23 nov. 2019

Cuti Vericad, un genio loco

En esta argamasa sonora, jungla de variopintos músicos, los encontramos dispares y para todos los gustos. Orgullosos podemos y debemos sentirnos de la variedad y calidad de los músicos que tenemos dentro de nuestras fronteras; pero algunos, como es el caso, despunta por ingenio y originalidad.

Hablar de Cuti Vericad, es hablar de patrimonio musical contemporáneo. Más de una treintena de años avalan al compositor zaragozano, toda una carrera dedicada a un rock and roll con una identidad propia, crónica sonora de su propia vida. Artista multidiscliplinar, pianista, cantante, guitarrista, compositor… superviviente de un oficio suicida.

A principio de los noventa, formó el grupo Los Dynamos, unos de los buques insignias del rockabilly aragonés. Con ellos cuajó varios trabajos discográficos, entre ellos “Al ritmo de los Dynamos”, “Las cosas que solemos hacer” o ”Tres amigos”, este último, considerado uno de los mejores discos del género a nivel nacional. Demasiado talento para una única disciplina… Cuti necesitaba exponer al mundo su locura clarividente. No tardó en publicar su primer disco en solitario, de título homónimo, dejando temas para la memoria como “No me puedo olvidar de ti” o la excelente composición “Ya nada es igual”.

Este trabajo sería un preludio inamovible de lo que vendría a continuación, dejando claro, que su abanico abarca más allá de la imaginación, danzando en estilos como el blues, soul, rock and roll, pop…artista libre, sin carceleros ni limitaciones, sólo la lucidez y la inspiración que el alma le quiera otorgar. Fluidez de estilos y referencias que oscilan desde Elvis a Calamaro, pasando por The Beatles, Fito Páez o Dylan.

En su alforja hay una extensa discografía, “El mundo de Irene”, La casa naranja”, Psicoanálisis de un man I y II”, “En el árbol”, "Cambio de lado", “El camino de samurái”… un verdadero esfuerzo de salto mortal, autoeditando y produciendo sus propios discos, en un ahínco y sacrificio que da auténtico vértigo. Tal esfuerzo no ha sido en vano, el resultado son grandes canciones para esa extraña humanidad, como “Caminos separados”, “El luchador”, “Exterminador”, “Malcolm” etc.

Si de alguna manera tengo que calificar su estilo, lo llamaría “rock and roll sarcástico”, con la inocencia inocua del humor, a la vez que con un mensaje implacable y demoledor. Una proyección visual bien cuidada, diseños atentamente tratados, video clips con excelente producción… todo llevado al extremo de la prolijidad. La expresión de un artista que abarca hasta el último detalle.

La noticia es la salida de su nueva colección de temas, presentados bajo el título de “El retorno del Samurai”, con el primer single y video clip nos presenta “Je suis la résistance”, una declaración de principios, donde deja claro que tenemos Cuti para rato y que la resistencia forma parte de su ADN.

Vericad, además de su trabajo más intimo como cantante compositor, también ha acompañado y ha sido músico de grandes artistas nacionales como Loquillo; en la actualidad es el pianista de Los Rebeldes en su gira por el 40 aniversario. Sin olvidar tampoco, su proyecto más divertido, Los Coringas, que junto a Sam Tejuelas, Pepe Knuckle y Mario Ballesteros (Más birras) forman el cuarteto de rockabilly acústico, del que en otra ocasión os hablaremos y que no deja indiferente a nadie.

Estaremos muy atentos a la salida del “Retorno del Samurai” y prometemos hacer un monográfico extenso con una entrevista a Cuti, desvelando los secretos ocultos de este talento imaginario, ya que con un solo artículo es complicado abarcar su carrera. Sabéis que siempre, este que os escribe, os recomienda lo mejor de cada casa, en este caso os invito a que hagáis un seguimiento a uno de los artistas más prolíficos de nuestro rock and roll nacional, un visionario musical, un genio loco.

[Redacción Nuevaola80. Lauren Jordan]

No hay comentarios:

Publicar un comentario