6 feb. 2014

Ya está a la venta 'Barrio de la Paz. Acto 1', el tercer disco de Javier Ojeda en solitario

Se han sucedido poco más de dos años desde la publicación de "Barrio de La Paz Acto 1", tercer disco en solitario de Javier Ojeda, y su registro anterior, Reversos. Un espacio relativamente corto teniendo en cuenta los tiempos que corren, y asombra pensar que durante ese lapso ha hecho más de 110 conciertos con distintos formatos, ha publicado el CD exclusivo Treinta Tacos junto a Danza Invisible y ha visto como Warner, su antigua discográfica, ponía en circulación el recopilatorio Danza Total, además de ser testigo de la mayor crisis económica vivida en los últimos años que se ha se ha cebado especialmente con el mundo de la cultura en general y el de la música popular en particular.

Paradójicamente, "Barrio de La Paz Acto 1" es la grabación que más se ha extendido en el tiempo desde que Ojeda publicase "Por ahora" junto a Danza Invisible, y este periodo está demostrando ser esencial para revitalizar sus energías creativas, puesto que ya anuncia un "Acto 2" en proceso.

Para entender todo este vaivén investiguemos las circunstancias que rodean la creación de tan ambiciosa obra.

Durante el ecuador de la extenuante gira del 30º aniversario de Danza Invisible, Ojeda empezó a trabajar en el próximo proyecto sin una idea preconcebida, simplemente, empezó a componer canciones con unos y otros, esbozando ideas sobre posibles versiones; sin tener muy claro ni los músicos a utilizar, ni el concepto global del álbum.

Entonces, inopinadamente, empezó a trabajar a marchas forzadas sobre un encargo de la marca promocional "Sabor a Málaga", un tema original que se titularía "Hambre de ti" y que le dejó plenamente satisfecho. Impulsado por la relativa facilidad de esta grabación, y animado tras el reencuentro con su viejo amigo Daniel Amat, que le animó a montar un proyecto juntos reviviendo el viejo espíritu de Javier Ojeda & el Tercer Mundo, la banda que montaron 10 años atrás, Ojeda decidió crear una nueva banda de acompañamiento que se llamaría los Hispano-Cubans.

Una vez establecido el enfoque sobre los tipos de música que mejor se adaptaban a su ecléctica colección (soul, y latina, junto a su cada vez más crecientey peculiar "andalucismo"), se realizó la grabación durante los días libres de unos y otros, extendiéndose a lo largo de un año y con un elenco de colaboradores muy especial.

Junto al pianista cubano Amat, co-productor del álbum, el ubicuo en las últimas creaciones del artista, Miguel Paredes y el mismo Ojeda, hay apariciones estelares de Celia Flores, Daniel Casares, Irene Lombard, Pancho Amat (padre de Daniel), Genara Cortés y varios habituales de Chambao, por mencionar solo algunos.

"Barrio de La Paz Acto 1" representa la confluencia perfecta de la clase vocal y la capacidad aglutinadora de Ojeda con el brillo inmarcesible de sus compañeros de sesión.

Al igual que en sus primeras adaptaciones de temas ajenos, las canciones no son tanto "versiones" como "inversiones" o si se quiere "perversiones". "Lágrimas", un rompepistassoul de Womack&Womack,recientemente adaptado por JossSton, aquí se convierte en un rabioso boogalooqueparecetransportala a una cuarta dimensión.

Lo mismo puede decirse de sus composiciones propias, como ese hilarante "Oiga camarero" que abre el álbum y podría cerrar cualquier boda postinera.

Estos son los dos principales activos del álbum: la voz de Ojeda junto a la exuberante instrumentación de los Hispano-Cubans, el ying y el yang, el sastre y la percha perfecta para un traje musical exquisito.

Las voces mantienen los peculiares giros que harán feliz a sus fans, pero en el intervalo entre "Barrio de La Paz" y "Reversos" encontrarán una corriente subterránea de sensualidad que se despliega con efectos devastadores.

El dúo "Soy cobarde" junto a Celia Flores, tomado a ritmo de rumba, derrama todo el salero de un mar que baña la costa del sol refrescando a los flamencos y "Carnaval toda la vida" demuestra que la experiencia de Ojeda como cantante ya le permite apostar sobre seguro con todos los naipes de su abigarrada baraja musical, a la manera de los grandes estilistas de la canción latina como Cheo Feliciano.

Según el propio Ojeda comenta: "En el punto de partida, Daniel Amat (pianista) y yo hicimos un montón de escuchas de discos para precisar exactamente qué queríamos hacer y llegamos a la conclusión de que la cosa tenía que seguir sonando exactamente a mí mismo, aunque filtrada a través de una sensibilidad distinta. ¿Guitarra flamenca y palmas? ¡Sí! ¿Géneros añejos como el son, la rumba o la guaracha? ¡Claro! Soul y latín-jazz también, por supuesto. Se trata de alejarse de otras fusiones de pop con música cubana para abrazar un Caribe utópico, retro y gozoso que nos sitúe en un mundo utópico de cartón piedra donde la gente baila y disfruta olvidándose de esta triste realidad de confrontación continua, abrazar una Paz cercana que está en ti mismo, en tu interior. Coño, parezco un cura pero me pilláis ¿no? Prioridad de la percusión sobre la batería, arsenal de coros y teclados exuberantes para ambientar estas historias que tengo sobre el disfrute corporal y la ternura"...

Tracklist:

01. Oiga, camarero
02. Soy Cobarde
03. Lágrimas
04. Idea
05. Carnaval toda la vida
06. Si realmente tiene que ser así
07. Hambre de ti (Sabor a Málaga)
08. Todo manos a ti
09. Las noches del "Camagüey"

[Fuente: javierojeda.com -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario