21 jun. 2020

Doctor Snob: 30 años y la fuerza de un buen Rock and Roll. Entrevistamos a Ricky Rodríguez

El simple hecho de que un grupo lleve en el camino tres décadas, ya de entrada, debe ser noticia de alto elogio. No es fácil bregar en la perseverancia del rock and roll durante treinta años. Sin embargo, Doctor Snob y su afán por llevar a cabo la proclama de su estandarte, ha otorgado una carrera llena de buenas canciones, de ilusiones que jamás se quedaron en el camino, historias de carreteras y escenarios, de camerinos y hoteles, siempre, con una noble y pura declaración de principios, la magia y la integridad de un grupo de rock.

Muchas historias que contar y la celebración del trigésimo aniversario en forma de audio. De la mano de Trilobite Records, nos llega una preciosidad de vinilo. Un lanzamiento cuidado y esmerado, sello de identidad que caracteriza la calidad de la discográfica y su apuesta por darle el auge que merece al tan querido formato vinilo. Son muchas las referencias que podemos encontrar en Trilobite, desde Siniestro Total, pasando por Coque Malla , Cuti Vericad, o Los Deltonos. Una apuesta de alto standing en ediciones limitadas que van desde las 300 a las 600 copias, gruesos de 140 a 180 gramos y el buen hacer en sus lanzamientos, en este caso, Doctor Snob. Un vinilo altamente recomendado, con un esmerado diseño de Paula Mayor que en su conjunto se hace muy apetecible al tacto, una contundente grabación y el obsequio de tener un enlace de descarga incluido.

Cinco temas son los que forman parte de 'Mi rubia dorada'; la cara A se abre con el tema que da nombre al disco, un rock and roll muy cañero, apoyado con una sección de vientos demoledora, un "singuelazo" en toda regla. 'Perdedores', un medio tiempo en mayores, con un sabor muy “tequilero”, a la que le sigue 'Carpe Diem', otro rock and roll clásico altamente amenazante de ser bailable. Rhythm and blues y rock urbano abren la cara B con 'O Terrible Doctor Snob', un contundente tema con una base muy predominante, y para finalizar la versión de Gatos Locos 'Cuéntame algo más de ti' que, a diferencia del original, implica una dureza que personalizan y llevan a su terreno perfectamente.

¿Qué más se puede pedir, cuando los astros alinean a un buen grupo, excelente diseño y la profesionalidad de Trilobite Records? Quizás, podamos añadir nuestro granito de arena en la búsqueda de respuestas para nuestros lectores, siempre con el afán de escudriñar los entresijos que rodean la esencia de esta gran banda.

Treinta años ofreciendo buen rock se dice pronto, pero detrás de tres décadas de resistencia hay muchas historias que contar. La semilla que desembocó en Doctor Snob fue bajo el nombre de Los Náufragos, ¿es así?

Sí, como Los Náufragos arrancamos en 1989 y funcionamos durante un tiempo, dando conciertos y grabando alguna maqueta. A raíz de una división en el grupo nos enteramos de que ya existían unos Náufragos (creo que incluso tenían disco) y decidimos cambiar de nombre, pero la mayoría del repertorio, el estilo y el concepto siguieron siendo los mismos.

1989, el pop rock nacional está en pleno auge ¿qué referentes tenéis en aquel momento?

Pues los habituales de la época, no voy a decir nombres que seguro que se me olvida alguno. No hacíamos ascos a ningún estilo, cada semana descubríamos alguna banda nueva que nos gustaba y añadíamos su nombre a nuestra lista de influencias.

Aparecéis en el programa “Compact Dyc”, ¿notáis la repercusión mediática de vuestra aparición televisiva?

El programa lo vio muchísima gente, se emitió por la TVG tras un Deportivo–Valencia, que era el primer partido de la liga de aquel año, así que en muchos bares ya tenían puesta esa cadena, recibimos llamadas de amigos que lo vieron en diferentes puntos de Galicia.

En 1995 entráis por primera vez en el estudio de grabación bajo el nombre ya de Doctor Snob.

Sí, a pesar de que manteníamos las canciones y el estilo de Los Náufragos ya teníamos algún tema nuevo y habíamos añadido vientos a la formación, queríamos reflejar eso en una grabación y nos metimos en los Estudios Pirámide de La Coruña a grabar 5 canciones, 3 de las cuales eran nuevas.

Tres años más tarde volvéis a grabar y el resultado es 'Diga 33!!!', pero paralelamente editan un compacto con todas las grabaciones de Los Náufragos.

Sí, editamos '¡Diga 33!', en cassette… me refiero a que se envió a fábrica, no fueron copias caseras. Lo presentamos en el Bar de los Ron de La Coruña el mismo día que Platero y Tú tocaban en una sala cerca de allí. El compacto de Los Náufragos es una edición casera, aprovechando el fin de semana del puente de la Constitución digitalizamos todas las grabaciones en los Estudios Treoboada con Paco Liaño, hasta se grabaron una voz y una guitarra que habían “desaparecido” de una maqueta de 4 pistas. Fue, y es, algo testimonial para la gente que nos seguía desde el principio y los antiguos componentes de Los Náufragos.

En 2000 os embarcáis en el trabajo 'Va siendo hora', en el que incluís la versión de 'Lolita' de la Orquesta Mondragón.

Sí, nos decidimos por grabar en Treboada, debería haber sido nuestro primer disco, pero entre unas cosas y otras se quedó en maqueta de nuevo, bien presentada y en CD, eso sí, pero maqueta al fin y al cabo. Como decía un amigo es el “disco negro” de Doctor Snob, jajaja, hubo algún que otro problema durante y tras la grabación, pero aún así tuvo bastante repercusión y aceptación. Ya llevábamos un tiempo haciendo 'Lolita' en directo, funcionaba muy bien y decidimos registrar nuestra versión.

Parece que tenéis un estudio de grabación donde estáis cómodos, Treboada Estudio, sin embargo, el tema de las discográficas parece complicado ¿cómo os atiende la industria musical del momento?

En Treboada grabamos 'Va siendo hora' y 'Mierda de rock and roll', además de digitalizar las cassettes de Los Náufragos, yo grabé otra maqueta allí con Frank Psikiatra, nos sentíamos muy cómodos trabajando con Paco Liaño. La industria musical si hablamos de editar discos, nunca se interesó por nosotros hasta ahora, en lo referente a dar conciertos pues bien, aunque nosotros siempre vamos a nuestro ritmo nunca nos faltaba, ni falta, donde tocar.

Después de vuestra primera década de vida y tras varias grabaciones ¿en qué ciudades habéis tocado y qué actuaciones os queda en la retentiva de esa primera etapa?

Nos movíamos, y movemos, sobre todo por La Coruña y alrededores, aunque ahora salimos bastante más de esa zona de “confort”. De esa primera década de vida me podría quedar con el teloneo a 091 en el Playa Club de La Coruña, tocar con una de nuestras bandas favoritas nos hizo mucha ilusión, la verdad. No entra en la primera década por un año el Rock In Cambre del 2000 junto a Los Enemigos, Hemacaos y No más dolor.

Después de revisar vuestra maqueta 'Mierda de Rock´n´roll', recopiláis un CD con todas vuestras grabaciones 'Doctor Snob 1995-2001'.

Realmente es un recopilatorio con la mitad de los temas que teníamos grabados hasta esa fecha, hay canciones de todos los trabajos, pero no son todas, hicimos una selección de las que más nos gustaban.

Pasan nuevamente tres años y decidís que es el momento de dar por finalizada la trayectoria del grupo y os despedís de los escenarios.

Sí, estábamos esperando mi mujer y yo a nuestra hija, la verdad es que no llevó muy bien ese embarazo y al ser aún pequeño nuestro hijo mayor, no había tiempo para todo, así que la banda dejó de tocar. Todo el mundo sabía que antes o después volveríamos a la carga, jeje.

Sin embargo, dos años más tarde volvéis con mucha ilusión ¿qué cambios se produjeron para esa decisión?

Martina ya había cumplido casi 2 años y Daniel 4, así que ya estábamos más organizados en casa y con algo de tiempo libre para dedicarnos a nosotros mismos. Tocaba reunirse de nuevo e intentar hacer las cosas que nos quedaban pendientes.

En 2009 sale al mercado el disco 'Vasos rotos', un disco contundente, con un bonito diseño, de la mano de Falcatruada, que además presentáis en Madrid, en la sala Siroco.

Ya no podíamos seguir grabando maquetas, se cumplían 20 años desde la formación del grupo y teníamos un puñado de buenas canciones que había que registrar y editar como es debido. Fue nuestro primer trabajo con Carlos Areán que se convirtió, a la postre, en nuestro productor y quinto miembro del grupo. De la edición se encargó Falcatruada, una empresa que funcionaba en aquel momento en La Coruña que se dedicaba a gestionar todo tipo de asuntos relacionados con la música, también sacaron una pequeña tirada del recopilatorio del que hablamos antes. La portada fue una idea nuestra que ellos se encargaron de plasmar… decirte, como anécdota, que la bala no debería llevar casquillo, jajaja, nadie se dio cuenta de ese detalle hasta que nos lo comentó un amigo. A través del portal Nuevaola80 nos surgió la oportunidad de ir a tocar a Madrid, a una sala tan conocida como Siroco, no podíamos desaprovechar esa oportunidad y hasta allí nos fuimos.

Muy poco después volvéis a saciar vuestro afán discográfico con 'Sin anestesia'.

Pasaron 4 años desde 'Vasos rotos' hasta 'Sin anestesia'. El grupo había cambiado, Alberto y Diego habían entrado en la guitarra y batería en los sitios de Javi Naya y Javier Castro, la banda sonaba distinta y muy contundente. Poco a poco fueron surgiendo canciones nuevas, con un sonido algo más duro quizá, pero sin perder la esencia de Doctor Snob, y nos metimos de nuevo en “El Taller Recordings” con Carlos Areán a darle forma a todas esas ideas.

Parece que el tema de cambio de miembros en la formación, es la cruzada del grupo.

Sí, así es, en este momento no sé decirte cuanta gente pasó por Doctor Snob (o Los Náufragos) pero son muchos, al llevar tantos años van surgiendo otros quehaceres y/o prioridades en la vida que obligan a la gente a tomar otros caminos, somos como una pequeña familia disgregada por diferentes puntos. Desde 2006 está Ángel en el grupo, no se podría entender a Doctor sin él, al menos ahora siempre somos dos… Esperamos que con los últimos, y recientes, cambios -se marcharon David “El Cuerdas” y Juan Ríos, volviendo Alberto a la guitarra y entrando Mauro a la batería- consigamos estabilizar una formación al fin. Los primeros ensayos que estamos dando prometen mucho.

Es 2014 y la mejor manera de celebrar vuestro primer cuarto de siglo es con '25 años sin éxitos'.

Decidimos regrabar 4 temas y editar un EP, en principio la idea era hacerlo en vinilo, pero al final se hizo en CD. Tres temas ('Niña marciana', 'Mil millas' y 'Días de playa') son de la época de Los Náufragos y de ellos 'Días de playa' nunca se había grabado. 'La Luna' se había grabado en 2000 para 'Va siendo hora'. Hay una pequeña introducción que es la presentación de 'Niña marciana' en nuestro segundo concierto en el Moby Dick de Sada.

Ya tenéis una edad y una trayectoria, esa ilusión juvenil por alcanzar el éxito, supongo, se transforma en otros objetivos ¿con qué perspectiva veis ahora el grupo?

Pienso que con la de siempre, pasarlo bien intentando que los demás también lo hagan, hacer canciones, salir a tocar, componer, grabar…

Doctor Snob ha tenido una transformación musical lógica, tanto en la sapiencia como músicos, como en las diversas influencias y conocimientos ¿cuáles son en la actualidad las fuentes de inspiración de la banda?

Cada componente que llegó trajo algo que al irse dejó su poso, pero la base de lo que hacemos es más o menos la misma siempre: el rock sencillo, sin alardes ni estridencias. Cada uno bebe de lo suyo pero tenemos claro lo que queremos hacer y como debe sonar Doctor Snob.

Y llegamos al 30 aniversario; ¡quién os lo diría! cuando tan sólo siendo unos niños os embarcasteis en este proyecto.

Resulta increíble echar la vista atrás y ver que pasó todo ese tiempo, es toda una vida.

La manera de celebrarlo no podría ser otra que un nuevo disco. Esta vez en formato de lujo.

La idea de editar un vinilo la barajamos durante todo el 2019, pero al final la descartamos. Con tres temas que grabamos durante ese año en El Taller Recordings y dos que no tenían soporte físico hicimos un CD de recuerdo para el concierto de XXX aniversario, una copia llegó a José Luis de Trilobite Records, le gustó, nos propuso embarcarnos en la aventura con ellos y ¡no nos pudimos negar! Nos pusimos en contacto con Paula Mayor, una ilustradora y diseñadora gráfica coruñesa, que ya se había encargado de la portada de '25 años sin éxitos' , teníamos unas buenas fotos de una sesión con José Luis DC a finales de 2018 para el interior y llegamos a tiempo para mandar el disco a fábrica con la idea de editarlo el 18 de abril con motivo del Record Store Day, el vinilo llegó a tiempo, pero el RSD se pospuso y se celebrará en 3 fechas a lo largo de este año. Nuestro 10’’ vió la luz este reciente 20 de junio.

¡Volvemos al vinilo! Parece que el mercado es caprichoso y ahora hay demanda por este formato. La verdad es que vuestro disco 'Mi rubia dorada' es precioso. Me gusta mucho el diseño, tiene un rollo retro ¿cómo surgió la idea?

Paula nos pidió las canciones y desarrollo la idea inspirándose en lo que iba escuchando. Nos envió un primer boceto, nos gustó, en pocos días envió el “casi” definitivo y con un pequeño cambio... ¡Listo!. La fecha tope para la entrega era el 10 de febrero y unos días antes ya estaba todo en su destino.

30 años ¿y ahora qué?

Pues aún nos quedan muchos conciertos por dar, canciones que componer y grabar y proyectos que realizar, así que seguiremos mientras podamos.



[Redacción Nuevaola80. Lauren Jordan]

No hay comentarios:

Publicar un comentario