27 ene. 2011

El rock vive su momento mas bajo desde hace medio siglo (según Esteban Linés)


El rock está viviendo sus momentos más bajos desde hace medio siglo. El rock como género musical ha ido reduciendo su presencia entre las preferencias del aficionado a los sonidos populares, tal como reflejan indefectiblemente los rankings de éxitos año tras año.

Desde el comienzo del nuevo milenio, los gustos de los aficionados que consumen música de forma legal se han ido concentrando en un número cada vez menor de estilos, y en esta deriva, el rock - el padre de todo el invento como legítimo heredero del rock´n´roll-se ha convertido en un factor casi residual. Según los hit parades anuales que publica periódicamente la referencial revista Music Week - una lista basada únicamente en los datos del mercado-entre los cien temas más vendidos sólo aparecen tres que se podrían considerar de rock con toda propiedad.

Las listas de éxitos no son sinónimo de la llamada cultura del rock, pero sí son un indicador de cuál es la senda de los gustos de consumo de las jóvenes generaciones; y en este sentido, el rock se encuentra en un minoría testimonial. Por ejemplo, la pasada semana en las listas de éxitos anglosajonas los músicos que acaparaban las posiciones más altas eran Bruno Mars, Jessie J, Rihanna, Katy B y Matt Cardle, lo que no hace sino confirmar los mencionados datos del informe de Music Week.

Los cinco temas que encabezaron el listado de mayores vendedores del 2010 están muy alejados de lo que en términos ortodoxos se puede considerar rock. Por orden fueron el hip-hopero Love the way you lie,de Eminem con la colaboración de Rihanna; la popera When we collide del ganador del concurso X Factor Matt Cardle; la también popera Just the way you´re (amazing),de Bruno Mars; Only girl (in the world),corte también pop de Rihanna, y Omg,de Usher con la colaboración de will. I. am, dentro de la categoría de 'R&B'. En cifras más generales, esta lista de hits está repartida mayoritariamente entre el hip-hop y el r& b (47), el pop (40) y la música dance (10).

Tres temas dentro de las cien canciones más vendidas significa el tres por ciento, un guarismo que refleja, según la opinión predominante en el sector, la situación real del mercado y su oferta y demanda: envejecido, desorientado y sin renovarse.

El propio responsable de Music Week,Ben Cardew, asegura que "el desmoronamiento del rock entre las preferencias mayoritarias ha coincidido con una explosión en la popularidad de la música de raíz urbana en los últimos doce meses". Sin embargo, también apunta que "estas cosas son cíclicas. Hablando de grandes números el mundo del rock El productor no ha vivido un Dr. Luke, rodeado acontecimiento (de arriba abajo y de izquierda de grandes dimensiones a derecha) de Britney desde Spears, Katie la eclosión Perry, Ke$ ha y Miley de los Arctic Cyrus (ex Hannah Monkeys y las Montana) cifras del año 2010 son un reflejo de ello".

La tendencia no sólo apuntada sino plenamente consolidada del año pasado corre visos de acrecentarse esta temporada, si hay que atenerse a los lanzamientos discográficos que se están produciendo. Amén del ya anunciado de Lady Gaga para dentro de unos meses, hay nuevos discos que desde hace unas semanas están arrasando, como el ya mencionado cantante Bruno Mars y la eternamente renacida Britney Spears. Mars es hoy por hoy uno de los pocos representantes masculinos de indiscutible aceptación en una parrilla popera y dance casi totalmente femenina (junto a él se pueden citar también a Flo Rida, Taio Cruz y, por supuesto, David Guetta).

El éxito acompaña a Mars de forma estrepitosa: los dos primeros singles Just the way you are y Dynamite extraídos de su único álbum, Doo-Wops & Hooligans (publicado en su país en octubre pasado pero que su compañía no ha editado, incomprensiblemente, en Europa hasta esta misma semana) han copado lo más alto de las listas norteamericanas y cuenta con siete nominaciones a los Grammy.

Y algo similar se puede decir de Britney Spears, la antigua niña surgida de la factoría Disney, que tras un periodo de ostracismo personal y artístico regresó hace dos años de la mano del milagroso productor y compositor Dr. Luke con su álbum Circus y ahora mismo amenaza con pisotear a sus rivales, de nuevo con su productor talismán, tal como demuestra con su single Hold it against me.

La panorámica del dominio apabullante de las músicas de baile, dicho claramente, de las músicas desenfadadas, de estructuras simples y repetitivas, de adictivas melodías yde un gran atractivo visual, se completarían con otras propuestas ya ampliamente conocidas como las de Lady Gaga, la de David Guetta, que con su disco One love dominó la escena mundial del directo, o la de los casi púberes Taylor Swift, Willow Smith o Justin Bieber.

El rock, en el lado opuesto, tiene una presencia casi silenciosa en esta gran fiesta. Ese tres por ciento del demoledor ranking, tres canciones más vendidas en el 2010 proceden, además, de unos nombres de una dimensión más bien discreta, como es el caso de la canción Don´t stop believin´, un clásico del grupo Journey de 1981 reinterpretado por el grupo que protagoniza el célebre show musical Glee de la televisión estadounidense; el tema Hey, soul sister,de la banda Train, y, por último, el tema Dog days are over,de los indies Florence and The Machine.

[Esteban Linés, lavanguardia.es]

No hay comentarios:

Publicar un comentario