13 mar. 2015

Entrevistamos a Edi Clavo: "'Electricidad revisitada' es un libro de memorias selectivas, trazos de mi devenir como aficionado al rock, como degustador del rock y finalmente como profesional del rock"

Foto: Tomás Mora
Edi Clavo es sin duda uno de los personajes clave en la génesis y evolución de uno de los grupos más importantes de la movida madrileña, tanto por su calidad musical como por su originalidad estilística, por supuesto hablamos de Gabinete Caligari. Aunque si bien es cierto, la historia musical del que fuera su batería arranca mucho antes. Actualmente está a punto de presentar el libro ‘Electricidad revisitada’ en el que toma un esencial protagonismo que, a buen seguro, dará mucho de sí. Lejos del segundo plano que ocupó, siempre a la sombra del líder y carismático frontman de los creadores de discos tan importantes como ‘Cuatro rosas’ o ‘Camino Soria’, abordamos a Edi Clavo en primera persona para que nos hable de ese libro y otras “movidas”.

Pregunta inevitable… ¿Por qué te decides a escribir ‘Electricidad revisitada’? ¿Qué pueden encontrar los lectores en las páginas del libro? ¿Estamos hablando de una biografía personal?

Tras mi segundo paso por la universidad y ocupado en la redacción del trabajo fin de carrera (Tipologías psicodélicas en la iconografía del rock), comencé a entretenerme rememorando la infinidad de conciertos de rock a los que había asistido a lo largo de mi vida. De ahí parte la idea. Como desahogo y como desafío. “Electricidad revisitada” es un libro de memorias selectivas, trazos de mi devenir como aficionado al rock, como degustador del rock y finalmente como profesional del rock. El lector va a encontrar allí mi visión de los acontecimientos rock desde los años setenta -los que yo he seleccionado-, de ahí lo de memorias selectivas; no sólo los años de aprendizaje, ascensión y decadencia con Gabinete Caligari, sino también como avisado coleccionista de discos y otros artefactos y pertinaz observador capaz de ofrecer una visión crítica de conciertos, movimientos y subgéneros.


Hablemos del pasado. La trascendencia de Gabinete hace olvidar en ocasiones cuáles fueron los verdaderos orígenes del grupo. Remontándonos al principio encontramos a Rigor Mortis, donde se gesta la semilla de los futuros GC. ¿Qué nos puedes contar acerca de tan efímera banda? ¿Es cierto que las influencias en 1977 eran mods?

En 1977 conozco a Jaime Urrutia, Ferni Presas y Eugenio Haro. Formamos Rigor Mortis en una época adversa, de tardohippismo y rock retardatario; la resaca de los años sesenta llegaba hasta esos momentos en España en una melange de estilos variopintos; el rock sinfónico, el laietano, el andaluz, el urbano, etc., Rigor Mortis fue un grupo efímero pero iniciático; nuestras influencias se nutrían de Rolling Stones y Lou Reed, sintetizadas en un grupo español de la época que para nosotros era de referencia: Los Burning. Lo de la aspiración mod es muy posterior, de 1980, ya en los prolegómenos de Gabinete Caligari.


Tras Rigor Mortis, aparece Automáticos, que se forman como evolución natural de Los Drugos, el segundo grupo de Ferni, y en el que también coincides con el desaparecido Eugenio Haro. ¿Por qué ese alejamiento momentáneo para luego volver con Ferni?

Después de Rigor Mortis, a mediados de 1978 yo deje temporalmente la música y desaparecí del mapa absorbido por otras inquietudes. Ellos (Jaime, Ferni y Eugenio) montaron Los Drugos con otro batería, Juan Luis Vizcaya, luego en Alaska y Los Pegamoides y en Ejecutivos Agresivos. Y ya en 1980, después de mi regreso a la música con Ella y Los Neumáticos y tras la disolución de éstos me incorporé como batería a Los Automáticos, también un grupo efímero, de transición.


Desaparecen Ejecutivos y Automáticos y se forma Gabinete Caligari. Tras unos inicios en los que acariciáis “el lado oscuro”, máxime por la influencia de Eduardo Benavente, pasáis a una especie de rockabilly que termina en el afamado “rock torero” ¿De qué manera os sentís en la misma onda de Jaime, tanto Ferni como tu, tras tanto devaneo estilístico?

En los primeros momentos la evolución estilística entre nosotros dentro de Gabinete Caligari se desarrollaba de una forma muy homogénea; bebíamos de las mismas fuentes, oíamos los mismos grupos y las influencias asimiladas por los tres resultaban netas a la hora de dar forma a las canciones y fondo a la iconografía del grupo. Luego, con el tiempo, y esos “devaneos” a los que tú haces referencia, se fue produciendo un distanciamiento con JaimeUrrutia, no del todo radical, pero que a la postre resultaría definitivo.


Cuando se disuelve Gabinete las cosas entre vosotros no acaban del todo bien ¿Qué nos podrías contar acerca de la ruptura del grupo y tu relación personal con Jaime? ¿Y con Ferni?

Gabinete Caligari se formó en 1981 al calor de lo que entonces se denominaba “Onda Siniestra” y se disolvió en 1999 asimismo de una manera ciertamente siniestra. Es un poco largo para contarlo aquí. Está mejor explicado en mi libro “Electricidad revisitada”. Por lo que respecta a Jaime Urrutia, la última vez que hablé con él fue en 1999. Ferni Presas y yo hemos seguido manteniendo nuestra amistad y tocando juntos desde entonces.


Paralelamente estás con Antonio Bartrina en Malevaje (hasta 1987), otro grupo singular y bastante característico ¿Te resultó difícil compaginar el trabajo en dos direcciones tan diferentes?

Malevaje era, en 1985, un grupo atípico: Tangos arrabaleros cantados por un rocker de Carabanchel acompañado por un combo cercano al rock. Hace pocos meses celebraron su treinta aniversario con un concierto en el Teatro Bellas Artes de Madrid en el que yo colaboré. En la actualidad siguen fieles a ese espíritu primigenio, ahora en formato de trío, con Antonio como dominador de todos los palos tangueros, acompañado por Fernando Gilabert (bajo) y Sacri Delfino (guitarra). Buena música. Gran grupo.


En 2004 los Gabinete se vuelven a ver las caras para presentar en público el recopilatorio póstumo ‘La culpa fue de Gabinete’ y el libro biográfico del grupo ¿Cómo fue aquel reencuentro?

Fue frío, distante y sin atisbos de reconciliación.


Además del libro que se va a presentar en breve, ¿hay algún proyecto en la cabeza de Edi Clavo musicalmente hablando? Muchas gracias y ¡¡¡mucha suerte!!!

Actualmente sigo tocando la batería con mi grupo de versiones “Shocking Beards”, con Ferni Presas (bajo), Gonzalo Bárcena (voz y guitarra rítmica) y Alberto Bravo (guitarra solista). Tenemos un repertorio variado de clásicos (Dylan, Credence, Rolling, Beatles, Kinks, Santana, The Band) y otro monotemático sobre Neil Young. También estoy trabajando en un nuevo libro sobre rock pero aún es pronto para adelantar más detalles.

¡Un saludo para todos los lectores de Nuevaola80!
EDI CLAVO

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

No hay comentarios:

Publicar un comentario