Poco a poco fueron surgiendo canciones nuevas, con un sonido algo más duro quizá, pero sin perder la esencia de Doctor Snob, y nos metimos de nuevo en “El Taller Recordings” con Carlos Areán a darle forma a todas esas ideas.

Parece que el tema de cambio de miembros en la formación, es la cruzada del grupo.

Sí, así es, en este momento no sé decirte cuanta gente pasó por Doctor Snob (o Los Náufragos) pero son muchos, al llevar tantos años van surgiendo otros quehaceres y/o prioridades en la vida que obligan a la gente a tomar otros caminos, somos como una pequeña familia disgregada por diferentes puntos. Desde 2006 está Ángel en el grupo, no se podría entender a Doctor sin él, al menos ahora siempre somos dos… Esperamos que con los últimos, y recientes, cambios -se marcharon David “El Cuerdas” y Juan Ríos, volviendo Alberto a la guitarra y entrando Mauro a la batería- consigamos estabilizar una formación al fin. Los primeros ensayos que estamos dando prometen mucho.

Es 2014 y la mejor manera de celebrar vuestro primer cuarto de siglo es con '25 años sin éxitos'.

Decidimos regrabar 4 temas y editar un EP, en principio la idea era hacerlo en vinilo, pero al final se hizo en CD. Tres temas ('Niña marciana', 'Mil millas' y 'Días de playa') son de la época de Los Náufragos y de ellos 'Días de playa' nunca se había grabado. 'La Luna' se había grabado en 2000 para 'Va siendo hora'. Hay una pequeña introducción que es la presentación de 'Niña marciana' en nuestro segundo concierto en el Moby Dick de Sada.

Ya tenéis una edad y una trayectoria, esa ilusión juvenil por alcanzar el éxito, supongo, se transforma en otros objetivos ¿con qué perspectiva veis ahora el grupo?

Pienso que con la de siempre, pasarlo bien intentando que los demás también lo hagan, hacer canciones, salir a tocar, componer, grabar…

Doctor Snob ha tenido una transformación musical lógica, tanto en la sapiencia como músicos, como en las diversas influencias y conocimientos ¿cuáles son en la actualidad las fuentes de inspiración de la banda?

Cada componente que llegó trajo algo que al irse dejó su poso, pero la base de lo que hacemos es más o menos la misma siempre: el rock sencillo, sin alardes ni estridencias. Cada uno bebe de lo suyo pero tenemos claro lo que queremos hacer y como debe sonar Doctor Snob.

Y llegamos al 30 aniversario; ¡quién os lo diría! cuando tan sólo siendo unos niños os embarcasteis en este proyecto.

Resulta increíble echar la vista atrás y ver que pasó todo ese tiempo, es toda una vida.

La manera de celebrarlo no podría ser otra que un nuevo disco. Esta vez en formato de lujo.

La idea de editar un vinilo la barajamos durante todo el 2019, pero al final la descartamos. Con tres temas que grabamos durante ese año en El Taller Recordings y dos que no tenían soporte físico hicimos un CD de recuerdo para el concierto de XXX aniversario, una copia llegó a José Luis de Trilobite Records, le gustó, nos propuso embarcarnos en la aventura con ellos y ¡no nos pudimos negar! Nos pusimos en contacto con Paula Mayor, una ilustradora y diseñadora gráfica coruñesa, que ya se había encargado de la portada de '25 años sin éxitos' , teníamos unas buenas fotos de una sesión con José Luis DC a finales de 2018 para el interior y llegamos a tiempo para mandar el disco a fábrica con la idea de editarlo el 18 de abril con motivo del Record Store Day, el vinilo llegó a tiempo, pero el RSD se pospuso y se celebrará en 3 fechas a lo largo de este año. Nuestro 10’’ vió la luz este reciente 20 de junio.

¡Volvemos al vinilo! Parece que el mercado es caprichoso y ahora hay demanda por este formato. La verdad es que vuestro disco 'Mi rubia dorada' es precioso. Me gusta mucho el diseño, tiene un rollo retro ¿cómo surgió la idea?

Paula nos pidió las canciones y desarrollo la idea inspirándose en lo que iba escuchando. Nos envió un primer boceto, nos gustó, en pocos días envió el “casi” definitivo y con un pequeño cambio... ¡Listo!. La fecha tope para la entrega era el 10 de febrero y unos días antes ya estaba todo en su destino.

30 años ¿y ahora qué?

Pues aún nos quedan muchos conciertos por dar, canciones que componer y grabar y proyectos que realizar, así que seguiremos mientras podamos.



[Redacción Nuevaola80. Lauren Jordan]

20 jun. 2020

Se rescata el único disco largo de Clavel i Jazmín

Reedición del único álbum larga duración editado en 1981 por el grupo formado por, entre otros, el polifacético Paco Clavel y el arreglista y teclista Luis del Campo. El grupo, que para algunos fue el más divertido de la Movida, enarboló la bandera del género Cutrelux (o “Guarry-Pop”). Incluye 'El twist del autobús' un éxito que Paco Clavel regrabaría posteriormente en varias ocasiones. Esta reedición se reedita en vinilo de color rosa.

El motivo del rescate es la celebración del Record Store Day, que se celebra hoy 20 de junio, tras ser aplazado por motivos de la crisis sanitaria, a través de Sony Legacy.

Tracklist:

01. Reina por un día
02. Los watussi
03. Rocanrol de la alegría
04. Las vespas
05. El bayón de Ana
06. Marcianita
07. El twist del autobús
08. Me has herido
09. No lo ves
10. Bésame Pepita
11. Mechitas
12. Drácula cha cha cha

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Loquillo sonríe

Creo que cualquiera que toque en un grupo sabe que muchas veces se acaban descartando canciones simplemente porque no alcanzan a ser lo que la banda tenía en mente. Hace poco lo hablábamos en e local de ensayo de Doctor Snob y así decidíamos dejar de dar vueltas a un par de temas que llevan un tiempo rondando por ahí.

Algo similar pasó con el nuevo sencillo de Loquillo, "Sonríe", que debería pertenecer a "El último clásico" ya que empezó a gestarse en las sesiones de grabación del mismo, pero no acababa de funcionar como esperaban y se la dejó en "pausa" durante una temporada. Así que tras trabajar con Sabino Méndez y Jordí Solé, fue Iosu García el que tocó la tecla correcta y consiguió llevar al tema a la dimensión adecuada.

Una vez conseguido el resultado esperado la canción ve la luz, menos de un año después de la edición del último trabajo completo de la banda. Completando así el que debería haber sido el listado de temas de "El último clásico" y convirtiéndose en su corte número 11.

Este pasado jueves volvíamos al local a ensayar, y comentaba con los demás "doctores" la anécdota sobre como llegó "Sonríe" a la luz pública. Decidimos darle unas cuantas oportunidades más a nuestras canciones "pendientes", no vaya a ser...

Quitarle, si podéis, la sonrisa de la cara.



[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

14 jun. 2020

Inoportunos, 30 años de singularidad cualitativa

Paradójicamente, a pesar de la ingente legión de adeptos, el rockabilly no ha sido muy promiscuo en nuestro país ni en la proliferación ni en la ejecución ni, desgraciadamente, en la correcta difusión. Con todo, grupos de los 80 como Los Rebeldes, Rock´n´Bordes, Lobos Negros, Tennessee, Blue Moon, Gatos Locos o aportaciones no exclusivamente gatunas como las de Loquillo, La Frontera o Duncan Dhu y otro sinfín ulterior, desperdigado en los 90 y años posteriores, como Despiadados, General Lee, Dynamos, Faraones, Brioles o Nu Niles, figuran, por derecho propio, en toda enciclopedia del pop español que se precie.

Mención aparte merece el protagonista de este post, Lauren Jordán, un rocker multi-instrumentista e inquieto que tuvo la osadía de formar Inoportunos a finales de los 80, habiendo formado parte de los propios Gatos Locos, cuando el panorama español se debatía entre los estertores y la resaca de la movida y el albor indie, un escenario duro de roer pero al que nuestro protagonista no dudó en hincar el diente en su afán de esculpir canciones que exploraran todas las influencias y vertientes eclécticas del rockabilly en toda su extensión histórica.

A fe que durante todos estos largos años el bueno de Lauren y sus chicos han puesto toda la carne en el asador para ser una referencia, no solo a nivel estatal, sino internacional: una base instrumental sólida y solvente, excelentes composiciones, toques nuevaoleros con el fin de enlazar con el pop, la utilización de la lengua shakespeariana en la búsqueda de la proyección al exterior, mucho más que dignidad en las versiones y, sobre todo, respeto y pluralidad con todos los palos del género, desde el clásico al neo, pasando por el psycho e incluso en algunos temas se vislumbra el gusto por la música de las películas de Ennio Morricone pero ni el indudable mérito de haber creado un sello discográfico propio ha logrado hacerle traspasar la barrera de grupo de culto para adentrarse en el éxito popular que sin duda merecen por su constancia y la coherencia en su (buen) hacer.

Ignoro el apellido (aparte/final) del punto de este "The baddest of" (curioso título de clara intención globalizadora) que hoy cae en mis manos pero, sea como fuere, si que puedo decir, sin miedo a equivocarme, que no cabe mayor acierto tanto en su concepción como en la selección de las temas, que abarcan toda su trayectoria, en su mayoría regrabados para la ocasión y debidamente apoyados por colaboraciones de lujo (Sabino Méndez, Fernando Lavado, Moisés Sorolla ...). Es de agradecer que, aunque, como decía, en su debe constan excelentes ejemplos, no hayan abusado de las versiones, limitándose a la archiconocida "Tainted love" (aquí "Amor extraño") de Ed Cobb, el "Midnight train" de Johnny Burnette, el superclásico "Brand New Cadillac" de Vince Taylor y una adaptación de Brian Feli ("Rubia, fría y peligrosa") que encajan perfectamente en el engranaje del inmenso talento compositor de Lauren, autor de los restantes temas del disco.

No faltan ninguna de las grandes canciones del grupo, desde la excelsa "Seat 1.500 camino de Wyoming", "Rockabilly monster", "Halloween", la extraordinaria "Fuerza rocker", "La leyenda de la piedra blanca" o "Los duendes de Cardona", clásicos que, a buen seguro, impactarán sobre las nuevas generaciones de rockers y que forman parte de la memoria colectiva de los acólitos que han sabido apreciar, durante la friolera de 30 años, la singularidad cualitativa de Inoportunos, fielmente recogida en este disco, capaz por si solo de montar una fiesta y hacer bailar, a ritmo de rock and roll, al más recalcitrante muermo.

Tracklist:

01. Fuerza Rocker
02. Amor extraño
03. Al otro lado del espejo
04. Midnight Train
05. Estás fatal
06. Seat 1500 camino de Wyoming
07. University Radio
08. Oliendo a lobos
09. Entre pierna y pierna
10. Rockabilly Monster
11. Halloween
12. Verte sufrir
13. Los duendes de Cardona
14. Doble apuesta
15. La leyenda de la Piedra Blanca
16. Drink What You Want
17. Rubia, fría y peligrosa
18. Mala mujer
19. My Damned City
20. Cerebros podridos
21. Brand New Cadillac
22. In Your Loudspeaker
23. Contrarreloj



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

9 jun. 2020

Hasta siempre, Pau Donés

A decir de quien ha tenido la suerte de conocerlo personalmente, se trataba de un tipo excelente, educado y encantador, cualidades que contrastaban con la imagen de (voluntario) desarreglo que mostraba en la apariencia física de sus inicios.

Musicalmente, ha sido capaz de calar desde la simpleza, tanto por estribillos que permanecerán por siempre en la memoria colectiva como por el rock de inspiración latina más elaborado pero, de cualquier forma, nadie le puede negar a Pau Donés ni su perseverancia, ni su implicación social ni tampoco su apego a la pluralidad étnica y sonora, lo que le generó muchas más simpatías que desafectos, independientemente de que su música gustara más o menos.

Buen viaje, compañero, vayas dónde vayas seguro que habrá alguien que te hará coros cuando entones "La Flaca" o "Depende", los que nos quedamos aquí, cuando te oigamos, esbozaremos un gesto mezcla de pena y simpatía que, en modo alguno, compensa los buenos momentos que nos hiciste pasar.

[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

Fallece Pau Donés, carismático vocalista de Jarabe de Palo

Barcelonés de nacimiento, Pau Donés ha sido el líder, cantante, vocalista y guitarrista del grupo Jarabe de Palo, que ha proporcionado a la historia de la música española piezas sonoras que han quedado enmarcadas entre las mejores composiciones de la década de los noventa, tales como 'La flaca', tema que sirvió para saltar a la popularidad gracias a que fue aparejado a una conocida marca de tabaco, la no menos popular 'Depende', 'El lunar de María', en homenaje a su admirado Peret, o 'Bonito'. Éxitos que han abanderado una carrera jalonada por catorce discos largos, entre trabajos de estudio y directos, recopilatorios al margen.

Durante su carrera se codeó con insignes figuras de la música a nivel mundial, tales como Celia Cruz, Luciano Pavarotti, Chrissie Hynde, Alanis Morrisette o Ricky Martin, o nacionales (Antonio Vega, Quimi Portet, Leiva, etc.).

Jarabe de Palo, como se menciona, emergió a mediados de los noventa (inicialmente con el poco llamativo nombre Palo Cantamañanas) y hasta practicamente la actualidad, pero es necesario remontarse quince años atrás para encontrar los primeros rastros musicales de Pau Donés. Hacia 1981 construyó, junto a su hermano Marc, el grupo Jay & Company Band, al que siguió Dentaduras Postizas. Pau compaginaba su trabajo de publicista con diferentes conciertos cuando recorría el circuito de locales de su ciudad, Barcelona.

Hoy hemos recibido la triste noticia del fallecimiento del artista a los 53 años de edad, tras mantener una dura lucha contra el cáncer que arrastraba desde 2015. Este el comunicado oficial aparecido en la página de Instagram de Jarabe de Palo:

"La família Donés Cirera comunica que Pau Donés ha fallecido el día 9 de Junio de 2020 a consecuencia del cáncer que padecía desde Agosto de 2015.

Queremos agradecer al equipo médico y todo el personal del Hospital de la Vall de Hebrón, Hospital Sant Joan Despí Moisès Broggi, ICO (Institut Català d'Oncologia), Servei de Paliatius del Hospital de Viella y al VHIO (Instituto Oncológico de la Vall Hebrón) todo su trabajo y dedicación durante todo este tiempo.

Pedimos el máximo respeto e intimidad en estos momentos tan difíciles"

Descanse en paz, Pau Donés.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

8 jun. 2020

El concurso Pop-Rock de Palma homenajeará al recientemente fallecido Toni Reynés

Según ha informado el Ayuntamiento de Palma este viernes en una nota de prensa, inicialmente el concurso Pop Rock debía celebrarse el 21 de junio pero el estado de alarma decretado a causa de la crisis de la COVID-19 hizo que se suspendieran los plazos administrativos. Por este motivo, ha explicado, el concurso ha decidido atrasar su puesta en marcha y ampliar el plazo de presentaciones hasta finales de julio. De este modo, tal como ha explicado el teniente de alcalde de Cultura y Bienestar Social, Antoni Noguera, "se da la oportunidad de que los artistas se puedan presentar en unas condiciones de ciertanormalidad". "Muchos músicos se pusieron en contacto con la regiduría para explicarnos que con las condiciones actuales les era imposible grabar los temas musicales que pide la convocatoria", ha asegurado Noguera.

Con todo, cabe recordar que el concurso nace adaptado a los nuevos tiempos, tanto en formato, en categorías como en premios. Así pueshabrá tres categorías en las cuales se podrá concursar: pop-rock,urbana y metal-punk. También, ha añadido Cort, que la final del concurso finalmente será día 4 de octubre en Ses Voltes y las semifinales tendrán lugar el día 27 de septiembre en Es Gremi. La semifinal agrupará a todas las categorías (metal-punk, pop-rock y música urbana) y cada grupo dispondrá de 20 minutos y recibirá 250 euros en concepto de caché.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Palma ha detallado que los requisitos que deben cumplir los grupos que aspiren a participar en el concurso. Estos son, por un lado, que los integrantes del grupo tengan al menos 16 años y, como mínimo, uno de ellos ha de estar afincado en Baleares. En caso de ser menores de 18 años deberán presentar autorización de su tutor legal; por otro lado, los participantes pueden ser profesionales y contar con trabajos grabados pero no más de tres editados; así como que cada grupo debe presentar dos propuestas musicales en formato canción, cuya letra y música ha de ser original y con un máximo de seis minutos cada una. Otros requisitos, ha rememorado el Consistorio, son que no se aceptarán versiones hasta la semifinal y final; estos dos temas han de ser los mismos que se interpreten en todas las fases del concurso; y, por último, deberán saber que la organización pondrá a disposición de los grupos un equipo de sonido, backline e iluminación, así como un técnico y una batería.

En cuanto a los premios, Cort ha destacado que el ganador obtendrá 3.000 euros en concepto de caché para una actuación en la Verbena de Sant Sebastià y una actuación dentro de la Fira B! 2021. Mientras, el segundo y el tercer seleccionado conseguirán 2.000 y 1.000 euros, respectivamente, en concepto de caché para una actuación en la Verbena de Sant Sebastià. Sin embargo, ha matizado el Consistorio palmesano, también habrá una serie de reconocimientos especiales, otorgados por diferentes entidades y profesionales del sector musical, que se entregarán el día de la final y a los cuales podrán optar cualquiera de los 21 finalistas. Así, el seleccionado por Espora Records logrará la edición de un single en vinilo; el de Heavy Balear Fest, una actuación programada en el Festival; la Feria Internacional del disco, un actuación; el de Mondosonoro, una entrevista; y el de Es Gremi Local de Ensayo, seis meses de espacio al mejor grupo con más integrantes femeninas, etc. Con todo, el concurso dispondrá de un jurado de cinco personas para todas las fases del concurso -preselección, semifinal y final- y estará integrado por personas que representen las tres categorías musicales y de reconocido prestigio por su vinculación al mundo de la música y producción fonográfica, además de la participación de un técnico del área de Cultura en función de secretario.

"Además, en el marco del Pop Rock también se hará un homenaje por parte de diferentes músicos a Toni Reynés que nos dejó hace unos meses y que ha significado mucho por la cultura musical en nuestra ciudad. En conmemoración suya el primer premio del concurso llevará su nombre", ha concluido Noguera.

[Fuente: 20minutos.es -Enlace original-]

7 jun. 2020

Reedición de '1984' de As de Espadas

'1984' es un disco lleno de energía e innovación. Con una base de hard rock clásico propiciada por su guitarrista Virgi, el álbum se adentra en sonidos más metal y experimentales de la mano del guitarrista Carlos Creator, dejando para su cantante Luisma la tarea de adentrarnos en atmósferas poéticas y narrativas mucho más complejas que a las que nos tenían acostumbrados la gran mayoría de las bandas de heavy en castellano de la época.

Más cercanos instrumentalmente a grupos internacionales, las letras de Luisma son la seña de identidad del grupo y uno de los rasgos más destacables y diferenciales con respecto a otras formaciones que en ese momento estaban copando los primeros puestos en el panorama del heavy estatal.

Si te interesa la arqueología del heavy en castellano, sin duda este disco es un gran testimonio de otra manera de entender el metal de mediados de los 80. Lástima que la trayectoria de la banda durara solo unos pocos años (1982-1984) y que no llegara a editar ningún disco, cosa que reparamos con la edición de este álbum que tras casi 40 años en el fondo de un armario es recuperado por Rockstudios, y ahora editado por Guns of Brixton con la colaboración de tres sellos especializados en metal: Demons Records, Gadir Records y Héroes de Culto.

El quinteto As de Espadas estaba formado por Luisma Bueno (voz), Virgilio Benítez "Virgi" (guitarra), Carlos "Creator" (guitarra), Iñaki Susunaga (bajo) y José Escartín (batería).

'1984' fue grabado en vivo, en dos sesiones: una en el Campo de Fútbol de Las Llanas en Sestao, Bizkaia, donde se registraron nueve temas por Pablo Cabeza; y la segunda se realizó en el local de Escusa, donde Juan "Impecables" grabó siete canciones. De la producción del álbum se ha encargado Carlos Creator. Todas las canciones del álbum han sido remasterizadas en Rockstudios en Bilbao.

[Fuente: Nota de prensa Demons Records]

'Perdidos en Madrid'. Interesante recopilatorio en ciernes

El sello Leyenda Records, especializado en rock duro y heavy metal, está preparando un recopilatorio de lo más interesante, 'Perdidos en Madrid'. En el disco se tendrá la oportunidad de descubrir algunos grupos que no tuvieron la suerte de llegar a publicar un disco largo.

Para este trabajo, Leyenda Records está preparando material de las siguientes bandas: Jimmy Speed Band, Erótica, Fuerza Animal, Viuda Negra y Cráneo.

Leyenda Records lo dirije Alfonso J.B. Sánchez, un madrileño rockero nacido en el singular barrio de La Elipa, sí de donde eran, por ejemplo, los mísmísimos Burning, pero a escasos metros de la sala Canciller, auténtico epicentro del heavy madrileño. Alfonso estuvo siete meses trabajando en la revista Heavy Rock, bajo las órdenes del Mariskal Romero. Lo suyo es el heavy de grupos españoles de los 80, sobre todo aquellos que quedaron más rezagados, los que se empeña en recuperar a golpe de reedición o distribución del material que le llega o adquiere.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Se reedita '¡Ponte ya a bailar!' de Los Elegantes

El pasado sábado 18 de abril debería haberse celebrado en todo el mundo el Record Store Day, una iniciativa que arranca en el año 2008 con el  fin de "celebrar la cultura de la tienda de discos de propiedad independiente", un día en el que los aficionados y coleccionistas se pueden encontrar con todo tipo de ediciones y/o reediciones especiales para tan señalada ocasión.

Este año el RSD se celebrará en tres fechas distintas bajo el lema "Salvemos las tiendas de discos", la primera de ellas tendrá lugar el sábado 20 de junio y pondrá de nuevo en la calle el primer larga duración de Los Elegantes.

El álbum, editado originalmente por Zafiro en 1984, volverá a ver la luz, a través del catálogo de Sony/Legacy, en un una edición limitada en un espectacular vinilo de color rojo con su portada original.

Sin duda, Los Elegantes fueron el primer grupo español con el que los mods se identificaron directamente. En un principio, Los Elegantes eran: Juan Ignacio de Miguel 'el Chicarrón' (voz) y el tandem guitarrista conformado por Juanma del Olmo y Emilio López (también segundas voces). Se formaron en 1979 tras haber pasado fugazmente por bandas madrileñas como Morbus Acre o los Zombies de Bernardo Bonezzi. Apadrinados por Javier Teixidor (Mermelada) y el locutor de Onda 2 Rafa Abitbol registraron dos temas, 'Nada' y 'No charles más', que se incluyeron en el volumen tres del recopilatorio 'Viva el rollo' del sello Chapa. Aquel mismo año, en 1980, consolidan su formación con la entrada de Carlos Hens (batería) y José Luis de la Peña, bajista procedente de Glutamato Ye-yé; además, Zafiro edita su debut discográfico: un single con los temas anteriormente mencionados. En 1982 registran dos temas propios 'Me debo marchar' y 'Este es mi tiempo' para el sello nortemericano Road Runner, que prensó el vinilo en aquel país. Reducidos a cuarteto y con Emilio al frente de la banda, Los Elegantes graban un maxi single en 1983 para Rara-Avis con tres temas de pop contundente: 'La calle del ritmo', 'Cristina' y 'Estoy fuera de sitio'. En 1984 aparece, por fin, su primer Lp, motivo de esta reedición para el RSD, '¡Ponte ya a bailar!', a través de Zafiro.

En el vídeo que acompaña este artículo (Canal Youtube Manu Guinarte), Los Elegantes mostraron dos de los temas más carismáticos de la banda en el programa musical "Tocata", 'Mangas cortas' y 'En la calle del ritmo'. Corría abril de 1984.



[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

Ilegales, a golpe de "sencillo"

Ilegales presentan 'Juventud, egolatría', el segundo avance de su futuro nuevo álbum.

La banda asturiana aprovecha las pausas entre conciertos de la gira de presentación de 'Rebelión' para entrar en el estudio e ir preparando nuevas canciones. Una vez estén finalizadas irán viendo la luz en formato "single".

La primera de ellas 'Te prefiero lejos' apareció el pasado 31 de enero y con ella el grupo iniciaba una "nueva" forma de trabajar de cara al futuro mirando al pasado, un regreso a las raíces del rock y del pop, editando sencillos y haciendo prevalecer el valor de una canción sobre el conjunto.

Los seguidores de Ilegales, y de otros grupos que de aquí en adelante adopten esta forma de sacar canciones, estamos de enhorabuena, no tendremos que esperar todo ese tiempo que pasa entre disco grande y disco grande para disfrutar de novedades de nuestros músicos favoritos.

'Juventud, egolatría'

He secuestrado
Un verso de ultratumba
Para ocupar tu mente unos segundos

Juventud, egolatría
La noche ha dejado cicatrices
Esta vida es un licor que sube como una oración
Y baja como maldición
Campo de batalla
Entre el bien y el mal
Donde lo importante importa poco

Mientras intento una verdad mejor
Nada puede joderme
El futuro solo es nieve tostada
En la punta de mi espada

Que mi sonrisa sea
Para el enemigo
Corona de espinas
Merecida tempestad
En las aguas de sus vidas
Veo brillar
Los peces en el río
Desde el puente colgante
Mala hierba
Vuelvo a renacer
En una tarde soleada

Mientras intento una verdad mejor
Nada puede joderme
El futuro solo es nieve tostada
En la punta de mi espada



[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

6 jun. 2020

'Macarras interseculares', un libro sobre la etnografía macarra de Madrid

Protagonista de la calle y de la noche, el macarra pertenece a la “aristocracia” descastada de chorizos y traficantes, chulos y busconas, drogotas, músicos y artistas, bohemios y noctívagos…; un personaje central del lumpen que está en franca retirada de plazas y antros urbanos, según escribe Iñaki Domínguez en Macarras interseculares (editorial Melusina). La obra es una crónica de casi 450 páginas que da voz a un puñado de míticos personajes callejeros del Madrid que va de los años 60 del siglo pasado hasta entrado el siglo XXI.

El macarra es un personaje muy madrileño, una especie en sí mismo, dice el autor. La misma literatura ofrece muchos precedentes, como es el chulo asiduo de sainetes y zarzuelas, o incluso en el siglo XVIII, ya Ramón de la Cruz los retrató en su insigne obrita Manolo. Iñaki Domínguez no se ha ido tan lejo en este ensayo. Ha entrevistado a una setentena de “macarras” madrileños ya desempleados o jubilados, y cuyos testimonios reproduce a veces bajo seudónimo, otras a cara descubierta como la de Juanma el Francés, Dum Dum Pacheco, Domi o el Francés…. Algunos fueron personajes muy conocidos de la calle, líderes de bandas urbanas, que dan cuenta tanto del mundo de la delincuencia madrileña que vivieron como de la fiesta y el ocio de una juventud que fue ocupando la ciudad, del centro al extrarradio, conforme esta crecía demográfica y urbanísticamente.

En este sentido, explica el autor, la intención del libro no es solo revelar las andanzas de estos personajes, ya de por sí tan atractivas como el argumento de una novela noir, sino “que he querido acercarme a ellos como si fuese uno de los hermanos Grimm. Estos, a través de sus célebres cuentos, quisieron capturar el espíritu que se expresa en el folclore y en la sabiduría popular, para que a través de sus mitos quedara registrado por escrito el espíritu de la nación y sus producciones. Algo así he querido hacer yo con estas narraciones urbanas, integrando las experiencias de los macarras en el ecosistema de la capital”.

Los personajes de esta etnografía del macarreo comparten tres variables: son personajes urbanos, con una clara identificación con el territorio o barrio que habitan y en muchas ocasiones con los institutos de los que proceden; son básicamente masculinos, se mueven en un ambiente de violencia, las más de las veces límite entre la delincuencia y la ley; y son jóvenes, y por ello más irresponsables y amorales y capaces de cualquier cosa, porque como dice uno de los entrevistados “con los años te vuelves manso”.

Capítulo a capítulo, Domínguez va recorriendo cada barrio, que suele estar controlado por una o varias bandas y así va tejiendo una geografía del lumpen madrileño -se incluye un mapa de la ciudad con las zonas que cada banda controla- que comienza en los años 60 con la mítica calle Costa Fleming. Esta corre desde el Santiago Bernabeu hasta Plaza Castilla y fue nervio de la prostitución del momento gracias a la llegada de los americanos a la base de Torrejón. Los marines oficiales se instalaron en el gran edificio Corea, mientras los soldados rasos vivían en el barrio de la Concepción, al otro lado de la M-30, que también tuvo sus antros. Las noches en esta época también incluían las ventas de flamenco en la carretera de Barcelona. A la clientela americana de las boîtes y mesones de Costas Fleming se sumó la española, entregándose a beber, follar y jugar a las cartas, principales divertimentos pues las drogas todavía no habían hecho su entrada triunfal. Aquí los macarras eran proxenetas y dueños de locales cuya supervivencia consistía en mantener contentos a comisarios y polis ya fuera a base de información o de que probaran el producto que trabajaban.

Otro de los barrios más populares de la ciudad es Lavapiés, que en los años 70 todavía mantenía un aire de vecindad con sus corralas donde todo el mundo se conocía y controlaba al que no era del barrio. En el tardofranquismo la policía estaba más preocupada por los subversivos y los activistas políticos que por la delincuencia, aunque ya operaban en la zona pandas de chavales macarras que se pegaban a pedradas y chorizos de bancos y joyerías. Pero hacia los 80, la droga hizo su presencia y Lavapiés, al igual que otros barrios de la ciudad como Callao, Malasaña o Vallecas, era uno de los típicos sitios de «pillar» hachís y también heroína. En lo 90 se asentaron los primeros “moros” y luego llegarían los chinos, abriendo tiendas. Hoy es una de las zonas más invadidas por la inmigración y donde la población original escasea.

Los locales actúan como polo de atracción en torno al cual se mueven las bandas y, además, muchas de ellas se encargan de la seguridad. Por La Conti de Cuatro Caminos (la estación de autobuses de la calle Alenza) se movía la pandilla del Callejón, banda formada por punkis, hijos de militares, camellos, adictos y expertos en artes marciales, entre los que destacó uno de los más violentos y descontrolados, el Punkito. En Vicálvaro estaba la sala Barrabás, habitual de heavies y donde solía actuar Leño. La banda más peligrosa a finales de los 70 era la del Carpio, del Parque Móvil (zona de viviendas construida para acoger a los conductores de los coches oficiales de los ministerios) que movía por Aurrerá. Y la más célebre la de los Ojitos Negros (de Delicias) integrada por el célebre boxeador Dum Dum Pacheco que se ocupó de la protección del cantante Camilo Sesto. En los 80 el rocker más famoso de la Movida, Juanma el Terrible, iba a Rock-Ola, así como el primer skin, Juanote y su banda Tercera Guerra Mundial; ambas tribus podían convivir entre ellas, pero no así con los mods. Precisamente, una reyerta entre mods y rockers acabó con el asesinato del rocker mulato Demetrio Lefler, lo que motivó el cierre de la célebre discoteca.

En los años 80 la gente comenzó a consumir caballo sin hacerse una idea del alto precio que pagaría por ello y de los terribles efectos sociales que acarrearía; además, pronto hizo acto de presencia el sida. También entraron otras drogas, como la cocaína, los tripis, las dexedrinas… Domi, un heavy de la primera vanguardia, nacido en Lavapiés y conectado a la delincuencia con una novelesca vida, cuenta que él tuvo pánico a la heroína “desde el minuto uno, viendo los efectos que tenía sobre mi hermano”, que falleció.

En esta década, la de la Movida, surgen míticos antros, como el Drugstore de Fuencarral, que abría las 24 horas y que fue uno de los lugares más violentos de la ciudad. Entonces el consumo de droga se extendía a muchas capas de la sociedad, no solo a gente marginal: abogados, políticos, artistas… (hay que recordar al alcalde Tierno Galván animando a la juventud a “colocarse”). Por lo que nada de extraño tiene que en los afters que proliferan, como el célebre Warhol de la calle Luchana, que abría a la seis de la mañana cuando cerraban todos los demás, “la gente se metía las rayas encima de las mesas”, en palabras de Domi.

Malasaña es otro barrio fundamental en la noche madrileña. Hoy pasa por ser una zona hípster, pero entonces era una de las más deterioradas y broncas. A finales de los 70 tenía tabernas y pubs que congregaban a una progresía (Sabina, Javier Krahe… en el Malasaña), pero poco a poco los traficantes se fueron imponiendo. Tras la revolución islámica, muchos iraníes se instalaron en el barrio pasando a controlar el tráfico mayorista de heroína y expulsando a los moros, lo que desencadenó reyertas y peleas. Se instalaron narcopisos. Por su parte, calles como Colón estaban controladas por los “negros” (africanos).

Domínguez recoge el testimonio del fotógrafo Alberto García-Alix, que por entonces regentó El Mala Fama, un popular garito en la zona, tanto como La Vía Láctea o el Pentagrama. Él recuerda que ya en los 90 lo peor eran los periodos de pánico, cuando no había heroína en Madrid: “Entonces se echaban todos los yonquis a la calle… y la Gran Vía se llenaba de adictos necesitados. Yo lo llamaba la Senda de los Elefantes”. El barrio estaba controlado por los rockers, con el King Kreole como cuartel de operaciones, que no congeniaban nada con los heavies y los mods. La película Quadrophenia (1979) era un modelo de conducta para estos. Había tres bandas de rockers: la de los Franceses, los Breakers y los Blue Cap. En los 90 aparecieron los skin-heads, aunque Juanote se anticipó.

El libro recorre muchas más tribus y geografías madrileñas, viaja a los siniestros poblados de la droga controlados por los gitanos, descubre la llegada del hip hop y el rap de la mano de los americanos de Torrejón, pero quizá uno de los capítulos más sorprendentes, como señala Domínguez, sea el referido a los pijos malos de la Panda del Moco, “porque siempre creí que un pijo que se ha criado entre algodones se asustaría de la violencia del mundo callejero, y sin embargo, existen múltiples ejemplos de pijos chungos que se relacionan con todo tipo de delincuentes siendo ellos mismos criminales”. Y así nos descubre a una banda comandada por el Francés, que se mueve por el Paseo de la Habana, famosa por su golpes.

Cuando le pregunto al autor cuál de todos los capítulos le parece el más siniestro, me señala el referido a la plaza de Olavide, en uno de los barrios que hoy más se cotizan en la capital. En los años 80 y 90 amparó a algunos de los traficantes más peligrosos y violentos, donde confluían bandas nazis, con volqueros y abogados corruptos. Un ambiente propio de una serie de narcos en el centro de la ciudad.

[Fuente: Liz Perales para elcultural.com -Enlace original-]

5 jun. 2020

Lo nuevo de Rafael Flores, un compacto en directo a su paso por Almería

A través de Wet Dreams aparece este disco del jienense Rafael Flores, un músico que lleva exhalando su música desde 1981, a veces firmando con su propio nombre, en otras ocasiones con su conocido seudónimo Comando Bruno. Se trata de un compacto grabado en directo que lleva por título 'Live at Morada Sónica'. Aunque de hecho no se trata de la primera publicación que el de Andújar ha realizado este año, puesto que en enero vio la luz una reedición limitada a 20 copias de 'Mitzukurina Urina', registrada junto a Armenia (el alter ego del músico ecuatoriano icono del noise en su país) y editada, en este caso, por Bizarre Audio Arts en Ecuador, un trabajo que data de 2005.

El disco se registró durante su participación en el festival Morada Sónica en el Classijazz de Almería, celebrado en septiembre de 2019 y con la colaboración de Sofía Bertomeu. Era la primera vez que Flores participaba en esta muestra después de 40 años de carrera. 'Live at Morada Sónica' contiene cuatro cortes de los cuales uno de ellos va dedicado a la memoria de un viejo compañero de andanzas, Antón Ignorant.

La obra de Rafael Flores la ha basado en la investigación de la música experimental y la exploración sonora. Ha realizado obras de audio y video muy personales que resultan dificiles de definir. Flores ha sabido construir un sólido universo personal mediante un uso inteligente de grabaciones naturales y métodos de "musique concréte", collages y una gran variedad de ideas vanguardistas, mezcladas con un particular sentido del humor cercano al espíritu dadaísta y al surrealismo.

Tracklist:

01. Memorias de Miyakojima
02. Soma (con Sofía Bertomeu)
03. Comando Bruno was here
04. Landler (CB+ADP)

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

3 jun. 2020

Los "Piano sounds" de Ion Bon

Siempre es un placer quedan con Juan "Ion Bon" López, así que la edición de su segundo disco en lo que va de año me lleva a hacerle una visita en su cuartel general, no muy lejos de mi casa, para hacerme con una copia en formato físico.

Debo darme prisa en escribir estas líneas ya que a este segundo trabajo del 2020 pronto se unirá un tercero el próximo 10 de junio.

Piano Sounds es un disco breve, apenas sobrepasa los 20 minutos, grabado integramente en los estudios Royal Art House de Londres, en el que se recogen las diferentes ideas que fueron surgiendo, sin ningún tipo de intención premeditada, delante de los "teclados".

"The Fall" y "Love And Truth" son los dos únicos temas con letra de este pequeño-gran álbum de vocación instrumental e intimista.

Tracklist:

01. Lady Elizabeth
02. Georgian House
03. The Fall
04. A Better Life
05. Raindrops
06. The Last Dance
07. Love And Truth
08. Forever And Eve

[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

1 jun. 2020

'Porque ya no queda tiempo'. Retrato vital de Rafa Cervera

Hoy ve la luz el nuevo libro de Rafa Cervera, 'Porque ya no queda tiempo', publicado por Jekyll & Jill. En el vídeo de presentación, realizado por Álvaro Leivas, concluye categóricamente "Redacto esto mientras estoy vivo, para que lo leas ahora que he muerto".

'Porque ya no queda tiempo' no es una biografía, tampoco unas memorias. Es una novela sobre su propio autor, un álbum de fotos que cuentan diferentes historias que a su vez van construyendo la narración principal. Porque ya no queda tiempo es, parafraseando a Truman Capote, una novela de no ficción, y también, parafraseando a su autor, lo que ocurre cuando la literatura absorbe la realidad.

Rafa Cervera (Valencia, 1963) es periodista y escritor. Desde 1982 hasta la actualidad ha publicado para cabeceras como Fotogramas, Vogue, Rolling Stone o Diario 16. También ha colaborado en programas de radio y televisión en Canal 9, Radio 3 y TVE. Actualmente escribe en varias secciones de El País y en publicaciones como Ruta 66, Primera Línea, GQ, Cuadernos Efe Eme, Jot Down y Valencia Plaza. Es autor de varios libros sobre música, entre los que destacan 'Alaska y otras historias de la movida' (Plaza & Janés, 2002) y 'Estricnina' (Efe Eme, 2014). Su última entrega fue la novela 'Lejos de todo' (Jekyll & Jill, 2017).

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

Rockuerdo Nuevaola80: El soberbio homónimo de Topo

Generalmente, el término ruptura se asocia por defecto al de trauma. Después, la experiencia vital nos demuestra que las fracturas de los elementos implicados no son necesariamente para mal, sino que dan rienda suelta a una libertad individual que satisface a unos y a otros, y es que hay veces que es contraproducente que haya más de un rey en un solo castillo.

En el caso que nos ocupa, si las divergencias y las luchas internas por imponer una línea estilística determinada y la insatisfacción que generó la grabación del primer Lp de Asfalto no hubieran concluído en la escisión de Lele Laina y José Luis Jiménez (nada más y nada menos que los dos cantantes principales) del grupo, los mortales no hubiéramos podido disfrutar no sólo de, con permiso del primer disco de Leño, dos discos fundamentales del denominado rock urbano sino de dos carreras que, con altibajos, se extienden con dignidad hasta nuestros días.

Laina y Jiménez reclutaron al malogrado Terry Barrios y a Víctor Ruiz y en tiempo récord formaron Topo con el afán de desarrollar las inquietudes que, por los motivos explicados, no tenían cabida en Asfalto, aunque, a decir verdad, tampoco eran tan antagónicas a las del grupo que pasó a liderar Julio Castejón, de lo que se deduce que los egos también tuvieron algo que ver en la huída.

El por otros discos denostado ("Más madera" de Leño; "Nacha Pop" ...) y curtido en mil batallas musicales mucho antes de ser pasto de tribunales por su gestión al frente de la SGAE Teddy Bautista fué elegido para la producción y su labor en este caso no pudo ser más afortunada, el disco, aún ahora, suena como un tiro y se nota que supo captar a la perfección las pretensiones del grupo, logrando una cohesión infrecuente para la variedad de registros temáticos que abarca, las canciones enlazan unas con otras formando un todo indisoluble que es lo que precisamente lo hace exquisito.

Otro de los aciertos fue la portada, una de las más logradas de la música española, no hay nada más urbano y apropiado que el anagrama del metro de Madrid para reflejar con exactitud lo que se esconde dentro del continente, una declaración de intenciones a través de un elemento muchas veces recurrente en la música, el metro, para describir el tan insufrible como imprescindible modus vivendi de una gran ciudad como la capital del estado.

Centrándonos en el contenido, que se hace corto en los 7 temas que, aún largos en su desarrollo, lo componen, las letras fluyen entre el colegueo de barrio ("Mis amigos dónde estarán"), la introspección personal ("Autorretrato"), el rechazo al imperialismo yanki y a la iglesia ("Abélica";"La catedral"), el amarillismo alienante de la prensa ("El periódico") y la preocupación por la degradación por el medio ambiente y la evolución consumista que desglosan en la profética y maravillosa "Vallecas 1.996", toda una premonición a la que bastaría con cambiarle la fecha para conservar la vigencia, todos ellos vistos desde el prisma de la cotidianidad y el compromiso social, solamente así se podría logar un disco conceptual si no en la forma, si en el fondo.

En resumen, un disco elegante, soberbio, extraordinariamente ideado y ejecutado, exponente máximo de un estilo de vida, el urbanita, y de la forma de entenderlo, extrapolable en su descripción al extrarradio de cualquier gran ciudad y que conectó con toda una generación, aún no abducida por las tecnologías, que pasaba horas intentando "arreglar el mundo a golpes de futbolín".



[Redacción Nuevaola80. Aurelio Sánchez]

Se confirma la vuelta de Azul y Negro en su formato original

¿Formato original? Efectivamente Azul y Negro ha estado funcionando de manera ininterrumpida desde practicamente su creación, pero no siempre con la misma alineación. Hubo un momento (año 1993) en que sus dos miembros fundadores decidieron tomar caminos diferentes.

Carlos García-Vaso, que a partir de 1998 publica tres discos con su nombre, decidió seguir adelante con la marca Azul y Negro (junto a músicos como José Antonio Álvarez, José Ícaro y Carlos López), defendiendo la merecida etiqueta de pioneros del tecno-pop español y primer grupo nacional en publicar en formato Cd ('Suspense', 1984). En esta segunda etapa, como Azul y Negro salen al mercado un total de trece discos más, todos ellos producidos por Carlos. En este apartado, García-Vaso también ha sido el productor de importantes nombres propios de la música de nuestro país: Mecano, Tino Casal, Nino Bravo, Antonio Flores, Nacho Dogan o Platino.

En ese momento, Joaquín Montoya quedó desvinculado del proyecto, pero su participación musical en tareas de composición, producción y como arreglista se ha visto reflejada en trabajos de numerosos grupos y artistas, entre los que cabe destacar las realizadas para Rubi, Tino Casal, Cinemaspop, Helena Cross, Tennessee, Trúpita, Diana, Juan Bau o El Mecánico del Swing. Tras la disolución de Azul y Negro, Montoya ha seguido en activo en diferentes proyectos musicales, como por ejemplo la Piccolissima Orquesta.

Pero ahora nos llega la grata noticia que el tándem Vaso/Montoya reemprenden la marcha de los originales Azul y Negro, como ya adelantábamos en el anterior artículo, 'Carlos G. Vaso se plantea recuperar los inicios de Azul y Negro, junto a Joaquín Montoya' del pasado 6 de mayo. El músico lo anunciaba después de haber pasado por una traumática situación de salud tras superar el virus Covid-19, que lo retuvo durante semanas en un recinto hospitalario. Durante esos días, Joaquín contactó con Carlos para interesarse por el estado de éste, momento crucial para la definitiva reconciliación.

Por tanto, ahora si que se puede decir que ese planteamiento inicial se ha hecho realidad, según afirmó ayer Carlos G. Vaso en una entrevista concedida al programa "Planeta Disco" de Radio 4G, algo que los muchos fans y seguidores del grupo agredecerán tener una nueva oportunidad de ver a estos dos cartageneros de nacimiento nuevamente en acción, tanto en la parte compositiva como defendiendo sus creaciones en lo alto de un escenario.

De momento,  la primera puesta en escena de los renacidos Azul y Negro se cristalizará en un concierto benéfico que ofrecerán para el personal sanitario que, durante todo este tiempo, ha atendido a García-Vaso en Madrid y cuya fecha está aún por determinar.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

'La máquina del tiempo' es el nuevo disco de Los Marañones

Existe el sonido Marañones, que vuelve cargado del misticismo que viaja 'Desde el más allá'. Es un sonido que busca (y consigue) trascender, como las historias que cuentan. Este disco solo se podía llamar 'La máquina del tiempo'; es un constante viaje lisérgico por las dimensiones del imaginario Marañones, es la propuesta de un viaje continuo «huyendo del murmullo del pasado, como sombras acechando tras la puerta».

Recorremos con ellos paisajes en los que por los sueños se navega y el tiempo es relativo, casi irrelevante, es un viaje hacia delante o atrás. Es también un constante viaje interior en el misticismo de 'El infinito, tú y yo', ese misticismo en el que entran las grandes cuestiones, pero el ideario sigue siendo ferozmente suyo, son las canciones de amor y desamor, como 'No tienes corazón'. Son ellos, desde el Big Bang a la intemporalidad de sus canciones.

También existe el ritmo Marañones, ese que da la punta del pie de Miguel Bañón en cada compás, dure lo que dure el concierto, pasen los años que pasen. La punta del pie de Bañón es la cadencia de la edad que tenemos pateando las tablas de la historia del rock en España, desde 'Boie Bagat Wo' a 'El nómada' pasando por 'Sexy Dream'.

Hay una historia propia del sonido Marañones que tiene capítulos completos de beat y psicodelia, pero el pie de Bañon no deja jamás de golpear las tablas como solo él puede hacer. Prácticamente todos sus sonidos, de forma coherente, reaparecen en La máquina del tiempo.

El sonido Marañones ha ido creciendo. Es una genealogía y una geografía descolocada en la que el mundo, tan ancho como quiera ser, tiene su centro en Murcia. Sobre los diferentes discursos musicales, ha pasado un factor omnipresente en la música de Los Marañones: la inteligencia. El paso de los años ha condensado historias en las canciones que han ido abandonando ese punto críptico para narrar la vida, pero no todas las bandas pueden contar la verdad, aunque quieran. Hay que saber escribirlas y que, una vez escritas, nos las creamos, como cuando en 'Las siete de la tarde' la vida transcurre en un tiempo medio sin que el tiempo pase, o más bien sin que apenas nada pase en el tiempo vacío, con el día ya dormido. Cantarle al paso de las horas, al tiempo sin sucesos, a la nada y que la canción sea, como todas las de este disco, deliciosa.

El sonido Marañones es como los perros mil leches. No se parecen a ninguna raza porque son la suma de muchas, un modelo genético perfeccionado con los infinitos coitos sin complejos. Los mil leches son productos del amor sin fronteras, sin mirar a razas, y la música de Los Marañones es eso llevado a la batería por Pedrín y fulminado a trallazos rítmicos de Carlos.

Canciones como 'En el mar' en este disco no permiten ser metidas en ninguno de los cajones. No sé qué es ese hipnótico tema, pero es que eso, sin darte cuenta, ocurre en las piezas de orfebrería que son las canciones de Los Marañones.

El sonido de Los Marañones es el sonido de mi vida, la banda sonora de mi pasar por el mundo y crecer, porque crecen ellas, las canciones, crecen ellos, Los Marañones, y crezco yo, el fan. El ir y venir de Román por el escenario es una imagen fija en mi relación con la música, que es mi relación con el mundo.

Hoy todo sigue, en cierta manera, igual. "Apriétate bien contra mí, bailemos en la oscuridad de mi habitación", cantan en 'Bailando en la oscuridad'. Y yo me dispongo a bailar.

Tracklist:

01. El nómada
02. Desde el más allá
03. La máquina del tiempo
04. No tienes corazón
05. Bailando en la oscuridad
06. Adónde fuí
07. En el mar
08. Las siete de la tarde
09. Hoy me siento bien
10. El infinito, tú y yo
11. La llave
12. No hay tiempo que perder
13. Cómo voy a salvar nuestra situación



[Fuente: Nota de prensa www.silbato.net, Nacho Ruiz]

Manuel Moreno y Abel Cuevas publican 'Todo era posible' a través de Libros Walden

Libros Walden publica 'Todo era posible: Revistas underground y de contracultura en España: 1968-1983', un libro sobre las publicaciones que contaron en presente la historia de una época agitada, vibrante y que dio forma a la cultura popular de nuestro país.

En 1968, el idealismo del movimiento hippie y de las revueltas de mayo en París dio pie a un espíritu de revolución juvenil en todo el mundo que en España coincidió con el relativo aperturismo del final del régimen franquista. En 1983, la Movida madrileña era fagocitada por las instituciones y empresas, acabando con su autenticidad. Entre ambas fechas se vivió uno de los periodos culturales más ricos de nuestro país en áreas como la música, el cine o el cómic, provocado en gran medida por el espíritu del underground y la contracultura. Este espíritu tiene su mayor reflejo en revistas como Star, Ajoblanco, Ozono, Disco Expres, El Viejo Topo, Bicicleta, Alfalfa, Vindicación Feminista, El Víbora, Dezine, La Luna de Madrid y muchas más, revistas que leían cientos de miles de jóvenes españoles y que constituían su educación cultural y vital. Revistas de alma libre, idealismo sin límites, heterogeneidad en contenidos e innovación en la forma. Revistas de Barcelona, Madrid, Valencia o Euskadi. Revistas de rock, psicodelia, punk, fotografía, cine, prensa marginal, comix del Rrollo. Revistas que no solo reflejaban unos gustos culturales, sino también un sentir, una manera de pensar, un estilo de vida, un idealismo que pensaba que crear un nuevo mundo, una nueva sociedad o, al menos, vivir a tu manera, era posible.

En las más de 250 páginas de este libro, Manuel Moreno y Abel Cuevas nos muestran las revistas más destacadas de aquel periodo, intentando dar a conocer uno de los aspectos más desconocidos de la tan explorada y explotada Transición, cuya efervescencia cultural no surgió de la nada, sino que tiene unas raíces y un contexto que quedan aquí más claras que nunca.

El libro se ve ampliado con una playlist de Spotify creada por sus autores en la que se repasan los grupos y artistas que poblaban las páginas de las revistas protagonistas de "Todo era posible".

[Fuente: libroswalden.com]