4 jul 2022

Pistones: La tercera opción

No sé quién fue, ni en qué momento de mi vida sucedió lo de ir a contracorriente, pero así he sido casi siempre. Antes las preguntas de qué equipo de fútbol eres Barça o Madrid, que grupo te gusta más Beatles o Stones, cual es tú escudería favorita McLaren o Ferrari, cual es tú banda de música española favorita (aquí se abriría un amplio abanico entre los que la mayoría dirían Secretos, Nacha Pop, Radio Futura…..) siempre me he ido a la tercera opción, Atleti, Kinks, Williams y Pistones.

Nunca he sabido de qué sirve animar o querer al que quiere todo el mundo, para mí de muy poco.

Pero me estoy perdiendo. Como alguna vez he comentado los conocí en cintas grabadas por mi hermano en el año 88.

Ellos habían vuelto, sacado un disco, un maxi y se fueron, para regresar en el año 1992, esperaba volver a verlos pero lo hicieron como siempre lo hacían ellos, antes de tiempo y su gira no pasó por ningún lugar cercano.

Hace 5 años recibimos la noticia que el señor Ricardo Chirinos desempolvaba la funda de la guitarra y los Pistones volvían al ruedo. Una breve conversación con mi hermano, en la que me dijo y si dan 6 conciertos y vuelven a desaparecer, son Pistones… hizo que cogiera y me metiera no 2000 km, pero si 1260 km en un noche inolvidable en el nuevo Rock-Ola. Allí me planté con mujer embarazada y todo. Tuve la suerte de compartir saltos y gritos en ese concierto con un ex miembro de la banda como Frank López y Pía Minchot, creo recordar. Concierto con Basilio Martí, Ambite y por supuesto su nueva mano derecha en la banda Jose de Lucas. Ni que decir que salí sin voz.

En el 2019 (creo) tuve la suerte de verlos en la Capitol de Santiago, ya había cambiado la formación pero ahí seguían ellos dándolo todo.

Pistones, dirán los que lean el artículo, los del Pistolero. Nunca un éxito definió tan mal el sonido de un grupo. Pistones es la banda de Lo que quieras oír, Nadie, Los Ramones, Las 7 menos cuarto, Del color del hollín, Metadona, Persecución, Entra por la puerta, La banda rival (aunque no le guste tocarla al señor Chirinos) y decenas de canciones más.

Cuando se recuerda a otras bandas de la época, nunca se les pone y deberían. No conozco una sola banda en que todas las canciones de un disco puedan haber sido single, sólo Pistones y aquel maravilloso Persecución.

Mi hijo al nacer fue metido en el coche y la primera canción que escucho en su vida fue “El último soldado” no porque estuviera programado, pero ellos siempre han estado de alguna u otra manera presentes en mi vida.

Si va un amigo a una tienda de discos y se quiere llevar algo, siempre es algún disco suyo lo que les recomiendo y ninguno hasta ahora ha protestado.

Canciones atemporales que suenan 40 años después con la fuerza del primer día.

Por supuesto que figura entre esos grupos malditos como La Granja, Los Elegantes, Burning, Mamá y cientos más (hasta hace poco se incluía a Nacha Pop en ese listado) y espero que para siempre.

El viernes 1 de julio, me volví a encontrar con ellos en la Sociedad Hípica de La Coruña (gracias por traernos todos estos grupos de los 80) después de un gran teloneo de Carlos Bau, artista local.

Allí estaba Ricardo con su inseparable De Lucas y había cambiado el bajo, ya que no figuraba Ambite, pero estaba otro antiguo componente como José Marín.

De los tres, es sin duda el concierto que más me gusto. Habían perdido los teclados de Basilio Martí, pero sonaron más Pistones que nunca, guitarreos rápidos y un batería con una pegada espectacular.

Siempre cortos y rápidos, saben cómo yo que la gente va a los conciertos a oír canciones, no a que les suelten parrafadas.

Una hora de concierto da para lo que da, con homenaje incluido al gran Antonio Vega y siempre hay canciones que no entran.

Otra cosa a destacar en este concierto y que no vi en los anteriores es ese “buen rollo” y feeling que destilan los actuales componentes.

Por supuesto para cerrar, le dieron gusto al personal y tocaron el condenado Pistolero, pero con la versión de “Nada más” de mis queridos Mamá y todo lo que habían tocado anteriormente ya me daba por satisfecho.

Ricardo y Jose, de verdad, muchas gracias por seguir manteniendo la carrera de este grupo a flote, estoy deseando oír nuevo material.

Gracias a Ricky y Orlando por hacerme pasar una gran noche.

Pistones, volved pronto... os necesito junto a mí.


[Redacción Nuevaola80. Antonio Rey]

No hay comentarios:

Publicar un comentario