19 ene. 2019

Luis Dadá, de Salón Dadá, publica su segundo CD en solitario, 'Ser y estar'

Grabado en tres estudios de Asturias y producido por Paco “Loco”, el álbum contiene 12 temas de pop preciosista y ambientes eléctricos de aire “retro”, dejando atrás el tono acústico de 'Nada', su anterior disco publicado en 2012.

Con 'Ser y estar', su nuevo CD, Luis Alonso (Luis Dadá para todo el mundo) ha vuelto. Y aunque nunca se ha marchado del todo, su CD 'Nada', publicado hace casi siete años, nos había dejado sedientos de oír nuevas canciones del que fue vocalista y guitarra de Salón Dadá, pequeña leyenda local que, desde 1983, es por derecho un referente clásico para afición pop en Asturias.

Los 12 temas que conforman el nuevo álbum son como el reencuentro con un viejo amigo. El disco entero lleva el sello personal de su autor y desde el primer compás de 'Y el infinito', el tema que abre fuego, se nota el gusto por las estructuras clásicas que ha caracterizado a Luis desde sus comienzos. Pero no hay repetición de esquemas grabados: si 'Nada' era un álbum marcado por los arreglos acústicos, 'Ser y estar' arropa sus canciones con sonidos eléctricos y calor de válvulas: hammond, pianos wurlitzer, melódicas, percusiones, guitarras crujientes e incluso algún toque de electrónica retro envuelven con delicadeza temas como 'El universo', 'Campos Elíseos', 'Todo lo que hay' o la citada 'Y el infinito'.

Pero la esencia de Luis Dadá sigue y nadie se sentirá defraudado con un trabajo en el que impera la marca de la casa. Canciones a medios tiempos, una voz cada vez más cercana, letras con varias vueltas y melodías firmes pero sinuosas, que saben como el verdadero buen café: intenso, reconfortante, un poco amargo pero siempre apto para dejar volar la mente a placer durante esos minutos en que lo disfrutas. Y como ya es costumbre en su autor, el álbum vuelve a incluir al menos un par de canciones imperecederas, de esas cuyos estribillos no se despegan de la memoria. Pero esas tendrá que descubrirlas cada uno: los oídos y el corazón mandan y esta vez hay unas cuantas para elegir.

Resulta curioso, por otra parte, cómo los dos pilares que fraguaron el pop ovetense de los 80 transitan caminos paralelos. Mientras Fran Elías, alma de Modas Clandestinas, sigue su carrera con una estupenda serie de discos en los que da rienda suelta a su pasión por las melodías enérgicas al estilo de John Lennon, Luis Dadá hace lo propio con canciones y arreglos que remiten a Paul McCartney, que en esta ocasión concreta –aunque es solo una opinión del que esto firma- se dejan querer juguetonamente por su etapa Wings. Nada extraño: ambos crecieron con los Beatles a la par que se dejaban influir por muchos otros grupos sin renegar nunca de esa escuela. Y ahora que ya tienen un sólido recorrido a las espaldas, asimilan la huella de sus ídolos sin dejar de sonar a ellos mismos y sin más presión que la de grabar buenos discos por el puro placer de disfrutar haciéndolos. Una vez más (y por suerte van unas cuantas), objetivo conseguido.

Tracklist:

01. Y el infinito
02. Todo lo que hay
03. Mucho más
04. El universo
05. Ser y estar
06. Para siempre
07. Gigante
08. Estrella fugaz
09. Salvaje
10. La contradicción
11. Campos Elíseos
12. La primera vez

[Redacción Nuevaola80. Rafa Balbuena]

No hay comentarios:

Publicar un comentario