26 feb. 2020

Los Dramáticos, homenaje a Pedro Sosa (crónica tardía)

El pasado 14 de diciembre de 2019 pudimos ver, por segunda vez en algo más de año y medio, a Los Dramáticos sobre el escenario de la coruñesa sala Garufa, en esta ocasión para rendir homenaje a Pedro Sosa, el que fue su guitarrista durante toda la trayectoria del grupo.

Pedro nació en la localidad de Ponteceso, allí donde empieza la "Costa da Morte". Allí su afición por la música, por los Beatles para ser más exactos, lo llevaron a unir fuerzas con su primo Moi Frías, el batería Tomás Carrero (también de Ponteceso) y el carballés José Manuel Tasende, para dar forma a Metro, grupo con el que llegó a grabar dos discos, el primero de ellos en 1982 al resultar ganadores del Primer Festival Rock Cidade da  Coruña por delante de los vigueses Bar y los lucenses Epsilon (para presentar este trabajo se pasaron, incluso, por el Musical Express de Ángel Casas) un par de años después vio la luz "¿No es extraña?", que pasa bastante desapercibido y el grupo se disuelve.

Conviene hacer aquí un pequeño inciso, a pesar de que Metro son un grupo "adoptado" por la ciudad de La Coruña, eran de Carballo, donde aún son muy queridos y recordados, prueba de ello es que siempre hay alguna banda que lleva en su repertorio alguno de sus temas.

Tras el final de Metro, en donde por cierto Pedro tocaba el bajo, arrancan Los Dramáticos, Pedro deja las 4 cuerdas para hacerse cargo de la guitarra, junto a él el batería de Metro, Tomás Carrero, a ellos se unen (bueno, o ellos se unen a...) Manolo Gesto a la voz y guitarra y Rocco Roibás al bajo. Los cuatro firman una de las trayectorias más brillantes del pop-rock coruñés, graban un single (La decisión/Todo acabó), un mini lp homónimo y un lp "El viento en la cara", tras la marcha de Manolo Gesto aún tienen tiempo a grabar otro trabajo "Es igual", y hasta ahí.

Cuenta la leyenda que una tarde-noche tras sus prácticas habituales la formación de Los Dramáticos de ese momento (Rocco se había hecho cargo de la voz y Pablo Pumares había entrado como guitarrista) se emplazan para el siguiente ensayo, Pedro nunca llegó, nunca más se supo, no hubo explicación... No sé si será cierto o no, pero me gusta esa historia, tiene un halo de misterio que la hace especial.

Y así llegamos a finales de 2019 cuando nos llega la triste noticia del fallecimiento de Pedro, tras años sin saber nada de él (y no, no puedo presumir de haber sido amigo suyo, pero si que lo traté en su momento) no era esa, para nada, la noticia que esperaba saber de su vida. Creo que casi todos nos quedamos con las ganas de volver a verlo subido al escenario con Los Dramáticos y eso, es lo que me hubiera gustado leer en algún sitio.

Para tributar el merecido homenaje, se reunieron dos bandas, separadas en años y estilo pero unidas por el cariño a Pedro. Abrieron fuero King Jeremy, grupo tributo a Pearl Jam en el que milita Edu, hijo de Pedro, y que a su repertorio habitual añadieron algunos temas especiales para este, como el primero que tocó con su padre a la guitarra, lo último que tocaron juntos o una versión de un tema de Metro que Tasende y Tomás subieron a cantar con ellos al escenario.

Para cerrar, Los Dramáticos, que habían prometido alguna sorpresa, y vaya si la hubo, pudimos ver a Edu Sosa acompañándolos durante todo el concierto, el gran parecido físico de Edu con su padre hizo que en algún momento de despiste pudiéramos pensar que era el propio Pedro el que estaba tocando esa noche.



[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

No hay comentarios:

Publicar un comentario