3 jun. 2008

Fallece Quico Rivas: pintor, poeta, crítico y empresario. Uno de los impulsores de la movida madrileña

Tres días después de celebrar una gran fiesta en Sevilla para anunciar que, a sus 55 años, dejaba para siempre la crítica de arte con la intención de juntarse con los amigos (y seguramente, también para despedirse de ellos)

Ha muerto un pintor, poeta, crítico, empresario... en definitiva, un personaje sumamente polifacético y sobre todo activo y social, artísticamente hablando.

Políticamente se autodefinía como "anarcoindividualista de raíz stirneriana y un anarcofuturista". De su singularidad dan fé el hecho de estar afiliado a la CNT desde 1976 y al mismo tiempo ser bien nombrado por Jiménez Losantos en su último libro.

Su vida fue intensa y llena de actividad en distintos ámbitos; Tanto, que parece haber más de un Quico Rivas. En 1969, con sólo 16 años, creó, junto con Juan Manuel Bonet, el Equipo Múltiple. Fue director de publicaciones como Refractor y El Plante, editor de la Infiltración, colaborador de El país semanal. En 1972 trabajó en la primera galería Juana de Aizpuru, y desde entonces no ha dejado de pintar ni de exponer su obra, principalmente en salas fuera del circuito comercial, como Neilson Gallery (Grazalema), Cave Canem (Sevilla), La caja china (Sevilla) La linterna de jazz (Valencia), Galeria Cruce (Madrid), Caballo de Troya (Madrid).

Durante los ochenta, se convirtió en empresario de la noche madrileña, uniéndose y favoreciendo "la movida". En esa época abrió locales como «Cuatro Rosas», con los Gabinete Caligari, y «La Mala Fama» con Alberto Alix y Ana Curra. En 2003 participó en la huelga de hambre en apoyo de los trabajadores de la empresa de basura de Tomares, que contó con el apoyo de más de cien artistas que donaron sus obras para la bolsa de resistencia de los trabajadores y sus familias. Quico Rivas propiciaba la participación y la actividad, no se quedaba en la observación.

Actualmente preparaba la exposición "los fantasmas de Madrid", una revisión de los pintores que consideraba "no gregarios" de las tendencias internacionales, como Pérez Minúes, Carlos Alcolea, Manolo Quejido, Pérez Villalta y Chema Cobo. Exposición que acogerá el Museo Reina Sofía sobre la nueva figuración madrileña en la que llevaba trabajando dos años y que se pospuso hasta octubre. La inauguración sin duda traerá múltiples recuerdos.

[arte10.com]

No hay comentarios:

Publicar un comentario