16 jul 2021

Se reedita "Desafío" de Barón Rojo

Para ir poniéndonos en situación voy a hacer una confesión, no me suelo acordar de los conciertos a los que voy, sí a corto plazo, sí de algún detalle concreto para siempre, pero no del "todo". Un par de semanas después de asistir no soy capaz de concretar si la banda tocó tal o cual canción, quizá alguna en concreto sí, pero un listado completo no. No se me olvida si disfruté o si no, si hubo buen sonido o no, pero "lo gordo" se me va de la cabeza "rapidito".

Sirva esta introducción para "recordar" (lo que puedo) mi primer concierto de Barón Rojo un ya lejano domingo 4 de julio de 1993 (no, no es memoria, es que tengo la entrada). El ayuntamiento de La Coruña había organizado un concurso para elegir a los grupos locales que participarían aquel año en el Noroeste Pop Rock, cuatro bandas (Strauss, Relájate, Peldaño y Maquiavelo) peleaban por llegar al escenario de la playa de Riazor, Barón Rojo ejercieron de cabeza de cartel en esa jornada (en otra fueron Desperados) y todo ello por 400 pesetas.

Llegaban los hermanos de Castro acompañados de nuevo músicos tras la ruptura de la formación original y presentaban el primer trabajo de esa nueva etapa que apenas acababa de arrancar. Así que con toda la curiosidad del mundo por ver, al fin, a una de las grandes bandas del rock nacional me instalé por las primeras filas. Una vez finalizada la parte que correspondía al concurso y tras los pertinentes cambios en el escenario un tipo, que a mí me pareció enorme, se sentó en la batería, mientras que al borde del escenario hizo su aparición el bajista. Ramakhan y Niko del Hierro, la nueva sección rítmica, estaba dispuesta para empezar su trabajo... y vaya si lo hicieron, el concierto arrancó con el frenético ritmo de batería de "Te espero en el infierno" (canción que abre "Desafío") el riff empezó a sonar sin que pudiésemos ver a Carlos y Armando por allí... ellos subían sacando todo de sus guitarras por una rampa situada a un lado del escenario. Una entrada espectacular que consiguió fijar la atención de todos los que estábamos por en el Coliseo coruñés... hasta ahí mis recuerdos de ese día... ese fue el detalle que se me quedó en la memoria, supongo que lo que más llamó mi atención.

Como decía al empezar estas líneas puedo confirmar que que disfruté del concierto, que el sonido fue bueno y que todos salimos satisfechos de lo visto y oído. Tanto me gustó que esa misma semana me pasé por una tienda de discos para hacerme con una copia de "Desafío", el primer y único disco de Barón Rojo que compré en mi vida, los demás fueron todos regalos, en su mayoría de un amigo que se fue a vivir al extranjero y dejó a mi cargo parte de su colección.

Unos años más tarde coincidiendo con otra visita del Barón por estas tierras le pedí a mi amigo Fran Rodríguez, guitarrista entonces de KM-0, uno de los grupos teloneros, que me consiguiese las firmas en mi ejemplar de "Desafío", cuando salió a entregármelo ya "autografíado" me comentó entre risas: "Oye, dicen que de estos firman pocos", lo cual me pareció en aquel momento, y me sigue pareciendo, una auténtica pena.

Ahora casi 30 años después de su edición original "Desafío" vuelve a la actualidad en una cuidada reedición remasterizada en vinilo rojo que espero haga justicia a un álbum a reivindicar en la trayectoria de la banda, un disco que en su momento pasó injustamente desapercibido. Los primeros años 90 no fueron el mejor momento para el rock español en general y menos aún para el rock duro en particular, el cambio de formación había hecho el resto, gran parte del público se había desconectado ya del todo de su seguimiento al grupo.

¡Larga vida al Barón!


[Redacción Nuevaola80. Ricky Rodríguez]

No hay comentarios:

Publicar un comentario