2 dic. 2015

La inocencia de Ramoncín

Foto: EFE
Como todos ya sabemos, de unos meses para acá, estamos poniendo en debate y tela de juicio la culpabilidad de un artista mediáticamente conocido, hablamos de Ramoncín. Parece, o me da la sensación, que el hecho de que se trate de este personaje público en concreto, se despachen en los medios un linchamiento desmedido, demanda pues de un morboso y regocijo populacho, habitual en nuestras fronteras. Entiendo que existe un derecho que es el principio de inocencia y reza tal que así: “principio jurídico penal que establece la inocencia de la persona como regla. Solamente a través de un proceso o juicio en que se demuestre la culpabilidad de la persona, podrá el Estado aplicarle una pena o sanción”.

En general, el periodismo de nuestro País (salvo escuetas excepciones) ha dejado en estos últimos años mucho que desear, parece que siempre es más rentable echar carne para tiburones. Me pregunto, ¿si en vez de ser Ramoncín fuera otro artista, habría el mismo revuelo?, posiblemente no.

José Ramón Julio Márquez, conocido por todos como Ramoncín, además de cantante de rock, ostenta incombustibilidad como escritor, presentador, actor, etc. Lo hemos visto en cientos de debates… es de aquellos que además suele tener pocos pelos en la lengua y, pese a quien le pese, se expresa y actúa con sinceridad y franqueza, pero parece que en ciertas ocasiones las verdades se hacen incómodas, caldo de cultivo para crearse numerosos enemigos.

Su cabeza está servida en bandeja de plata y, a modo de linchamiento, sacaremos lo más deleznable del periodismo pendenciero. Pues señores, les diré que por el simple hecho de haber sido un pionero del rock en nuestro País, me merece el mayor de los respetos, pero también me lo merece por ser un ciudadano español más y hasta que se demuestre lo contrario, sigue siendo inocente. De no ser así, deberá pagar sus culpas como el más llano de los comunes.

Si alguno piensa que soy fan suyo o seguidor acérrimo va mal encaminado, no comparto ni estilo, ni concurro en sus ideas políticas, pero me gustaría romper una lanza a su favor, aunque sea el único periodista que lo haga. El hecho de no tener que trabajar para la prensa basura me da esa libertad.

[Redacción Nuevaola80. Lauren Jordán]

No hay comentarios:

Publicar un comentario