1 ago. 2008

Justo Bagüeste y el placer de la música a orillas del Mediterráneo

Mezclar el ocio con el negocio. Es lo que se ha propuesto este verano el saxofonista, productor y thereminista oscense Justo Bagüeste, que seducido por la sensación de vida que le transmite el mar ha recalado en la playa del Muerto de Almuñécar para pasar el verano y a la vez ganarse la vida. El agua parece ser el motor que lo mueve, y en honor a ella ha decidido denominar H2O al pequeño chiringuito de venta de bebidas que desde principios de julio regenta en esta playa.

La música y el disfrute de la vida son más que suficientes para la felicidad. Es lo que perece mover hoy día al veterano saxofonista, que cuenta en sus espaldas con un intenso currículum en el que destacan sus trabajos en la música electrónica como solista y en grupos como Clónicos, así como sus colaboraciones con artistas de la talla de Bunbury, Nacha Pop o Glutamato Ye-Yé. Ha sido además el responsable de I.P.D. (Inducing the Pleasure Dreams), un colectivo de creación musical que huye de clichés y estereotipos y emplea la tecnología. Su música es un constante experimento -como sus trabajos electroacústicos en los que incluye su aporte al saxofón-, que él mismo define como "artificial".

No hay comentarios:

Publicar un comentario