17 feb. 2016

Joy Slava echa el cierre

A primera hora de la mañana algunos medios informaban sobre el cierre de la mítica sala de fiestas Joy Eslava. Según publicaban, el empresario Pedro Trapote, propietario de la sala, la había puesto a la venta para transformarla en una gran tienda de ropa. Horas más tarde, fuentes cercanas a Trapote dejaban claro que la intención del dueño no era vender el teatro sino llevar a cabo un "proyecto de futuro".

Promovido por el empresario Bonifacio Eslava, sobrino del músico Hilarión Eslava, el edificio original, se componía de un pequeño salón, con el nombre de Salón Eslava y capacidad para un millar de espectadores. Llegó a ser muy popular como plataforma de las diversas facetas del teatro popular y estrenó autores como Gala, Lorca o Valle Inclán.

La discoteca se inauguró la noche del 24 de febrero de 1981, el día siguiente al Golpe de Estado perpetrado en el Congreso de los Diputados. Pronto se convertiría en uno de los lugares de ocio de referencia en Madrid.

Pero los orígenes de este edificio se remontan más de un siglo, hasta el año 1871, cuando Bonifacio Eslava, sobrino del músico Hilarión Eslava, levantó el inmueble como un café-teatro que a lo largo de los años fue evolucionando, acogiendo desde obras del género chico hasta la revista o el cabaret.

Con capacidad para 1.200 personas, el inmueble cuenta con cerca de 2.000 metros cuadrados, repartidos en tres plantas. Hace cinco años, Trapote ya barajó la posibilidad de alquilarlo a una gran firma de moda, proyecto que nunca terminó de cerrarse y que permitía a la empresa mantener la titularidad del inmueble. Ahora, en cambio, el planteamiento consiste en la venta, para tratar de aprovechar el exceso de liquidez que existe en el mercado y la falta de buenas oportunidades de compras.

Durante la década de 1980 fue lugar de concentración de personajes de la llamada Movida madrileña.

Joy Eslava ha seguido albergando conciertos, fiestas y eventos sociales diversos. Dentro de unos días este teatro dirá adiós para convertirse en una tienda más de ropa.

[Fuente: lainformacion.com -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario