25 feb. 2013

Hombres de poca fe: El honesto Rock'n'Roll de los Troglos

Foto: Tere Gisbert
Y Dios tiró a San Pablo del caballo, y San Pablo en aquel momento se convirtió. Hombre de poca Fe, que necesitas ver para creer.

Este pasado sábado 23 de febrero, los Trogloditas congregaron a buena parte de sus fieles seguidores, entre ellos, algunos ateos con falta de convicciones.

Tal como salieron al escenario y desde el minuto uno, no dejaron de repartir honesto y legítimo rock and roll. Simón Ramírez y Jordi Vila, como si de una puñetera apisonadora se tratara, no daban tregua alguna por el camino, aplastando todo tipo de dudas para aquellos incrédulos. Una perfecta base musical y una excepcional compenetración, que solo puede ser manifestada tras muchos años de complicidad.

Sinceramente, no esperaba menos de estos dos miembros fundadores, que sobradamente tienen un lugar reservado en el cielo de las estrellas; pero, mis sentidos estaban plenamente puestos en los nuevos componentes.

Empezando por Lobo, posiblemente, el hombre con mayor responsabilidad de esta nueva etapa, y siempre con nuestra innata tendencia a comparar, diré, que defiende con garras de león su papel en los Troglos; su característico y profundo tono, rápidamente te impregna, y pasado el primer tema, te das cuenta de que las canciones de siempre no se hacen nada extrañas con su voz. Su puesta en escena contagia buen rollo y humildad, a la vez que se muestra como un auténtico profesional... tiene buenos maestros a su lado.

Diego y Toni, los dos nuevos guitarristas, además de ser buenos músicos, transmiten un clima de verdadero disfrute sobre el escenario, convirtiendo un concierto en una verdadera fiesta. Eso es lo que más me gustó del concierto, ver esa energía y esa ilusión sincera que Toni, Diego y Lobo nos regalan sobre las tablas, comportamiento que produce el efecto recíproco sobre el público.

El momento cumbre, llega cuando Ricard Puigdomènech sale a escena entre aplausos y vítores. Situación histórica, ver de nuevo a los tres Trogloditas fundadores repartiendo candela sin piedad alguna. Memorable instante grabado a fuego en la retina de los asistentes.

Sonaron uno tras uno los clásicos de siempre, también hubo rescate de grandes temas descartados durante muchos, e incluso nuevas composiciones que proponen una continuidad y sugieren nuevo disco. Para aquellos que estén dudosos, mi recomendación es que no se lo pierdan, merece la pena y el espectáculo está asegurado. Creo que tenemos Trogloditas para rato, y así espero que sea. Estaré atento y desde Nuevaola80, siempre tendrán nuestro pleno apoyo.

[Lauren Jordan. Nuevaola80 Barcelona]

2 comentarios: