18 ene. 2018

Un cuadro de Costus promociona la imagen del Puerto de Santa María

El Ayuntamiento del Puerto de Santa María ha elegido un cuadro del mítico dúo pictórico Costus para promocionar la imagen de la ciudad en Fitur 2018. Se trata el acrílico 'Castillo de San Juan', perteneciente a la época naïf  de Juan Carrero y que en 2002 fuera donado, junto a otras seis obras, al consistorio de la citada localidad gaditana, lugar donde los artistas tienen otorgada una plaza con su nombre, la "Plaza Pintores Costus".

La historia de Costus se remonta a Octubre de 1974 cuando Juan Carrero (Cádiz, 3 de Febrero de 1955) llega a la escuela de Artes y Oficios de Cádiz y se incorpora a tercer curso. Tiene 19 años. Allí estudiaba Enrique Naya (Palma de Mallorca, 12 de Septiembre de 1953), que por lo tanto contaba con 21 años recién cumplidos en ese momento. La situación política de esa época se resumía en esta frase: Franco en el poder. Los antecedentes familiares: Ambos hijos de militares de alta graduación.

Al curso siguiente, en el verano de 1975, deciden irse a Madrid a finalizar sus estudios. Son 2 años que les quedan por delante para acabar la especialidad. Buscan casa y empiezan a estudiar y trabajar al mismo tiempo. Y su estilo como pintores empezó a evolucionar.

A partir del verano de 1977 se mudan a un piso enorme, en la calle de la Palma, nº 14. Le hacen obras, lo reforman y montan su estudio: Se lanzan al estrellato. Enrique y Juan comparten piso con Fanny McNamara, que era amigo de Pedro Almodóvar y de Tino Casal, y reciben en su casa todas las tardes. Allí tenían su cuartel general Alaska, (que fue íntima amiga de Costus desde que se conocieron hasta el final) Tino Casal, Miguel Ángel Arenas “Capi”, Manolo Cáceres, Carlos Berlanga, Tessa de los Zombis y otros muchos amigos. Por esa época Alaska, después de un viaje a Londres, decide dejarse “cresta”, al estilo de los indios “Chochoni”, y esto daría origen a varias canciones, a que ellos mismos se autodenominaran “chochonis” y sus actividades “Chochonismo”. Tanto es así, que la gran exposición que hicieron en la Galería Vijande en octubre de 1981 se llamó “El Chochonismo Ilustrado”.

Así fue como la evolución personal de ese grupo que conocimos por “La movida” acabó teniendo una influencia trascendental en la moda en todo el país y ese “cambio de mentalidad” fue el que trajo mayores cotas de libertad a todos los niveles. El estilo de cada uno de los Costus era bien distinto. Al conocerse cada uno pintaba sus cuadros de forma individual: Juan comenzó pintando cuadros naïf, que ya denotaban su afición a los colores puros e intensos. Enrique tenía un estilo hiperrealista con raíces en el arte Pop y su fuerte era el dibujo, donde siempre destacó.

Después vinieron otras series que marcaron el devenir de Costus: "La Marina te llama", "El Valle de los Caídos", la "Serie Andaluza". A principios del año 1988 Juan había alquilado una casa en Sitges. Pensaban mudarse allí para estar cerca de Barcelona, donde serían las Olimpiadas de 1992. En ese momento Juan viajó a Sitges, alquiló la casa y luego se embarcó con Tino Casal en un largo viaje de promoción de su último disco. Mientras tanto Enrique pasó un invierno muy malo, resfriándose continuamente, pues tenía las defensas muy bajas. En esas fechas Enrique estaba terminando el retrato que les había encargado la familia Bosé. Además pintó varios carteles por encargo de la Fundación Municipal de Cultura de Cádiz, entre ellos el de la “21 Muestra Cinematográfica del Atlántico”. Enrique fue empeorando y en algún momento llegó a confesar que temía padecer de un cáncer. En Mayo Juan regresa y Enrique se somete a pruebas y análisis muy completos en el Hospital de Mora, en Cádiz, enterándonos entonces de que padece el sida. Cuando Enrique se recuperó salió del Hospital y decidieron trasladarse a su casa de Sitges.

Después de varios litigios con el propietario de la casa, Costus continuaron pintando la "Serie Andaluza" en Sitges. Juan realizó además telas pintadas por encargo de Manuel Piña, que se había hecho íntimo de Costus. Pero Enrique empeora, y después de pasar por numerosos altibajos falleció en el Hospital de Badalona el día 3 de Mayo de 1989. Justo un mes después del fallecimiento de Enrique, la noche del 3 al 4 de Junio, Juan se suicidó. Habían pasado juntos 14 años, pintando sin descanso, rompiendo esquemas y viviendo intensamente una de las etapas de mayor creatividad del mundo artístico español: Los primeros años de la democracia, que trajeron aires nuevos y frescos a nuestro panorama cultural.

[Redacción Nuevaola80. Pedro J. Pérez. Texto extractado de Ricardo Carrero]

No hay comentarios:

Publicar un comentario