12 ene. 2015

Las 'Maquetas perdidas' de Los Suspensos

Cuando hace unos meses se publicaban en compacto las maquetas de Plástico, un grupo desconocido que se adelantó a la Nueva ola madrileña, Carlos Galán, capo de Subterfuge, sello que rescató a aquella banda del olvido, decía que esto le hacía pensar en cuantas cosas parecidas permanecerían perdidas en los cajones de los músicos.

Debe de ser cierto porque en ese momento La Fonoteca, pequeña pero tremendamente activa discográfica madrileña, ya estaba trabajando en la recuperación de las maquetas de Los Suspensos, otro ignoto grupo local. 'Maquetas perdidas' es un álbum editado exclusivamente en vinilo, en una edición limitada de 500 copias, aunque se puede escuchar en la web del sello. Las canciones, que nunca antes habían sido publicadas, han sido extraídas de dos maquetas originalmente editadas en casete en 1988 y 1989 y de un concierto grabado en los estudios de Radio Nacional en 1990. Los dos últimos temas provienen de una grabación que casi se podría denominar póstuma. Cuando se registraron, en 2002, hacía tiempo que el cuarteto se había disuelto.

Si el problema de Plástico era que se adelantó a su tiempo, —llegaron en la segunda mitad de los años setenta—, Los Suspensos llegaron demasiado tarde, a finales de los ochenta, cuando todo el pastel se había repartido. En esa era los grupos de lo que ya se conocía como La Movida estaban en plena eclosión comercial y cantar pop en castellano era poco menos que anatema para los recién llegados. El noise y el grunge estaban a la vuelta de la esquina. “Eso les toca tan lejos que ni saben de qué les hablas”, recuerda Raúl Alonso, uno de los fundadores de La Fonoteca, un proyecto que nació como enciclopedia online del pop español —actualmente en su web se pueden encontrar unas 1200 entradas entre fichas biográficas de otros tantos artistas nacionales de todos los tiempos y reseñas de discos— y terminó siendo una discográfica centrada en grupos emergentes madrileños.

De hecho este vinilo de Los Suspensos se ha hecho realidad en 2015 porque no van a publicar su ya tradicional recopilación anual de nuevas bandas. “Pensamos que ya estaba un poco quemado y que era tiempo para dedicarnos a algo más arqueológico, que es algo que entronca bastante con nuestra filosofía. Tenemos una lista de proyectos pendientes bastante grande y este era uno de nuestros favoritos”.

Los Suspensos, un cuarteto con cantante y compositora femenina, se habían quedado atascados en una hornada de grupos madrileños, la que representaban Los Modelos, Mamá, Los Secretos e incluso Nacha Pop, que sus coetáneos habían denominado despectivamente como “los babosos”. Eran bandas que componían pop más sentido que sensible, con letras que generalmente trataban de amores imposibles, tardes lluviosas, chicas guapas y distantes y chicos enamoradizos y frágiles. En las pocas fotos que se conocen de Los Suspensos, la mayoría realizadas por amigos durante sus directos, se ve a cuatro chicos normales y corrientes, muy alejados de la extravagancia estética tan habitual en los grupos de pop españoles de aquellos años.

“Escuché hablar de ellos hace ya más de diez años”, recuerda Alonso. “Siempre han sido un grupo de culto dentro del sector más poppy de los aficionados españoles. Quizás potenciado porque nunca tuvieron la fortuna de grabar un disco. En la época en la que estuvieron más activos en 1988 y 1989, aunque las multinacionales seguían fichando a grupos ya no había la alegría que había antes, alrededor de 1985, cuando prácticamente cualquiera tenía una oportunidad”.

No parece que nunca aspirasen tampoco a lograr el éxito masivo. “Tenían su público. Al fin y al cabo vendieron unos cientos de maquetas, que es algo. Y no eran los únicos. Ellos suelen mencionar a otros grupos de su cuerda: Stock de Coque o Los Adorables Sobrinos, de los que se sabe muy poco pero con los que coincidían en los locales de Madrid en los que tocaron. Sitios que están casi todos cerrados hoy”.

Su falta de interés por la popularidad continúa. Al contrario que otros grupos de su generación recuperados en los últimos años, —como Ataque de Caspa, por ejemplo— no van a acompañar este lanzamiento con nuevas grabaciones o una presentación en directo. “Yo creo que como hemos tardado tanto en editar el álbum, ten en cuenta que lo único que teníamos era tres viejas cintas de audio y hubo que tratarlas y digitalizarlas, llegaron a creer que nunca se editaría. Cuando les encontré estaban muy alejados de la música y así siguen. Viven dedicados a sus cosas y ni siquiera mantenían el contacto entre ellos desde hacía bastantes años”.

Lo curioso es que nunca fueron olvidados del todo. A mediados de los noventa surgió otra escena que también cantaba a lo cotidiano y lo hacía en español. Bandas que reivindicaron la herencia de grupos como Los Suspensos. Aquel movimiento que recibió, como los babosos, una denominación despectiva de la crítica. Lo llamaron Tonti pop. “Miraban hacia el pop en español sin dar explicaciones, y en esto encajan con grupos como Los Suspensos. Se movían en la misma órbita”.

Maquetas perdidas tiene un punto de reivindicación de una forma de hacer música. Un algo que va más allá de la simple recuperación de un grupo al que nadie hizo caso en su momento. Este disco parece una declaración de intenciones. “Algo hay. Da la impresión de que el pop siempre tiene que justificarse un poco, porque es blandito o en apariencia superficial”, reconoce Raúl Alonso. “Y yo creo que tiene un valor en sí mismo. Pero me parece que Los Suspensos tienen muy buenas canciones, y es interesante que no tuvieran ninguna repercusión. Es música sencilla, sin pretensiones y eso la hace duradera”.

Tracklist:

01. Tu soledad (maqueta 1989)
02. Estás tan lejos (maqueta 1989)
03. En la ciudad (maqueta 1989)
04. Una tarde de Septiembre (maqueta 1989)
05. Muchas vacaciones (maqueta 1988)
06. Muñeco (maqueta 1988)
07. La chica de la gabardina (RNE 1990)
08. Tu soledad (RNE 1990)
09. Muchas vacaciones (RNE 1990)
10. Una tarde de Septiembre (RNE 1990)
11. Mi gran amor (2002)
12. Lunes en mi ciudad (2002)

[Fuente: Íñigo López Palacios para elpais.com, -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario