14 dic. 2013

'El Paraíso de los Creyentes': Muestra de García Alix en La Coruña

…)
Miren este hombre.
Inmerso en su desaliento se mira a sí mismo.
Hay un vibrante silencio.
Es el payaso antes de la función. Sabe que en breves momentos se encenderán las luces y debe reírse.
No puede. Sueña con su delito.
Delito sepultado en esta nada, donde el cansancio reina sobre mil horas perdidas.
Delito visible sobre un tiempo muerto.
Éste es el escenario.
Un purgatorio de palabras.
En ellas, vive la luz que robé a mis días.
Ellas redimen lo que vieron mis ojos.
(…

Con este texto ilustra sin imágenes su voz Alberto García Alix, uno de los fotógrafos españoles más destacados del panorama artístico contemporáneo y Premio Nacional de Fotografía en 1999. Y son las palabras que acompañan a su último proyecto que presenta el próximo miércoles 11 de diciembre en el Kiosco Alfonso de La Coruña, arropado por el ayuntamiento de la localidad gallega: “El paraíso de los creyentes”. Una colección de 60 instantáneas en blanco y negro y un audiovisual que el fotógrafo leonés utiliza para explorar la relación entre imagen y palabra y para reflexionar sobre su valor. La exposición, que ya ha recorrido otros escenarios, permanecerá hasta el 16 de febrero de 2014.

La obra “Los orilleros. El discurso de los Creyentes” escrita por Jorge Luis Borges y Bioy Casares, relatos breves de carácter extraordinario, es la referencia narrativa de la que García Alix se ha apropiado sutilmente para dar forma a este particular viaje poético, que más allá de las imágenes busca su esencia en las palabras, en el texto. En “El paraíso de los creyentes”, imagen y palabra se aúnan, pero también se complementan, con la metáfora como hilo conductor, lo que permite al artista estrechar lazos entre ambas, crear un vínculo. Un recurso que le permite integrar elementos dispares e incluso contradictorios.

La muestra, comisariada por Nicolás Combarro, está integrada por 60 fotografías que se alimentan de distintas temáticas, desde el retrato y el autorretrato, al paisaje y la arquitectura. Como siempre, están en blanco y negro y, como siempre, y como nos tiene acostumbrados el artista, reflejan un pequeño fragmento de su vida, ahora envuelta en un diálogo silencioso y sincero con el lenguaje.

Pero la pieza que articula todo este recorrido de carácter intimista es un audiovisual en el que García-Alix construye un relato a través de sus imágenes, un ejercicio de autoconfesión en el que convive realidad y ficción, fotografía y texto. Un relato personal en el que se cuelan algunos pasajes literarios de Joseph Conrad o Louis Ferdinand Céline. Alberto García Alix los hace suyos, quizás impulsado por su pasión por la novela histórica y de ficción.

Como explica el comisario de la exposición, “el fotógrafo genera a través de sus imágenes espacios oníricos complementados con un texto que otorga orden al pensamiento abstracto del artista, ayudando a estructurar el conjunto creativo resultante”. Por eso cada una de las piezas, los retratos, las arquitecturas y las naturalezas, comparten una función poética.

[Fuente: Camino Sayago, tamtampress.es -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario