6 jul. 2012

'Música pels ulls', el libro de Francesc Fàbregas

El fotógrafo y profesional de los medios de comunicación del sector musical Francesc Fàbregas ha publicado 'Música pels ulls', un libro que recoge veinte años de fotografía musical en Barcelona.

En 264 páginas se encuentran las fotos de algunos de los conciertos y de los artistas de mayor relevancia en la historia de la música popular de la ciudad desde 1974 a 1994.

Con textos de Jordi Turtós y colaboraciones intercaladas de Gay Mercader, Víctor Jou, Ángel Casas y Santi Carrillo, se traza una panorámica bastante completa del despertar al pop-rock internacional de una ciudad que contaba con inquietos músicos y con promotores musicales que desarrollaron una actividad constante y, en muchas ocasiones, brillante y fructífera. Todos los textos aparecen en catalán y en castellano.

La llegada de Mick Jagger al aeropuerto de Barcelona y varias fotos del concierto de los Rolling Stones en la plaza de toros Monumental el 11 de junio de 1976, Frank Zappa en el Pavelló del Joventut de Badalona, Iggy Pop en el mismo escenario, Pau Riba, Jaume Sisa, Loquillo, Raimon, Ian Anderson y Jethro Tull, Bob Marley, Lou Reed, Dylan... abren una sucesión de imágenes de excelente calidad fotográfica que son, asimismo, una evocación de los momentos que ofrecía la bullente escena musical barcelonesa en los años setenta.

Fàbregas inició su trayectoria profesional en la revista Vibraciones, que fundó y dirigía Ángel Casas. Unos años después se hizo cargo de la dirección de Rock de Lux hasta que ya en los noventa se incorporó definitivamente a TV3. En esos años no dejó de fotografiar a los artistas internacionales que protagonizaban los grandes acontecimientos y que ilustraban las portadas de esas revistas, pero también a los de casa, a los que ilustraban musicalmente el día a día en salas como Zeleste o en festivales pioneros como los de Canet Cançó y Canet Rock.

Las imágenes nos recuerdan la primera actuación de Bruce Springsteen en Barcelona, en el Palau d’Esports el 21 de abril de 1981, y la de Phil Collins con Genesis en la Monumental ese mismo año. Y las de Billy Joel y B.B. King y Ella Fitzgerald y Chuck Berry y David Bowie y Freddy Mercury, pero también las de los músicos de la Ona Laietana.

Excelentes imágenes rememoran a la Orquestra Mirasol, a Música Urbana, a Iceberg, a la Dharma, a Secta Sónica, a Oriol Tranvía, a Toti Soler, a Ocaña, y otras recuerdan que amenudo se producían las fructíferas colaboraciones. Por ejemplo, entre la Mirasol y Maria del Mar Bonet, entre Carles Benavent y Max Sunyer, Joan Albert Amargós y el mismo Benavent, Gato Pérez y Diego Cortés, Jordi Sabatés y Santi Arisa...

En las páginas de ‘Música pels ulls’ se da cuenta de los trabajos de Fàbregas en Vibraciones y en Rock de Lux, y se relata como hubo un tiempo de cantautores, con imágenes del célebre concierto de Lluís Llach en 1976, así como otros de Raimon, de Serrat, de Paco Ibáñez, de Ramon Muntaner, de Ovidi Montllor, de Rafael Subirachs, de Joan Isaac...

Y entre fotos de Camarón de la Isla y Pete Seeger, encontramos a Nina Simone, Kevin Ayers y John Cale, al bolerista Moncho y al rumbero Tío Paló en la plaza del Raspall, a Chico Buarque, a Marina Rossell, a la Polla Records, a Ilegales...

La llegada del punk, de la new wave, de la movida madrileña y la moguda, están perfectamente ilustradas. No faltan Antonio Vega, Almodóvar y McNamara, Ana Curra, Parálisis Permanente, Mercedes Ferrer, La Unión, Mecano, Miguel Bosé, Esclarecidos, Desachables, El Último de la Fila, Loquillo y los Trogloditas, Jaime Stinus, de la Mondragón, Gabinete Caligari... y se puede seguir la evolución de esos años.

Hay también un excelente retrato del productor discográfico, y también fotógrafo, Mario Pacheco, fundador del sello Nuevos Medios. Aparecen, asimismo, James Brown, Tina Turner, Ian Duri, Bon Jovi, Scorpions, Depeche Mode, Madonna, Elton John, Rod Stewart, Miles Davis… Algunas fotos pertenecen a Jordi Fàbregas, hermano de Francesc, y de ellas destaca la de la islandesa Björk, que actuó en 1988 en el Zeleste de la calle Almogàvers.

Ese 1988 fue un año extraordinario. Acogió la actuación de Pink Floyd en el desaparecido estadio de Sarrià y el concierto a beneficio de Amnistía Internacional en el Camp Nou, concierto en el que El Último de la Fila cantó con Bruce Springsteen… Hay que ver que aquellas concelebraciones musicales no fueron un sueño. Francesc Fàbregas ha dejado constancia gráfica de ello.

[Fuente: noticiasclave.net]

1 comentario:

  1. Es curioso que tiene el mismo nombre que el jugador de la selección española

    ResponderEliminar