17 sept. 2017

Loquillo y Alejandro Sanz, expulsados de las fiestas de Torrijos por "machistas"

El Ayuntamiento de esta localidad de Toledo ha creado una suerte de lista negra para que los dj's de las fiestas no pinchen canciones "sexistas": tampoco tendrán cabida Radio Futura, La Unión, Maluma o C. Tangana.

“Y si te vuelvo a ver pintar un corazón de tiza en la pared, te voy a dar una paliza por haber escrito mi nombre dentro”. Este éxito de Radio Futura no sonará en las fiestas de La Sementera de Torrijos (Toledo) porque el Ayuntamiento de la localidad la ha incluido en una suerte de lista negra de temazos sexistas: la idea es que los dj’s encargados de amenizar el ‘baile de las cañas’ -que se descorcha al mediodía en la plaza de España en medio de un guirigay de pañuelos de colores en el cuello, niños danzando en corro y abuelos animándose– no gusten de pinchar ningún tema que figure en este inventario machista.

El rosario de recomendaciones redactado por la Concejalía de Igualdad ha trascendido al reguetón moderno –atacado por su contenido vejatorio hacia las mujeres– para adentrarse en viejas canciones míticas, como 'Fueron los celos', de La Unión. Ni siquiera el bueno de Alejandro Sanz será bienvenido después de la presentación de No soy una de ésas, que canta con Jesse & Joy. Más non gratos: Maluma con su 'Cuatro babys', Montana con su 'Picky Picky', Romeo Santos con su 'Eres mía' o C. Tangana con su 'Mala mujer'.

Según han señalado las autoridades, “no se trata de multar porque no se prohíbe nada, pero hemos conseguido el objetivo, que es que se hable de este tema; son canciones sexistas que a lo mejor antes valían, pero ahora no”. El pueblo se ahorrará letras como “si tú te casas, el día de tu boda le digo a tu esposo con risas que sólo es prestada la mujer que ama, porque sigue siendo mía” o “estoy enamorao’ de cuatro babys, siempre me dan lo que quiero, chingan cuando yo les digo, ninguna me pone pero...”.

La medida ha suscitado revuelo entre los habitantes: la mayor parte está de acuerdo con que los temas de Maluma o Romeo Santos son machistas y les parece bien que no se avalen. Apoyan al alcalde en el sentido de que “el reguetón es un género de contenido sexista que acaba calando poco a poco entre las chicas, consintiendo un poder sobre ellas por parte de los chicos”.

No ocurre lo mismo con los temas de Radio Futura, Loquillo, La Unión o Alejandro Sanz, tal vez porque estos artistas forman parte del imaginario juvenil y romántico de muchos vecinos. El alcalde de Torrijos, Anastasio Arevalillo, del PSOE, ha insistido: “En los años ochenta y noventa no era normal denunciar malos tratos, pero ahora sí, y los profesores están detectando pasos atrás con chicas que consienten comportamientos machistas de los chicos, y con otras chicas muy agobiadas porque sus novios les controlan los mensajes de Whatsapp”.

Otros de los artistas más defendidos ha sido Loquillo, al que quiere apartársele por 'La mataré'. Lo cierto es que el contenido de esta canción lleva décadas sometido a juicio. Este tema, emblemático de los ochenta y causante de que la banda diese el salto al estrellato y se hiciese con todos los premios habidos y por haber del año 1987, dejó de aparecer de un día para otro del repertorio del rock’n’rollero precisamente por esta razón: las asociaciones feministas rechazaron el tema y lo acusaron de inducir a la violencia de género.

Cuando EMI la reeditó en formato single diez años después, las emisoras de radio que la habían encumbrado en los ochenta se negaron a emitirla. “Por favor, sólo quiero matarla a punto de navaja, besándola una vez más”, rezaba la letra. A este respecto, el propio Loquillo aseguró en su página oficial que “entiendo la razón ética por la que no debemos interpretarla, pero sí me pregunto a menudo si puedo apelar a la libertad de expresión para contar esta historia de un matador de mujeres”, reflexionó. “¿Se ha dejado de interpretar Otelo, de Shakespeare? ¿Se han dejado de interpretar los tangos más arrabaleros y sangrientos? ¿Hemos dejado de ver películas de bellos psicópatas que matan a mujeres?”.

El cantante citó 'Átame' - “filme en el que Antonio Banderas y Victoria Abril protagonizaban un secuestro, amor, y, desde luego, violencia de género” - o 'Hable con ella', “donde Javier Cámara hacía el amor a una mujer en coma”. Añadía que, sin embargo, la Asociación de Mujeres Progresistas había galardonado a Pedro Almodóvar por su visión del mundo femenino. “Estoy perplejo y me hago muchas preguntas”.

El autor del tema, Sabino Méndez, ya explicó en su día que cree que La mataré fue “una de las primeras denuncias del rock español contra el maltrato”: “Usé la primera persona para meterme en la mente de un maltratador y mostré un cuadro de desequilibrio emocional donde la mujer era la parte centrada y fuerte, mientras que el hombre se colocaba en una posición incapaz de controlar sus emociones, desembocando en delirio y violencia”. Esta interpretación encaja perfectamente con el extracto de la letra: “Me emborrachaba entre sus brazos, ella nunca bebía, ni la vi llorando (…) Sé que ella nunca enloqueció, jamás perdió el control (…) Sólo quiero que una vez algo la haga conmover”.

A pesar de las explicaciones de los creadores, la bola sigue creciendo. La medida implantada en Torrijos sigue la senda de la lista creada por el Instituto Vasco de la Mujer: 76 canciones (en este caso son sólo 15) que no fomentan el sexismo. Artistas como Shakira, Lady Gaga, Bad Bunny o Maluma fueron excluidos. “Si no puedo bailar con actitud y sin miedo, no es mi revolución”, guiñaba la campaña originaria.

[Fuente: el espanol.com -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario