15 may. 2017

Diego Manrique: "Un doble CD recrea el perfil inicial del grupo, vampirizado por la leyenda negra de Antonio Vega"

Foto: Sandra Bensadón
Los lectores de Nuevaola80 bien saben que los artículos de DAM (Diego A. Manrique) son, casi, de lectura obligada. En esta ocasión habla de unos grandes, quizás el mejor grupo pop de todos los tiempos de la música española, analizando particularidades que ilustran el profundo conocimiento del periodista. Aquí reproducimos el artículo completo:

"De golpe, he viajado a los primeros ochenta, gracias a la magia complementaria de un libro y un disco doble que presentan a Nacha Pop tal como era entonces: cuatro cachorros abriéndose al mundo, imberbes y arrogantes, informales pero pulcros.

Cuesta abstraerse de lo que vino después, con la decadencia de Antonio Vega en solitario, que derrapó hacia lo sórdido. La mitificación del personaje, en el molde del artista maldito, fue eclipsando el impacto de aquel cuarteto rompedor de los primeros tiempos.

La recopilación mencionada se llama Chica de Ayer y otras canciones que consiguen que te pueda amar (Warner Music). Su responsable, Daniel Vidaur, ha recurrido a Sandra Bensadón para la portada y alguna otra foto. Ella era una fan de los inicios, que agarró una cámara para retratar en blanco y negro a esos compañeros del Liceo Francés que ensayaban en un sótano, que daban nerviosos conciertos, que posaban sin artificios ante una amiga.

Sandra no tenía voluntad de historiadora; sus negativos durmieron en un cajón hasta que, en 2016, se rescataron en el libro No, no me olvido (Chelsea Ediciones). Combinados con la reciente recopilación de Warner, reviven a un grupo que nunca estuvo de moda: jamás fueron invitados, por ejemplo, a La Edad de Oro.

De hecho, recomiendo saltarse los grandes éxitos, hábilmente colocados al inicio del primer CD. Hay que esforzarse en localizar a ese grupo impetuoso, acomodado en el territorio de la new wave británica, tratando las incertidumbres de la vida adulta y las promesas del momento: “Ven conmigo esta noche, los pubs están abiertos/ Los Torpedos y Los Patos van a romper esta noche/ escucha a los chicos, cierra los ojos/ está estallando, nadie puede parar”. Se cuela algo de juvenilia, como esa amistad traicionada de Atrás, pero el mismo autor ya sugiere inquietantes presencias en Juego sucio.

Hablo de las grabaciones para Hispavox y DRO. Luego llegaría la etapa con Polydor, menos representada en la presente colección. Para entonces, sus arreglos estaban cortados por el patrón del sonido del momento. Las canciones todavía tocaban nervio pero era otro Nacha Pop, más profesionalizado. Se sumaron otros músicos: el que se supone fue su disco más vendido, el directo 80-88, presentaba a once personas sobre el escenario.

Por misteriosos prejuicios, en España no se suele respetar el arte de confeccionar antologías. No es así en otros lugares: los Grammy reservan tres trofeos para lo que allí llamados “lanzamientos históricos”; hasta se premian los mejores textos explicativos. Evidentemente, Chica de Ayer y otras canciones que consiguen que te pueda amar no podría competir en esas categorías: carece de notas, hay errores en la transcripción de las letras y escasea la información.

Por ejemplo, ni se menciona a los productores. Y sería bueno que el personal que ahora descubre a Nacha Pop –que este lunes actúa en Madrid- supiera que su primer LP fue elaborado por Teddy Bautista, músico polivalente ahora reducido al tópico de supervillano. Sin embargo, en 1980 Teddy entendió el relevo estético que suponía Nacha Pop. Parecían, qué cosas, uno de esos insolentes grupos indies, que se materializan en estas últimas décadas."

Pero, en esta ocasión, no nos vamos a quedar tan solo en las sabias palabras de Diego. Ojeando su Facebook descubrimos esta interesante conversación entre él y nuestro amigo y colaborador Manu Guinarte acerca de la presión de las multis de la época. Lo transcribimos del mismo modo:

Manu Guinarte: Hispavox mandaba mucho, supongo que serían los que impusieron el playback en Popgrama (cuando era un programa de directos), y también los responsables de aquel embolao para la revista LIB, todos parecen pasarlo bien en la sesión de fotos menos Antonio, que aparece tenso en todas (las estrellitas las he puesto yo, por si acaso). El texto que apareció en la revista no tiene desperdicio (completo en la info del vídeo).



Diego Manrque: En realidad, Manu Guinarte, no había presión de Hispavox o de ninguna discográfica. En la época de Popgrama te decían en TVE que no podían grabar sonido rock en directo (cuando todo era cuestión de cederte los medios necesarios, como demostraría La Edad de Oro). Así que hacíamos lo mismo que Top of the Pops en la BBC: se grababa aparte el sonido y luego se usaba como playback ante las cámaras. Claro que eso se prestaba a trampas -como ocurría en la BBC- y que se colara la grabación del disco.

 Manu Guinarte: Yo lo decía porque después del homenaje a Canito los intentasteis traer el programa y la compañía os ponía muchas pegas, lo contabas en una presentación, y por los tejemanejes de Hispavox con los grupos de la nueva ola madrileña, casi todos salieron mal parados de la calle Torrelaguna: Pegamoides, Radio Futura… y Antonio que quería traer a Nick Lowe como productor del 2º LP (cosa que se demostró que no hacía ninguna falta, el disco es soberbio), supongo que a más de algún ejecutivo le daría un ataque de risa, y eso que Hispavox llevaba la distribución de sus discos antes de la llegada de WEA a España. La historia de las discográficas en nuestro país está todavía por contar, lo que da pie a leyendas urbanas y a suposiciones, como la de que las multis fueron las malas de la peli, insaciables y solo movidas por el nivel de ventas y los beneficios que un grupo o artista les pudiera acarrear, por encima de cualquier consideración artística, estética o musical.

Diego Manrque: Tú lo has dicho, Manu Guinarte. Mucha leyenda urbana y mucha demagogia de Los Bondadosos Artistas contra Las Malvadas Disqueras. Todo era más complicado: lo de Nick Lowe no necesariamente hubiera funcionado, como se demostró con el choque de Ronaldos con John Cale.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez, Artículo de Diego Manrique: elpais.com -Enlace original-]

No hay comentarios:

Publicar un comentario