1 mar. 2020

El actor zaragozano Pepe Lorente revive a Mauricio Aznar para el cine

Foto: Francisco Jiménez
A Mauricio Aznar se le recuerda en su ciudad como un genio doméstico, de los que por aquí asoman desde la cultura popular de tanto en cuanto; con su imagen icónica, tocado con gorra y el tupé asomando por debajo de ella, montando en bicicleta y con la guitarra a la espalda; y yéndose para siempre (en su caso, sí puede asegurarse) muy antes de tiempo. Hoy tendría 56 años. Pero este músico tan zaragozano, en su tránsito desde el rock and roll de hechuras más clásicas al folclore (de Golden Zippers, pasando por Más Birras, a Almagato), también encarnó como pocos el oficio de cantor, lo cual le confiere un atractivo universal que, por ejemplo, ha animado a la productora de Alejandro Amenábar, MOD, a implicarse decididamente en la película que llevará su vida al cine: ‘La estrella azul’. Este es un viejo proyecto del director también zaragozano Javier Macipe y, por fin, a comienzos del próximo mes, comienza a materializarse con el inicio del rodaje.

Otro zaragozano más, Pepe Lorente, es quien se dispone a encarnar a Mauricio Aznar. Instalado hace años en Madrid (donde ha hecho bastante teatro, también series como ‘Elite’, ‘Las chicas del cable’ o ‘Amar es para siempre’, y apariciones en filmes como ‘Resucitado’ o ‘El reino), está volcado desde hace seis meses en la preparación del papel y de vuelta temporal en la capital aragonesa. Dando clases de guitarra y canto, pateándose las mismas calles que Mauricio Aznar, entrevistándose con sus amigos, intentando aprehender tanto su expresión como su alma. "Nunca le vi tocar. Cuando murió (en 2000) yo tenía 20 años, pero sí recuerdo haberlo visto con la bici en la última etapa de su vida. Cuando me llegó el personaje, enseguida lo reconocí. Había escuchando canciones suyas, pero no demasiado. Ahora sí me las he metido en vena", dice el actor.

Y añade: «Cada vez me veo más cómodo en este papel, sobre todo con la parte musical. Han sido muchas horas de escucha, de rock, del mundo hispanoamericano; dejando que la música me guíe… Yo tocaba la guitarra, pero muy poco, y ahora estoy aprendiendo. Estoy trabajando también en la actitud del rock and roll. Me veo con muchas ganas de crecer».

La preparación ha incluido una estancia de seis semanas en Argentina, el país en el que Mauricio Aznar descubrió la chacarera y otros géneros folclóricos hacia los que giró su carrera tras la extinción del grupo Más Birras. Pepe Lorente se reunió con un hijo de Atahualpa Yupanqui (que interpretará a su padre en ‘La estrella azul’) en Buenos Aires, y tomó clases de Pablo Carabajal en Santiago del Estero. «He comprendido la hondura de lo que Mauricio pudo vivir allí y de cómo ellos viven su propio folclore», relata.

Este papel va a ser un hito en su carrera. «Fue alguien con una trascendencia evidente. Con todos los que me he entrevistado he descubierto el amor que se le tenía, aquí y en Argentina. Él tenía ese alma que aparece en su música. Hay algo romántico, quijotesco, en su vida, e interpretarlo supone para mí un reto artístico tremendo. Solo espero que tenga sentido lo que hacemos… Estoy seguro de que así será», concluye el intérprete.

Con esta película sobre Mauricio Aznar, Javier Macipe (‘Os meninos de Rio’, ‘Gastos incluidos’) va a debutar en el largometraje a lo grande. Tiene el respaldo de la productora MOD y una ayuda del fondo Euroimages de 190.000 euros. ‘La estrella azul’ es la concreción de una idea que le rondaba desde que comenzó a estudiar cine con 18 años y conoció a la madre de Mauricio Aznar. Desde 2014 ha trabajado en documentarse y escribir el guión. Comienza el rodaje en marzo. Se montará una de las escenas más ambiciosas en el Centro Cívico Delicias: un concierto de Más Birras. Unos días después, en el gimnasio del colegio Cándido Domingo, se recreará otra actuación del grupo, en este caso en sus inicios. Se filmarán también escenas en un piso zaragozano transformado en la casa de Mauricio Aznar y el rodaje se trasladará luego durante un mes a Argentina, reviviendo el viaje del músico –físico y espiritual– que es el corazón de la película.

Macipe afronta con ilusión y confianza la recta final de este proyecto. "Estoy viendo que esto se convierte en una realidad. Creo que soy uno de los mayores fans de Más Birras, y solo el haber podido montar una banda para la película, volver a escuchar sus canciones, me recompensa", dice el realizador, quien destaca (echando mano del título de una de las canciones más recordadas del grupo) la ‘Apuesta por el rock and roll’ tanto de la productora de Amenábar, que «se ha enamorado de esta historia y apuesta por ella en lugar de por géneros en principio más comerciales», como de su socia Amelia Hernández (también productora ejecutiva del documental recientemente premiado con un Goya ‘Ara Malikian: una vida entre las cuerdas’).

[Fuente: Santiago Paniagua para elheraldol.es -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario