13 may. 2008

No olvides que sucedió... (3ª parte)

Seguimos con el recordatorio de las múltiples noticias que acontecieron durantes estos cuatro meses en los que Nuevaola80 permaneció cerrada. Y ya vamos por la tercera entrega (Tequila, J. I. Lapido, L'Odi Social, Germán Coppini y Pablo Carbonell):

VUELVEN TEQUILA

El grupo hispanoargentino Tequila se reunirá este verano tras medio siglo de ausencia. El pasado mes de enero el trío superviviente de la formación original, Ariel Rot, Alejo Stivel y Felipe 'Lipe' realizaron su primer ensayo de cara a este ya confirmado reencuentro, del que faltarán el batería Manolo Iglesias, fallecido en 1994, y Julián Infante, que nos dejó en el 2000. Junto al trío base estarán Josu García (guitarrista de La Tercera República) y el batería Daniel Griffin para afrontar esta nueva etapa.
(Fotografía de Alejo Estivel y Ariel Rot a cargo de Domingo J. Casas).

'CARTOGRAFÍA', LA ÚLTIMA BOCANADA DE LAPIDO
(Revista Rockola)

Ya está aquí el quinto álbum en solitario de Lapido. Se titula certeramente Cartografía. Resulta fácil hacer la ecuación que compendia el disco. Si el dolor todo lo que toca lo convierte en magisterio, Lapido todo lo que compone con el dolor existencial como protagonista lo convierte en oro. El absurdo sigue siendo el anfitrión de sus canciones, aunque la perplejidad, las dudas, el sinsentido ejercen una vez más de elementos rectores de esas temáticas que lo han elevado a la condición de retratista de las zozobras humanas.
El poeta eléctrico se presenta con las cartas boca arriba: canciones cadenciosas y sosegadas, hermosísimas melodías, textos de alto octanaje poético y filosófico, guitarras pulcramente morigeradas pero ideales para anudar electricidad y literatura. Mientras se paladea el álbum uno no puede por menos de imaginarse a Lapido mimando los sonidos de su guitarra como un filatélico su colección de sellos.
Lapido posee el prestigio de la fiabilidad. Sabemos que en cada nueva entrega no fallará y lo ha vuelto a ratificar. El rock necesita a gente como él. Tipos que aúnan cerebro y distorsión, electricidad e inteligencia, rock y cultura. Son especies en extinción. Hay que protegerlos.

REEDICIÓN DE TODA LA DISCOGRAFÍA DE L'ODI SOCIAL POR BCORE

De nuevo los chicos de Bcore se anotan un tanto, reeditan todo el material del grupo catalán L'Odi Social. El recopilatorio, que salió a la venta el pasado 10 de marzo, llevaba por nombre "Discografía completa".
L'Odi Social fueron un referente indiscutible para toda una escena social catalana, la de los Squats, la de los festivales reivindicativos, la de la izquierda menos politizada, más cercana al anarquismo que al comunismo, y con conciencia lingüística propia. Una escena que en esos años 80 empezó a nacer y sin la cual no existiría hoy día el activismo catalán de izquierdas a nivel underground. Probablemente no era esa su intención ni mucho menos. Probablemente estos punks de Barcelona solo querían expresar su disconformidad con el sistema, ya fuera a través de sus letras corrosivas, de su actitud provocativa o de su música extrema.

LEMURIPOP, COPPINI VUELVE A LA VIDA CON ALEX BRUJAS
(Diario La Verdad)

Lemuripop son German Coppini y Alex Brujas. German Coppini, artista esencial en la historia del pop español con sus mas conocidos proyectos, Siniestro Total y Golpes Bajos, y el productor y compositor Alex Brujas de Stereoskop y dj y promotor del New Orde Club de Madrid, presentan la primera colección de Lemuripop llamada “Primo Tempo”.
Lemuripop es el primer proyecto conjunto de German Coppini desde Golpes Bajos. Lemuripop se forma a finales de 2006 con la intencion de hacer un disco que mezcle los nuevos sonidos con las influencias que ambos componentes tienes de los años 80.
“Primo Tempo” es un disco apasionante y eclectico que viaja desde el pop a la electronica, donde la extraordinaria voz de Coppini y sus siempre interesantes letras han encontrado en el genio musical de Brujas el vehiculo mas acertado, el sitio, al fin, donde plasmar todo su mundo.


'CANCIONES DE CERCA', A LA VENTA LO ÚLTIMO DE PABLO CARBONELL

Pablo Carbonell, inaccesible al desánimo, rescata su personaje de “el cantautor plasta” y vuelve a la carretera. No puede vivir sin cantar, no lo hace para vivir, lo hace para seguir viviendo. Necesita el escenario como el psicópata su dosis de sangre e hígado. Estamos delante de un showman desnudo que encuentra en el mundo de la farándula la oportunidad de redimirse de su vagancia y, con el uso de la paciencia del espectador, crear un mundo mejor por la vía de acrecentar la tolerancia de su público. Sus nuevas canciones vuelven a demostrar que la ironía y la ingenuidad son una excelente materia para intentar definir los temas universales del ser humano: la soledad, el amor, la paz y el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario