22 nov. 2010

Cuestión de Fé. La dupla Sánchez-Casanova mantienen viva la esencia fanática


Siempre la han tenido, pero últimamente fe no les ha faltado a Manolo Sánchez Juárez (guitarra rítmica, voz) y Pedro Casanova (guitarra solista) para superar los obstáculos que han encontrado en su camino, desde el robo de instrumental y de las grabaciones de los últimos años, al abandono de Juan Ramón Cuenca, el único miembro fundador que quedaba.

La banda desaparecida en 1994 y reflotada en 2006 con sendos conciertos en Los Molinos del Río (Murcia) y Siroco (Madrid, fiesta Nuevaola80) presentaba nueva formación -completada por Juanma López al bajo y Sergio Abellán a la batería- en la Stereo Murcia el viernes, lo que constituía su segunda actuación tras la de la semana pasada junto a The Bellrays.

Fe, valentía y riesgo. Porque el grueso del concierto fueron los temas nuevos que ejecutaron, sin apenas concesiones a la nostalgia -recordemos que Fanáticos, en sus diferentes formaciones, editaron cuatro trabajos entre 1985 y 1990-. Títulos como Bebiendo y riendo, Huyendo hacia ningún lugar, Mi destino, Prometo volver, unas de importante componente pop, y otras más hard, auguran un prometedor futuro a Fanáticos, y esperamos verlos editados.

Recuerdo de los viejos tiempos, únicamente Chicas en mi habitación (más conocido por Chicas desnudas), la primera canción que compone Manolo con Fanáticos, en el verano del 87, recién incorporado. Y la tripleta reservada al invitado estrella, José Antonio González, 'Asesino' y 'Fanático' (antes de la entrada de Pedro y Manolo), principal responsable del -según Juan Blas Becerra, lo que suscribo- "mejor disco de garaje hecho nunca en España, 'Esto no quedará así' ". Jose, con su chulería innata, interpreta magistralmente tres de las composiciones de aquel vinilo: Dame vida, querida, El atraco del furgón y Esto no quedará así.

De los tiempos recientes (maqueta "Rock motor", 2007) Maldita suerte, la stoniana Crazy girl, y Triste y solo, a lo Burning. El resto hasta una hora y 20 minutos, más canciones nuevas y una declaración de intenciones final: Keep on rockin' in the free world (Neil Young). El público, no muy numeroso pero entendido, se lo pasó en grande, y por nuestra parte convertimos la cita en una fiesta, con José Manuel Martínez (DJ del Latino, núcleo de la movida murciana), Chantal (presente en mil batallas y amiga de Jota Cassinello), Juan Blas Becerra (armonicista entre otros de Los Rebeldes), el propio José Antonio y yo mismo.

Cuestión de fe. Y de fanatismo. Ya lo decía José Antonio Martínez, 'el Chota', en su dossier de prensa dedicado a Fanáticos de 1988, plenamente vigente a día de hoy.

[César Sánchez, Murciaenlos80/Nuevaola80]

No hay comentarios:

Publicar un comentario