16 nov. 2007

'Nos va la marcha 2008', vuelve la esencia del rock'n'roll

'Nos va la marcha 2008' es un festival itinerante por toda la geografía nacional que cuenta con la oferta más poderosa y amplia de músicos que forman o formaron parte de grupos históricos, verdaderas leyendas del rock español.

La idea nace por el hecho de que se ha cumplido el 30 aniversario del mítico festival Rocktiembre, celebrado en la antigua plaza de toros de Vistalegre en 1978. Las bandas que de momento han confirmado su presencia en esta macro-gira son: Barón Rojo, Asfalto, Los Rebeldes, Obús, Ñú, Coz, Sherpa, Casablanca y Pedro Botero. No quiere decir que siempre vayan a actuar todos ellos, sino en función de la demanda específica de cada concierto se hará una configuración adaptada.

De momento ya hay varias ciudades cerradas, aunque no se sabe todavía la fecha concreta ni el recinto donde se celebrará. Estas son: Murcia, Albacete, Ciudad Real, Talavera de la Reina, Toledo, Zaragoza, Alcalá de Henares, Guadalajara, Alicante, Zaragoza y Madrid.

Se ha creado una web donde se detalla toda esta información: http://www.nosvalamarcha.com/

Un poco de historia

Fue el 22 de septiembre del 78, cuando tuvo lugar en Madrid, en la antigua Plaza de Toros de Vista Alegre, el festival más emblemático del rock español hasta entonces en la capital: "Roctiembre". Aquella noche no faltó ningún ingrediente de los que caracterizaban los conciertos de rock en los años de la transición: empujones, avalanchas, la poli cargando contra los del pelo largo... Y quedó inmortalizada en un doble disco de vinilo y en una película que llevaron el nombre de 'Nos va la marcha' y que se han convertido en objetos de culto y búsqueda por parte de todos los rockeros, ya que se encuentran absolutamente descatalogados.

Pero sobre todo en el ambiente flotaba algo muy, muy grande: todos estában unidos por la música y la libertad, dos conceptos sagrados también estrechamente unidos entre sí, que fueron una constante durante todos aquellos años.

El rock empezaba entonces a abrirse camino en España y significaba, para buena parte de nuestra juventud, lo mismo que para el resto de la juventud del mundo: cambio y libertad. Por fin en nuestro país podían celebrarse, aunque con mil dificultades, festivales como en los países anglosajones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario