24 feb. 2018

Marta Sánchez desata la polémica sobre la letra del himno de España

El pasado sábado la cantante emocionó al público del Teatro de La Zarzuela cuando cerró su concierto con su particular versión de 'Marcha Real' (antiguamente Marcha Granadera o Marcha de Granaderos'), es decir. el himno de España todavía a dia de hoy, y a pesar de que se ha intentado poner letra en varias ocasiones, sigue huérfana de versos con que acompañar la melodía. La ex-vocalista de Olé Olé presentó su versión cargada de sentimentalismo patrio, ante un público que le regaló una sentida ovación. Pero la polémica no había hecho más que empezar. Una vez más.

Esta es la composición de Marta Sánchez que, según la artista, no es mas que "una carta de amor a la tierra donde nació", vio la luz en el marco del treinta aniversario de la cantante en el mundo de la música:

Vuelvo a casa, a mi amada tierra,
la que vio nacer un corazón aquí.
Hoy te canto, para decirte cuanto orgullo hay en mi,
por eso resistí.

Crece mi amor cada vez que me voy,
pero no olvides que sin ti no sé vivir.
Rojo, amarillo, colores que brillan en mi corazón
y no pido perdón.

Grande España, a Dios le doy las gracias por nacer aquí,
honrarte hasta el fin.
Como tu hija llevaré ese honor,
llenar cada rincón con tus rayos de sol.

Y si algún día no puedo volver,
guárdame un sitio para descansar al fin.

Las reacciones en redes sociales no se han dejado esperar, habiendo comentarios para todos los gustos. Desde el ámbito político, el Presidente del Gobierno, D. Mariano Rajoy, ha manifestado en twitter que "La inmensa mayoría de los españoles nos sentimos representados. Gracias, Marta". D. Alvert Rivera, líder de Ciudadanos, también se ha mostrado partidario de la iniciativa por "lo oportuno e idóneo de ella". En contraposición, Partido Socialista a través de D. Carmen Calvo opina que "nuestro himno no tiene letra y ya está" y, en la parte más radical de la izquierda, D. Pablo Echinique deja caer que "El verdadero patriotismo es no dejar fuera a nadie".

El himno de España está vigente, tal y como lo conocemos en la actualidad, desde finales del siglo XVIII. Desde aquel  momento ha habido numerosos intentos de añadirle letra, en pos de emparentarlo con la gran mayoría de melodías patrias de otros países ('La Marsellesa' de Francia, 'God save the Queen' de Gran Bretaña, 'Das Lied der Deustchen' de Alemania o 'The Star-Spangled Banner de los USA).

Desde 1843 datan las primeras iniciativas con el argentino Ventura de la Vega, pasando por el dramaturgo Eduardo Marquina (en conmemoración de las bodas de plata de Alfonso XII), hasta la del escritor gaditano José María Pemán, por encargo de Miguel Primo de Rivera en 1928. Ninguna se llegó a oficilizar. Ya bien entrada le época de la democracia, fue el presidente Aznar quien lanzó la propuesta a un grupo de poetas (Jon Juaristi, Abelardo Linares, Ramiro Fonte y Luis Alberto de Cuenca) que tampoco llegó a cuajar. En 2007 el Comité Olímpico Español propició un nuevo concurso para dotar al himno de letra, por lo que de entre más de 7000 proposiciones se escogío la de un parado de 52 años (Paulino Cubero) que finalmente fue de nuevo rechazada por no atender a todas las sensibilidades. En dicha convocatoria aparecen dos borradores de Joaquín Sabina que titulara (más bien de forma irónica) 'Anteproyectos de letra para el himno nacioanal (con perdón)'. Más recientemente, hubieron dos proposiciones más, en 2016, por parte de los artistas Victor Lago y Guillermo Delgado, ambas con el mismo veredicto que las anteriores.

De momento, no habrá más remedio que conformanos con nuestro popular grito de guerra al son de "Lo lo lo lololo, lololo....", mal que no se pese a algunos.



[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez]

No hay comentarios:

Publicar un comentario