24 jun. 2012

La Coctelera Sónica: In the summertime

Foto: Mercedes González
Con dos días de antelación, La Coctelera Sónica recibió el verano con una fiesta muy especial. Fue una fiesta donde sonaron versiones de The Beatles, The Beach Boys o The Kinks; quizás, la más emotiva y bonita que hemos vivido hasta el momento.

La premisa entre todos los participantes era facturar canciones “del verano” en sus versiones, más o menos, surrealistas, creadas por los miembros del clan de los cocteleros y cocteleras sónicos con motivo del advenimiento del estío.

Como nuestro barman principal, Patacho Recio, sigue con su pulgar derecho perjudicado (recupérate pronto amigo, que tu guitarra te está esperando) se limitó a hacer de maestro de ceremonías en todas y cada una de las canciones excepto en algún momento puntual en el que se sumó a la fiesta.

En su lugar cogió la acústica, junto al habitual Carlos Rodríguez, Juan Jarén, guitarrista del grupo Completo 10.000, formado en su momento junto al propio Patacho y a Garganta Profunda, uno de los grandes protagonistas de la noche (para variar).

Comenzaremos con las anécdotas: como ya sabeis, y hemos comentado en otras ocasiones, solemos llegar un par de horas antes a la sala Siroco para conocer el setlist de la noche y organizar, en la medida posible (porque esto es La Coctelera Sónica y todo es posible) esta crónica. Resultado: un setlist espectacular, quizás el mejor vivido hasta ahora pero, entre todas las canciones, había una que nos “rechinaba un pelín”. No nos pegaba que, entre tanto hit, estuviera incluida una canción de un conocido cantautor español que iba a interpretar nuestro buen amigo Iñigo Coppel.

Como suele ser habitual antes de cada concierto, coincidimos casi todos en la bodega que está situada a escasos 30 metros de la puerta de Siroco. Esta vez nos encontrábamos en la barra, delante de nuestros respectivos tercios de la mejor cerveza española que existe (si quieren publicidad que paguen, como hacemos nosotros), José María Guzmán, Carmen Madirolas y los que susccriben estas líneas cuando apareció Iñigo Coppel para acompañarnos en la “pesada” tarea de vaciar esas cervezas. Con curiosidad le preguntamos el por qué de la elección de su canción y le enseñamos el setlist del concierto y dijo: “Joder, viendo estos temas, yo quiero cambiar la mía y hacer otro tema que llevo tocando desde hace tiempo. Lo que no sé es si Carlos se la sabrá”. Nosotros, que conocemos al señor Rodríguez desde hace tiempo le dijimos que sería la primera vez que Carlos no se supiera una canción. Dicho y hecho. Fue volver a sala, mientras seguían las pruebas de sonido, comentarle a Patacho el cambio y empezar este último a dar gracias a los dioses de La Coctelera por tan acertada decisión.

Y, por fin, comenzó la fiesta con un instrumental de “In the summertime” de Mungo Jerry interpretado a dos acústicas y voz (shh, shh, shh,... shh, shh) por Carlos, Juan y Patacho, seguido por una versión muy Luis Auserón del conocido tema “Summertime”.

De repente, la primera sorpresa (y muy agradable) de la noche. Artemio “Enemigos” apareció acompañado de Karolo al que habíamos oído muchas veces en disco junto al propio Artemio y con su primera banda Los Millonarios pero aún no sabíamos lo que nos habíamos perdido en directo. Todo un showman. Nos brindaron las dos únicas canciones originales de la noche: “Me muero de calor” y “El cuerpo humano por dentro” (¡cuanta difusión le falta a este tema!).

A continuación, Miguel 4 Tercios perpetró una versión de “Good Vibrations” de The Beach Boys. Es muy difícil y muy atrevido hacer este tema con solo dos acústicas y una voz por muy bonitos que quedaran los coros de Carlos Rodríguez.

Volvamos a la anécdota del principio. Iñigo Coppel apareció en el escenario de Siroco Lounge para obsequiarnos con “Summertime Blues” de Eddie Cochran y, efectivamente, Carlos se la sabía. Damos fe de que los ensayos no son el fuerte de La Coctelera Sónica pero, es que son tan buenos músicos....

Tras Coppel tomó el escenario la que ha sido a lo largo de todos estos conciertos, a nuestro parecer, la mejor voz que ha pasado por estas fiestas: Pablo Galiano. Gran interpretación la suya de “Sunny afternoon” de The Kinks, para continuar con ¡la primera versión! que ha sonado de The Beatles en estas catorce cocteleras vividas hasta el momento. No podía ser otro que José María Guzmán el que interpretara con su guitarra y los coros de Fernando Martín una sobrecogedora versión de la canción de George Harrison “Here comes the sun”.

Y el overbooking se apropió del escenario. Carlos y Juan a las acústicas, Patacho con su caja de ritmos con cuerdas y teclas, Suzuki Omnichord, Jordi Montero al violín y en la esquina, sólo iluminada por una luz blanca cual la alemana Nico, nuestra amiga Carmen Madirolas hizo una magnífica interpretación de “Sunday morning” del disco de debut de The Velvet Underground.

Todavía quedaban dos canciones más antes de la apoteosis final. En primer lugar, Fernando Martín se coló en la piel de Paco Pastor y con la compañía en los coros de Jose María Guzmán y Carmen Madirolas nos dejó una divertida versión de “La playa, el sol, el mar, el cielo y tú” de los madrileños Fórmula V. En segundo lugar, Vanexxa se atrevió con “Sale el sol” de Los Flais con un sonido igual de divertido que el tema anterior.

Apoteosis: “Cuando se ensalza exageradamente a alguien o algo con alabanzas y honores”. Para terminar la noche, casi sin luz, y mecheros en mano por parte de la concurrencia, esto fue lo que nos brindó Garganta Profunda, esta vez sin chaqueta ni corbata pero sí con una túnica con capucha cual monje del siglo XI. Carlos “Garganta Profunda” fue recitando partes de unas cuantas canciones del verano míticas, mientras Luis Auserón, Patacho y Pablo Galiano respondían a cada una de sus “Salmodias” con el típico “Amén” o lo que se les ocurría en cada momento. Por su voz pasaron temas como “Eva María”, “Aquí no hay playa”, “Mediterraneo”, “Un rayo de sol”, “Escuela de calor”, “El Bimbó”, “Mari Pili”, “Cuando calienta el sol”, “Venezia”, “El rey del aftersun”, “La barbacoa”, “Los pajaritos” o “El fin del verano”, con las que nos deseó a todos un feliz verano ye yé al ritmo de “Yo sé que este verano te vas a emborrachar, te vas a emborrachar, te vas a emborrachar...”.

Como bien dice nuestro amigo Fernando Martín: “Gracias por tantas noches de risas y música. Nos vamos a convertir en un clásico de la capital”.

'La canción del verano'. "La Coctelera Sónica", Sala Siroco (Sala Lounge), 19 de Junio de 2012.
[Pedro Barranco. Nuevaola80 Madrid]

No hay comentarios:

Publicar un comentario